Pechugas de pollo a la miel y mostaza

Indira Ramírez Terán 13 septiembre, 2015
Si deseas una salsa miel mostaza más elaborada y con textura puedes optar por la mostaza de Dijon, aunque debes tener en cuenta que el sabor también es más fuerte

Se tiende a preparar el pollo de la misma manera y luego quejarnos de lo monótono del menú. Pero eso ya se acabó. En Mejor con Salud te hemos dado una gran variedad de ideas para preparar aves a la que hoy le sumarás la receta de pechugas de pollo a la miel y mostaza.

La combinación del aderezo agridulce le dan toque oriental a las pechugas, sabor que va muy bien acompañado con arroz especiado y una ensalada fresca de rúcula y gajos de naranja. Este es un plato exquisito.

Antes de cocinar debemos tener en cuenta que el pollo es una carne delicada de trabajar, por lo que es recomendable limpiarlo muy bien con limón, retirarle la piel y luego secarlo un poco con papel absorbente antes de llevarlo al fuego.

Hecho esto, procede a realizar las pechugas de pollo a la miel y mostaza al horno.

Ingredientes

  • Cuatro pechugas de pollo limpias
  • Tres cucharadas de aceite
  • Una cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • Una cucharadita de pimienta molida
  • Sal
  • Cuatro cucharadas de miel
  • Tres cucharadas de mostaza
  • ½ taza de consomé de pollo
  • ¼ taza de vino blanco
  • Una cucharada de salsa inglesa

Utensilios

  • Una bandeja para hornear
  • Papel aluminio
  • Un recipiente
  • Un pincel de cocina
pollo asado

Preparación

  • Asegúrate de que el pollo esté fresco y limpio. Trocéalo en cubos pequeño si lo quieres así, pero también puedes dejar las pechugas completas.
  • En un recipiente coloca el pollo.
  • Pela la cebolla. Rállala sobre el pollo. Añade también los ajos majados, el aceite, la cucharada de salsa inglesa, la pimienta molida y la sal. Mezcla muy bien todos estos ingredientes de manera que el pollo se impregne con el sabor de este adobo. Deja marinar una hora mínimo.
  • Mientras pon el horno a precalentar a 180 ºC.
  • Pasado el tiempo, retira un poco la maceración y colócalas en una bandeja para hornear.
  • Cubre las pechugas con la mezcla de la miel de abeja y la mostaza.
  • Por último, añade la marinada sobrante al pollo, cubre con papel de aluminio y lleva al horno por 30 minutos.
  • Retira del fuego y coloca en un plato las presas de pollo.
  • Toma la bandeja donde se horneó el pollo y agrega el caldo, lleva al fuego en una hornilla de la cocina, y raspa la bandeja y las partículas que en ella quedaron. Deja que espese y si se requiere, añade el vino blanco y sigue cocinando hasta que evapore.
  • Pasa la mezcla resultante por un colador, lleva este líquido a hervir. Sirve las pechugas de pollo a la miel y mostaza acompañadas con esta salsa agridulce.

Datos de interés

Ingredientes de pollo borracho

  • Dificultad: Media/alta
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 40 minutos
  • Las pechugas de pollo son la parte más sana de esta ave. Contienen menos grasa y es una carne tierna, recomendada para realizar pollo en salsa o enrollados.
  • Esta receta podrías enriquecerla añadiéndole papas, zanahorias, aceitunas o champiñones.
  • Acompaña este pollo con un arroz, papas adobadas o una ensalada fresca. Una recomendación es que el acompañante sea sencillo para que no opaque el sabor del pollo.
  • De bebida, un buen vino blanco o cerveza fría van muy bien con esta comida.
  • Prueba realizar la carne de pollo de unas hamburguesas o sándwiches de esta manera.
  • Fíjate en esta receta de cerdo a la miel y mostaza. Otra forma no tradicional de cocinar carnes.
  • Puedes adobar la salsa de miel y mostaza con salsa inglesa para obtener un sabor oriental que irá muy bien con una guarnición de vegetales estilo cajún.
  • Por tu salud y porque queda mejor al horno, evita realizar este platillo frito o de alguna otra forma. Perderá el encanto.
  • Este pollo junto a unos tallarines o fideos de arroz estilo oriental es un plato extraordinario para cenas especiales.
Te puede gustar