5 peinados fáciles de hacer si debes salir rápido al trabajo

No siempre es posible dedicarle horas y horas a hacerse un peinado perfecto. Por ello, te mostramos algunos peinados fáciles de hacer para ir al trabajo y estar lista en unos minutos.

Es muy común levantarse por las mañanas y preguntarse “¿Qué me pongo hoy?”. Y no solo eso, “¿Cómo me peino para que combine?”. Y es que un buen peinado es imprescindible para dar una buena apariencia.Pero no siempre es posible dedicarle tantas horas a hacerse un peinado perfecto. Por ello, en este artículo te mostramos algunos peinados fáciles de hacer si debes salir rápido al trabajo.

Además, con esta guía podrás siempre elegir cuál de ellos te convence más para cada día de la semana. Lo mejor es que puedes hacerlo sin complicarte demasiado ni perder mucho tiempo. ¡Descúbrelos! ¡Sorprenderás a todos!

5 peinados fáciles de hacer para ir al trabajo

1. Trenzas

Las trenzas nunca fallan, y es que son fáciles y estilosas. Además, puedes hacerlas de varios tipos: con todo el cabello, utilizando solo una parte, sacadas de un lado, de raíz, de espiga, o bien, hacer varias trenzas. Eso sí, no te olvides de fijarlas con un buen spray para que se mantengan todo el día.

Ver también:  7 tratamientos para el cabello reseco

Además, las trenzas pueden dar mucho juego. Ya que pueden usarse como unacorona de laurel al más estilo griego, o bien como una flor, lo que siempre aporta la sensación de un pelo cuidado y trabajado.

Trenzas para lucir hermosa.

2. Coleta

¡No podían faltar! Las coletas son tan clásicas que se han reinventado continuamente, pero eso no significa que hayan dejado de ser peinados fáciles y rápidos.

Se pueden poner a varias alturas, de coletero único, doble o múltiple. Para ello, por ejemplo, hay que poner una coleta en la parte alta de la cabeza, seguida de una coleta media o baja, tapada en su inicio por la propia coleta alta. Esto conseguirá el efecto de una coleta extra larga sin necesidad de una buena melena.

Para conseguir la coleta perfecta, solo hay que cardar el pelo, poner un poco de laca en las raíces y cardar las puntas. Además, los coleteros pueden ser de todas las formas y colores, lo que puede dar mucho juego a la hora de decorar el pelo o combinar con la ropa.

Asimismo, una excelente opción es combinar las trenzas de raíz con la coleta en su parte final, ¡siempre quedan genial!

3. Moño

Otro peinado fácil y rápido es el moño. Incluso hay miles de posibilidades a la hora de hacerse un moño. Se puede poner en la parte superior de la cabeza o en la parte baja. Además, al igual que las coletas, puede estar adornado con diferentes horquillas que den juego a tu pelo.

Un tipo de moño que dará sensación de elegancia, pero que es igual de fácil, es el medio moño. Los moños deben fijarse también con gomas de pelo y se pueden combinar con las trenzas. Pero si un día no tienes goma de pelo, no te preocupes porque un moño se puede hacer con muchas cosas. Por ejemplo, el típico moño con un lapicero dará un toque desenfadado e informal a tu peinado.

4. Pelo suelto

El pelo suelto es tan sencillo como práctico. Como opciones, podrás ponértelo con la raya al medio o al lado, o bien combinarlo con un flequillo recto si a tu tipo de cara le va bien.

Así mismo, si tu pelo es ondulado o rizado, puedes alternar entre dar volumen a tus rizos con espuma o sorprender con un perfecto alisado. Cualquiera de las opciones serán estupendas y te permitirán combinarlas con los anteriores peinados.

Sigue leyendo: dar brillo a tu cabello

Mujer con el pelo suelto.

5. Cabello fijado hacia atrás

Otro de los peinados fáciles de hacer consiste en ponerse todo el pelo hacia atrás, dejando la frente al descubierto y sujetando el pelo atrás con unas horquillas. Este peinado puede valer tanto para pelo liso como rizado. Dará la sensación de tener un mar dorado, castaño o de azabache en nuestra cabeza.

Con estas ideas de peinados fáciles de hacer es imposible no ir perfecta al trabajo en 5 minutos. Solo necesitarás un espejo, un peine, una horquilla y un coletero. Además, podrás ir combinándolos y alternándolos dependiendo de tu vestimenta. ¡Irás marcando tendencia y estilo en tu lugar de trabajo!