Pautas en tu dieta para tratar la gastritis

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 8 enero, 2014
La ingesta de líquidos, además de mantenernos hidratados facilita la digestión y favorece la producción de saliva, que es fundamental para una buena deglución de los alimentos

Somos muchos los que hemos sufrido la molesta y dolorosa gastritis. Es una inflamación de la mucosa gástrica que nos causa ardor de estómago y náuseas, un malestar que se alarga durante varios días impidiéndonos poder llevar una vida normal.

En este artículo compartimos algunas pautas muy efectivas para mejorar la dieta y aliviar este trastorno gástrico. ¡Sigue leyendo!

Causas de la gastritis

Para empezar, la causa de la gastritis tiene su origen a menudo en una bacteria, como puede ser la Helicobacter pylori. No obstante, también puede deberse a malos hábitos en nuestra alimentación mantenidos durante alguna temporada.

Por otro lado, determinados medicamentos como pueden ser los antiinflamatorios son causantes también a menudo son causa de incómodos efectos secundarios. Y casi siempre suelen atacar a nuestro estómago.

Cabe decir, además, que el estrés también es uno de los orígenes en muchas ocasiones de las gastritis. Son efectos sin duda de nuestro estilo de vida que casi siempre suelen dañar a nuestra frágil inmunidad en estos estados de ansiedad y nerviosismo.

Síntomas de la gastritis

Gastritis

En primer lugar, hemos de decir que los síntomas varían mucho de persona a persona. No obstante, existen unas características básicas y esenciales que casi todos hemos sentido alguna vez:

  • Vómitos.
  • Indigestión y pérdida del apetito.
  • Heces oscuras.
  • Gases e hipo.
  • Ardor y presión de estómago.

Asimismo cabe indicar que la gastritis puede cursar de dos formas:

  • Aguda: cuando se produce un exceso de ácidos gástricos.
  • Crónica: en esos casos en que existe una deficiencia de jugos gástricos.

Pautas para tratar la gastritis

  • En primer lugar, lo importante es no tomar medicamentos por nuestra cuenta sin prescripción médica. Recordemos que algunos medicamentos afectan a nuestro estómago y no son recomendables. Será siempre nuestro doctor quien tome las decisiones por nosotros.
  • Evita los alimentos que sean irritantes: tales como picantes o condimentos, las frutas cítricas o ácidas como las naranjas, las piñas, las fresas también pueden hacernos daño… Evita también bebidas que contengan cafeína, el alcohol, las comidas muy grasas y el chocolate.
  • Come pequeñas cantidades unas 5 o 6 veces al día. Es normal que te sientas lleno, dolorido, que en ocasiones sientas náuseas, etc. Pero ten en cuenta que no puedes dejar de aportar nutrientes a tu cuerpo y, aún menos, deshidratarte. Además, es importante también que comas siempre a las mismas horas, aunque sean pocas cantidades.
  • Recuerda ingerir líquidos. Es imprescindible que no te deshidrates. Asimismo, es básico que que bebas agua 30 minutos antes de ingerir comida sólida y también 30 minutos después. Ello te ayudará a facilitar la digestión.
  • Asimismo, recuerda masticar bien los alimentos. La saliva es básica para que lleguen y se digieran en buenas condiciones.
  • Toma los alimentos tibios, ni muy fríos ni muy calientes. Además, tu estómago se podría resentir. Intenta siempre que estén en una temperatura media.
  • Por último, evita alimentos con grasas. La grasa hace que las digestiones sean más lentas y se produzcan ácidos gástricos que provocan dolor.

Ejemplos de dieta para la gastritis

La papaya dispone de increíbles propiedades para tratar la gastritis
La papaya dispone de increíbles propiedades para tratar la gastritis

Desayuno

Opción 1: Infusión de manzanilla, salvia o romero. 2 tostadas normales (la fibra no es recomendable cuando sufrimos gastritis, pero sí para prevenirla). Medio vaso de jugo de papaya.

Opción 2: 1 vaso de leche de almendras. Una pera a trocitos.

Entre horas podemos tomar, por ejemplo, una bebida de arroz o de avellanas. Son fáciles de digerir y ayudan a mejorar la gastritis.

Comida

Opción 1: Una pechuga cocida, sin condimentos. Una crema de zanahoria, y de postre una manzana al horno.

Opción 2 : Un calabacín y arroz blanco. De postre un yogur natural descremado con membrillo.

Cena

Opción 1: Sopa de calabaza y un pescado blanco. De postre, compota de pera.

Opción 2: Arroz al vapor con espinacas, zanahoria y brócoli hervidos. De postre, una papaya (recordemos que la papaya es ideal para tratar la gastritis).

  • Sipponen, P., & Maaroos, H. I. (2015). Chronic gastritis. Scandinavian Journal of Gastroenterology. https://doi.org/10.3109/00365521.2015.1019918
  • Hołubiuk, Ł., & Imiela, J. (2016). Diet and Helicobacter pylori infection. Przeglad Gastroenterologiczny. https://doi.org/10.5114/pg.2016.61487
  • Sari Mahaji Putri, R., Agustin, H., Keperawatan, J., & Studi Ilmu Keperawatan Fakultas Ilmu kesehatan Universitas Tribhuwana Tunggadewi Malang Jl Telaga Warna, P. (2010). Correlation Between Diet With Gastritic Incidence On Patient In Medical Center Of Muhammadiyah Malang. 156 Juli. https://doi.org/10.1016/j.apenergy.2014.04.092