¿Cuál es el pegamento que mantiene unidas las relaciones?

Una de las claves que nos indican cómo van a ser nuestras relaciones puede ser el tipo de relación que hayan mantenido nuestros padres, ya que muchas veces la tomamos como ejemplo

En una sociedad donde cada vez se producen más divorcios y las relaciones parecen tener una duración escasa, nos preguntamos ¿cuál es el pegamento que mantiene unidas las relaciones?

Algunas relaciones parece que tienen unas bases tan sólidas que nada podrá arrasar con ellas. Hoy descubriremos qué hay detrás de este tipo de relaciones y de qué está formado el pegamento que las une.

Descubre: Pruebas de amor para validar la solidez de una relación de pareja.

El pegamento que mantiene unidas las relaciones

Hoy trataremos 3 tipos de pegamento que mantiene unidas a las personas y que suelen darse en la mayoría de las relaciones de pareja.

1. Creencias sobre lo bueno y lo malo

El pegamento que mantiene unidas las relaciones suele basarse en las creencias sobre lo que es bueno y lo que es malo. En toda sociedad hay un determinado patrón de pareja, como un estándar.

  • Cuando entramos en una relación existen como una serie de acuerdos de los que no se hablan.
  • Algunos de ellos son la fidelidad, no fijarse en otras personas ni tontear con ellas…
  • Excepto en las relaciones abiertas, en las monógamas esto se supone.
Pareja coqueteando en la naturaleza.

Las creencias sobre lo bueno y lo malo, así como el miedo a contrariarlas, tienen un peso importante en los miembros de una relación y pueden ser un motivo por el que se mantienen unidos.

2. La inversión de tiempo en una relación

Otro tipo de pegamento que mantiene unidas las relaciones es la inversión de tiempo que se hace en la relación y que, pasados unos años, sería una pena echar a perder.

Esto ocurre mucho en las relaciones en las que sus miembros tienen una relación de más de cinco o siete años. Consideran que han invertido un tiempo muy valioso en la otra persona y que, por eso, la ruptura o una infidelidad no formen parte de sus planes.

3. El modelo relacional de los padres

El tercero de los tipos de pegamento que mantiene unidas las relaciones tiene que ver con esa primera relación que hemos tenido como modelo: la de nuestros padres.

Si la relación de nuestros padres era sólida o si se basaba en alguno de los elementos anteriores, es muy posible que nuestras relaciones se parezcan a ese modelo que hemos tenido de referencia.

Descubre: Los 4 pilares fundamentales de una pareja

Pareja de personas mayores felices.

Asimismo, también influirán todas aquellas creencias que estén dentro de las relaciones de pareja de las generaciones de la familia. Por ejemplo, “una pareja es para siempre”, “a la pareja hay que cuidarla”, “cuanto más tiempo, eso significa que hay más amor”...

El momento en el que el pegamento deja de cumplir su función

Hemos hablado del pegamento que mantiene unidas las relaciones, pero ¿qué ocurre en aquellas en las que ese pegamento deja de cumplir su función? ¿Qué errores se están cometiendo?

Algunos de ellos pueden ser los siguientes:

  • Deseamos a otras personas, no estamos hechos para mantener una relación monógama, pero en vez de aceptarlo, hablarlo o dejar a nuestra pareja, preferimos serle infiel.
  • La falta de comunicación en la pareja, no comunicar nuestros deseos y anhelos, no hablar sobre la relación en sí. Si se hace, es de manera superficial.
  • Las creencias que afectan a nuestra relación de pareja, por ejemplo “a los hombres no hay que quererlos mucho” o “todos los hombres son iguales” y que pueden evitar la construcción de una relación sana y libre de creencias negativas.

Siempre insistimos en lo importante que es la comunicación en la pareja. Porque el hecho de suponer cómo tiene que ser la pareja puede llevar a equívocos o a que uno de los miembros, en lugar de sincerarse, opte por cometer una infidelidad.

Sinceridad en la relación de pareja.

Lamentablemente, en nuestra sociedad la infidelidad parece estar bastante “normalizada”. De hecho, es uno de los motivos, no el único, por el que las parejas se separan.

Quizás las creencias sobre lo bueno y lo malo resulten algo excitante para algunas personas que deseen moverse entre ambos bandos. Tal vez, haya habido un patrón de pareja insano por parte de los padres y este se repita porque es lo que se conoce.

¿Qué creencias han rondado tus relaciones de pareja? ¿Has seguido el modelo relacional de tus padres o te has ido al extremo contrario?

Te puede gustar