Patatas gratinadas

Irene Peláez Díaz-Laviada 14 marzo, 2015
Si queremos aprovechar toda su fibra consumiremos las patatas con piel, por lo que es fundamental que las lavemos a conciencia antes de empezar a cocinar

Se acerca la cuaresma, lo que significa que parte de la población dejará de comer carne los viernes. Pero aparte de la tortilla de patatas, el huevo en todas sus formas y la pizza de queso, ¿qué se puede hacer para alimentarse en estos días? Una idea son las patatas gratinadas, que además de ser ideales como plato único, pueden consumirse como guarnición de pescado o carne. Como siempre, te presentamos varias recetas:

Opción 1: Patatas gratinadas con queso

Ingredientes:

  • 750 g de patatas mantecosas
  • 200 ml de nata (puede ser para cocinar, pero la de postres es más gruesa y queda mejor).
  • 175 g de queso gruyere rallado
  • 1 diente de ajo
  • Mantequilla
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal

Procedimiento

Que-propiedades-tiene-el-jugo-de-patata-cruda

  • Pelar, lavar y cortar las patatas en rodajas finas (como si se fuese a hacer tortilla de patatas).
  • Para que las patatas se ablanden, una vez cortadas, colocarlas en una cazuela con agua que las cubra y dejarlas durante 5 minutos. Escurrir las patatas y reservar.
  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Pelar y cortar por la mitad un diente de ajo. Frotar con el ajo las paredes y la base de un recipiente para horno.
  • Untar las paredes de dicho recipiente con mantequilla.
  • Poner las patatas en un bol grande junto con la nata, la nuez moscada, una pizca de sal y pimienta.
  • Mezclar bien para que las patatas cojan bien el sabor y verter el contenido en el recipiente para horno.
  • Espolvorear el queso gruyere rallado por encima y añadir unos trocitos de mantequilla.
  • Hornear durante 60 minutos a 180ºC. Antes de servir las patatas gratinadas, dejar reposar unos 2 minutos.

Opción 2: Patatas gratinadas con queso Emmental

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • 100 g de queso Emmental rallado
  • 100 ml de nata espesa
  • Nuez moscada rallada
  • 500 g de patatas
  • 500 ml de leche

Procedimiento:

  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Pelar, lavar y cortar las patatas en rodajas finas.
  • Ponerlas en una cacerola con la leche y sazonar con nuez moscada, pimienta y sal.
  • Poner a hervir las patatas a fuego medio hasta que estén tiernas, pero con consistencia. Colar las patatas y reservar la leche.
  • Engrasar un recipiente de horno y poner sobre él capas de patatas.
  • Calentar la leche sobrante de cocinar las patatas con la nata y el ajo picado. Dejar que hierva unos minutos, salpimentar al gusto y verter sobre las patatas.
  • Repartir el queso por encima.
  • Hornear unos 40 minutos o hasta que las patatas estén tiernas por dentro y doradas por fuera.

Opción 3: Patatas gratinadas a las finas hierbas

Sal hierbas Food in Jars

Ingredientes (para 4 personas):

Procedimiento:

  • Precalentar el horno a 170ºC.
  • Lavar bien las patatas con la piel.
  • Cortarlas por la mitad y luego en rodajas sin separarlas.
  • Colocarlas en una bandeja de horno.
  • Sazonarlas, espolvorear las finas hierbas y regarlas con la nata.
  • Echar el queso rallado por encima.
  • Hornear a 170ºC durante 25 minutos aproximadamente.

Opción 4: Patatas gratinadas rellenas de bacon

Esta receta no vale para el viernes de cuaresma, pero está muy rica…

Ingredientes:

  • 4 patatas grandes
  • 1 cebolla
  • 150 g de bacón ahumado
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Queso para fundir
  • Orégano
  • Sal y pimienta al gusto

Procedimiento:

  • Lavar muy bien las patatas sin quitarles la piel.
  • Envolverlas en papel transparente y pincharlas con un tenedor.
  • Meterlas en el microondas hasta que las patatas estén totalmente cocinadas (tienen que estar blanditas). Quitar el papel y reservar.
  • Picar la cebolla, sazonar con sal y pimienta y pocharla en el aceite de oliva.
  • Picar el bacón en taquitos y añadirlo a la cebolla.
  • Con una cuchara pequeña, vaciar las patatas y mezclar lo que se saque con el bacón y la cebolla.
  • Rellenar las patatas con la mezcla
  • Cubrir con queso y espolvorear con orégano
  • Gratinar en el horno hasta que el queso esté dorado.
Te puede gustar