Pechuga de pollo rebozada estilo japonés

Si no quieres que el pollo pierda su textura crujiente también puedes servir la guarnición por separado. Asimismo, puedes variar las verduras o sustituirlas por patatas si prefieres un sabor más neutro

Este es un plato especial para todos aquellos amantes de la comida oriental. Es por eso que hoy te traemos esta deliciosa pechuga de pollo rebozada estilo japonés. Los sabores orientales se caracterizan por ser fuertes, con dosis de picante, especias y mucha fragancia.

Receta de pechuga de pollo rebozada estilo japonés

Ingredientes

  • 500 g de pechuga de pollo
  • Jengibre rallado
  • 2 pimientos rojos
  • 1 calabacín
  • 2 pimientos verdes
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de alga Nori
  • 25 ml de sake
  • Harina
  • Salsa soja
pollo teriyaki

Preparación

  • En una olla, pon a hervir una taza de agua.
  • Mientras el agua se calienta, ve picando las verduras a tu gusto, aunque es mejor que lo hagas en porciones pequeñas.
  • Cuando el agua empiece a hervir, agrega media taza de salsa soja, una cucharada pequeña de sal y una de azúcar.
  • Adiciona el alga Nori y ve revolviendo lentamente.
  • Deja en la olla hasta que el agua se haya evaporado durante 10 minutos.
  • Pon a calentar un chorro de aceite en una sartén y pon a freír la cebolla y la zanahoria durante unos 5 minutos, o hasta que doren.
  • Sirve la salsa en la que disolviste el alga en un recipiente hondo y agrega todas las verduras, deja reposar durante 15 minutos.
  • Mientras reposan las verduras procede, a preparar tus pechugas deshuesadas y fileteadas poniéndolas en un cuenco.
  • Añade salsa de soja, el jengibre rallado y un chorro abundante de sake (la idea es que la bebida que uses tenga un sabor fuerte y mucho aroma).
  • Mezcla todo con las manos hasta que se encuentre bien incorporado.
  • Pon a calentar en una olla abundante aceite para freir tu pollo.
  • Toma uno de los filetes de pollo y sécalo un como con una servilleta para que no chorree.
  • Pasa por un reciente donde está la harina tu filete de pollo hasta que quede cubierto por todas partes.
  • Una vez el aceite esté bien caliente, introduce tu pechuga y retírala cuando esté dorada y crujiente.
  • Deja reposar el pollo en una servilleta para que elimine el exceso de aceite.
  • Cuando tengas todas tus piezas fritas, ponlas en un recipiente hondo.
  • Recupera las verduras de la salsa donde estaban reposando y revuélvelas con el pollo.
  • Trata de que se mezclen bien los sabores, pues una vez hayas logrado esto, tu plato estará listo para servirse.
  • Debido a que esta receta ya incorpora verduras, te sugerimos servirlo sin ninguna guarnición, pero si lo prefieres puedes usar papas cocidas con mantequilla para tener algo que neutralice el sabor intenso.
  • Sírvelo con un poco de sake o de cerveza, de esta manera se intensificará aún más el sabor y será toda una fiesta para tus papilas gustativas.
cerdo teriyaki

Consejos adicionales

  • En caso de que te cueste conseguir el sake, puedes remplazarlo por vino blanco o por una cerveza de doble o triple fermentación.
  • Puedes remplazar el jengibre rallado por el zumo de un limón.
  • Una sugerencia para cortar las verduras, sería las zanahorias y los pimientos en julianas, mientras que la cebolla y el calabacín es mejor que los piques finamente. Recuerda que todas las verduras deben conservarse por separado.
  • Al dejar en la olla el alga ésta irá deshaciéndose en trocitos soltando todo el sabor, así que no te preocupes cuando esto pase.
  • Si no te gusta el sabor del pimiento crudo, puedes ponerlo a cocinar junto con las otras verduras, aunque esto le restará textura.
  • Normalmente con el aceite bien caliente el proceso de freír las pechugas no te debe tomar más de 15 minutos.
  • Puede que visualmente este plato no se vea muy apetitoso, pero el sabor intenso y delicioso es muy difícil de describir.
  • Usualmente suele decorarse espolvoreándole semillas de sésamo.