¿Es riesgoso para la salud cocinar en ollas de teflón?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 21 noviembre, 2018
Al comprar ollas y sartenes, verifica de qué material están hechas y que sean saludables para cocinar. Aquí te explicamos qué debes mirar al comprar utensilios para cocinar.

Ya desde los años 2000 se habla bastante en las redes sobre la toxicidad del antiadherente teflón que se usa en ollas y sartenes, si es o no es perjudicial para la salud.

En este artículo te contamos qué se sabe realmente sobre el teflón y la salud, y te sugerimos otros utensilios de cocina convenientes para el medioambiente y para la salud humana.

Teflón, ¿tóxico para la salud?

“Teflón” es, en realidad, el nombre comercial de un producto famoso por ser el antiadherente más utilizado.

El problema de estas ollas y sartenes no es el teflón mismo que es el antiadherente, sino un solvente llamado ácido perfluoroctánico (PFOA), que se usa para fijar el antiadherente a la sartén. 

En el 2002 la Agencia de Protección Medioambiental de EEUU (EPA) anunció que el PFOA podría suponer un riesgo para la salud pública en general, tanto a través del agua contaminada como por los utensilios de cocina con teflón.

Incluso, en un congreso de Medicina de Familia en 2008 se habló sobre tóxicos ambientales y se mencionó que el PFOA era uno de los tóxicos más detectados en la sangre de los norteamericanos.

El problema es que el teflón se deteriora fácilmente, entonces libera el PFOA que se pone en contacto con los alimentos.

El PFOA actúa en el cuerpo imitando el efecto de las hormonas, por lo que se asocia con diferentes tipos de cáncer, problemas de tiroides y esterilidad tanto en animales como en seres humanos.

Tras la alerta lanzada en 2002 se obligó a la industria del teflón y antiadherentes de utensilios de cocina a dejar de usar PFOA para 2015.

También la Unión Europea prohibe el uso de PFOA a partir de 2017.

Actualmente, se pueden encontrar antiadherentes libres de PFOA o “PFOA free”.

Lee también Ideas para desodorizar el hogar sin químicos perjudiciales

Otros materiales antiadherentes

Aunque los utensilios no tengan PFOA, hay que tener en cuenta el material antiadherente que usan y el material del utensilio en sí.

De hecho, paralelamente a la controversia sobre el teflón surgieron alternativas menos tóxicas. Entre ellas, sartenes de recubrimiento de cerámica, de titanio, de zafiro o las de diamante. 

En este artículo explicamos qué materiales hay en el mercado y qué alternativas podemos encontrar que no afecten la salud.

El aluminio

El aluminio ha sido un material muy usado en las últimas décadas, pero poco a poco se ha ido sustituyendo y hoy en día sólo se comercializa en algunos lugares como una alternativa económica.

Sin embargo, el aluminio es un metal pesado tóxico para nuestro organismo, relacionado con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.

Este metal se va acumulando en el cerebro y una vez ahí es muy complicado eliminarlo.

Por eso, se sugiere evitar en lo posible el contacto con este material y cocinar con él, especialmente alimentos ácidos y salados.

También se desaconseja usar papel de aluminio para cocinar o envolver alimentos.

alumniio para cocinar

El acero inoxidable

El acero inoxidable es un material bastante inocuo y con buena efectividad en la cocina.

Pero, de todos modos si queremos evitar completamente los metales pesados optaremos mejor por otros utensilios más saludables.

La cerámica

Las sartenes y ollas de cerámica se han puesto muy de moda en el mundo natural y ecológico.

Son mucho más inocuas siempre que sean de calidad, auténticas, y para ello se debe comprar en tiendas de confianza.

Su inconveniente es que se agrietan con facilidad si no las cuidamos, y algunas son demasiado poco antiadherentes.

cazuela AmUnivers

El hierro fundido

El hierro fundido es una buena opción en la cocina.

Los inconvenientes es que son bastante más caras y pesadas, lo cual puede dificultar su uso a ciertas personas.

Para evitar que se peguen los alimentos se debe calentar la sartén antes de echarle los alimentos.

El barro cocido

En algunas tiendas de productos ecológicos y naturales venden cazuelas de barro como se usaban también antiguamente.

Si bien el barro cocido es un material bueno, y le da un delicioso sabor casero a los alimentos.

Pero, debes asegurarte que sea barro cocido y no tenga componentes tóxicos.

El inconveniente que presenta es que requiere tiempo para cocinar a fuego lento durante varias horas.

El titanio

En los últimos años han aparecido sartenes y cazuelas de titanio. Se presentan como la opción de más calidad, más saludable, duradera y que además permite cocinar sin aceite.

Su inconveniente es su precio, que es muy elevado.

Otros materiales: plástico, cristal, silicona

Siempre que quieras conservar comida es mejor optar por el vidrio, que no presenta toxicidad como el plástico. Además conserva mejor la calidad y el sabor de los alimentos.

Si usas plástico, especialmente en biberones para bebés, verifica que no contenga Bisfenol-A entre sus componentes, ya que se ha prohibido en algunos países

Finalmente, hay recipientes de silicona que se pueden usar para hornear. Es una opción bastante saludable, siempre y cuando sea silicona de calidad.

En conclusión, cuando queremos llevar una alimentación saludable, no solo tenemos que tener en cuenta que los ingredientes sean saludables. También hay que cuidar el tipo de cocción y los utensilios de cocina, ollas y sartenes. 

Al igual que con el teflón, verifica que el producto esté libre del químico PFOA y de otros materiales tóxicos.