Patatas gratinadas

Irene Peláez Díaz-Laviada · 18 diciembre, 2018
Si queremos aprovechar toda su fibra consumiremos las patatas con piel, por lo que es fundamental que las lavemos bien antes de empezar a cocinar.

Las patatas son un complemento ideal para casi cualquier comida. Sin embargo, en algunos casos también pueden constituir un plato único. Hoy descubriremos cómo elaborar las patatas gratinadas. ¿Nunca habías oído hablar de ellas? Pues hoy sabrás cómo elaborar este delicioso plato.

Las patatas tienen un valor nutricional que las hacen indispensables para cualquier tipo de dieta, tal y como señala este estudio. Sin embargo, las patatas gratinadas dan un toque diferente, ya que seguramente tan solo conocemos sus variantes cocidas, fritas o acompañadas de alguna salsa.

Veamos hasta cuatro opciones para elaborar patatas gratinadas. Te recomendamos que las pruebes todas. ¿Qué receta se convertirá en tu favorita?

1. Patatas gratinadas con queso

Patatas gratinadas con queso

Ingredientes

  • 750 g de patatas mantecosas.
  • 200 ml de nata (puede ser para cocinar, pero la de postres es más gruesa y queda mejor).
  • 175 g de queso gruyere rallado.
  • 1 diente de ajo.
  • Mantequilla.
  • Nuez moscada.
  • Pimienta.
  • Sal.

Procedimiento

  • Pelar, lavar y cortar las patatas en rodajas finas (como si se fuese a hacer tortilla de patatas).
  • Para que las patatas se ablanden, una vez cortadas, colocarlas en una cazuela con agua que las cubra y dejarlas durante 5 minutos. Escurrir las patatas y reservar.
  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Pelar y cortar por la mitad un diente de ajo. Frotar con el ajo las paredes y la base de un recipiente para horno.
  • Untar las paredes de dicho recipiente con mantequilla.
  • Poner las patatas en un bol grande junto con la nata, la nuez moscada, una pizca de sal y pimienta.
  • Mezclar bien para que las patatas cojan bien el sabor y verter el contenido en el recipiente para horno.
  • Espolvorear el queso gruyere rallado por encima y añadir unos trocitos de mantequilla.
  • Hornear durante 60 minutos a 180ºC. Antes de servir las patatas gratinadas, dejar reposar unos 2 minutos.

Lee: Beneficios de las patatas para la salud

2. Patatas gratinadas con queso Emmental

Patatas con queso

Ingredientes

  • 1 diente de ajo.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • 100 g de queso Emmental rallado.
  • 100 ml de nata espesa.
  • Nuez moscada rallada.
  • 500 g de patatas.
  • 500 ml de leche.

Procedimiento

  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Pelar, lavar y cortar las patatas en rodajas finas.
  • Ponerlas en una cacerola con la leche y sazonar con nuez moscada, pimienta y sal.
  • Poner a hervir las patatas a fuego medio hasta que estén tiernas, pero con consistencia. Colar las patatas y reservar la leche.
  • Engrasar un recipiente de horno y poner sobre él capas de patatas.
  • Calentar la leche sobrante de cocinar las patatas con la nata y el ajo picado. Dejar que hierva unos minutos, salpimentar al gusto y verter sobre las patatas.
  • Repartir el queso por encima.
  • Hornear unos 40 minutos o hasta que las patatas estén tiernas por dentro y doradas por fuera.

3. Patatas gratinadas a las finas hierbas

Patatas gratinadas a las finas hierbas

Ingredientes (para 4 personas)

  • 4 patatas.
  • 1 paquete de nata.
  • Queso rallado.
  • Finas hierbas.
  • Sal.

Procedimiento

  • Precalentar el horno a 170ºC.
  • Lavar bien las patatas con la piel.
  • Cortarlas por la mitad y luego en rodajas sin separarlas.
  • Colocarlas en una bandeja de horno.
  • Sazonarlas, espolvorear las finas hierbas y cubrirlas con la nata.
  • Echar el queso rallado por encima.
  • Hornear a 170ºC durante 25 minutos aproximadamente.

Descubre: Cómo hacer patatas fritas más saludables y ligeras

4. Patatas gratinadas rellenas de bacon

Patatas gratinadas con bacon

Ingredientes

  • 4 patatas grandes.
  • 1 cebolla.
  • 150 g de bacon ahumado.
  • Aceite de oliva.
  • Perejil.
  • Queso para fundir.
  • Orégano.
  • Sal y pimienta al gusto.

Procedimiento

  • Lavar muy bien las patatas sin quitarles la piel.
  • Envolverlas en papel transparente y pincharlas con un tenedor.
  • Meterlas en el microondas hasta que las patatas estén totalmente cocinadas (tienen que estar blanditas). Quitar el papel y reservar.
  • Picar la cebolla, sazonar con sal y pimienta y pocharla en el aceite de oliva.
  • Picar el bacon en taquitos y añadirlo a la cebolla.
  • Con una cuchara pequeña, vaciar las patatas y mezclar lo que se saque con el bacon y la cebolla.
  • Rellenar las patatas con la mezcla.
  • Cubrir con queso y espolvorear con orégano.
  • Gratinar en el horno hasta que el queso esté dorado.

Todas estas recetas de patatas gratinadas son muy sencillas de hacer. Si nunca las has probado, te animamos a que lo hagas. Será una nueva forma de consumir patatas que le darán un nuevo sabor a tus comidas.

Recuerda que estas recetas pueden constituir un plato en sí mismas, aunque también pueden funcionar como complemento para una comida. En estos casos, su cantidad debe ser más reducida.