Peligros de usar uñas acrílicas o artificiales

Al utilizar uñas acrílicas podemos llegar a debilitar las propias e impedir su correcto crecimiento. Asimismo, si no se tienen los cuidados oportunos se pueden sufrir infecciones.

Nadie puede negar que las uñas acrílicas pueden quedar muy bonitas y hacer que la mano quede pulcra y arreglada.

Sin embargo, las uñas acrílicas o artificiales pueden ocasionar ciertos problemas por su colocación y posterior uso cotidiano.

En este artículo te contamos cuáles son los principales peligros de usarlas.

Tipos de uñas acrílicas o artificiales

Por qué son populares las uñas acrílicas

Las mujeres que llevan estas uñas afirman que son preciosas y muy femeninas. Entre las ventajas de usar uñas acrílicas o artificiales podemos indicar:

  • No tener que esperar a que crezcan las naturales.
  • Tener el esmalte perfecto todos los días.
  • Evitar que se rompan o queden desparejas como sucede con las propias.
  • Darles el largo deseado.
  • Decorarlas como quieras.

Existen diferentes tipos de uñas artificiales según su material o su colocación:

Te recomendamos leer: 7 recomendaciones para cuidar las manos del envejecimiento

Uñas de gel

En la mayoría de los casos estas uñas de plástico lucen naturales. Al ser prefabricadas no siempre se ajustan al dedo o a la anatomía de la mano.

Para colocarlas se usan capas de gel que se secan bajo una luz especial y luego se pulen o liman.

Uñas de lino

También llamadas “de seda”, se forman con capas de tela superpuestas. Cuando se llega a la forma y largo deseados se liman.

Se necesita una uña de plástico como soporte y no siempre quedan naturales.

Uñas de acrílico

Uñas

Las más populares y recomendables. Se crean a partir de un molde, basándose en la forma de las uñas propias.

Al ser transparentes podemos ver el estado de nuestras uñas y cambiarles el color de esmalte cuando queramos. Tienen la capacidad de cambiar las puntas sin problemas y no se rompen fácilmente.

Uñas de acrílico coloreado

La elaboración es igual a las anteriores, pero la diferencia radica en que el material empleado ya tiene color.

Si bien cuentan con la ventaja de que no se despintan nunca, lo malo es que no podemos ver cómo están nuestras uñas y podemos aburrirnos del esmalte elegido.

Riesgos de usar uñas acrílicas

Ya conoces cuáles son los tipos de uñas que existen. No obstante, también debes tener en cuenta algunas cuestiones “negativas” de ellas.

En muchos casos usar uñas artificiales o acrílicas puede conllevar distintos problemas de salud.

Aunque creamos que este tratamiento es inofensivo puede provocar graves complicaciones:

Alergias

Alergias

Los componentes químicos usados para la confección de las uñas de plástico mayormente son resinas o formaldehídos.

Algunas personas son alérgicas a ellos sin ni siquiera saberlo.

Las consecuencias van desde una simple inflamación a un enrojecimiento o ardor insoportables que solo cesa al retirarlas.

En casos extremos la alergia a los materiales provocan separación de la uña verdadera con la matriz.

Irritación nasal

Otra cuestión que debemos tener en cuenta es la inhalación de los químicos que contienen los productos empleados para colocar las uñas.

Por ejemplo, el pegamento o las partículas de polvo al limar. Por ello no es bueno aplicarse estas uñas en ambientes cerrados o mal ventilados.

Los salones de belleza suelen usar metacrilato para pegar las uñas, un compuesto que puede provocar muchos daños a los pulmones al respirar cerca de él.

Quemaduras

Al colocar ciertos tipos de uñas artificiales se requiere de calor para que se adhieran bien.  Puedes usar una lampara o incluso el secador de pelo.

En ambos casos el aumento de temperatura es nocivo para la salud de las cutículas, sobre todo cuando están en contacto con sustancias nocivas e inflamables.

Enfermedades contagiosas

Enfermedades contagiosas

Los centros de estética muchas veces no desinfectan o limpian los materiales o instrumentos usados.

Por ello es probable sufrir hongos u otras enfermedades que se contagian por contacto de herramientas sucias.

Para evitar esto puedes llevar tu propia lima o exigir que te muestren cuando esterilizan los instrumentos.

Otra cuestión que no debemos dejar de lado es cuando las profesionales del lugar no usan guantes de plástico durante la colocación de las uñas (o cualquier otro tratamiento).

Si tienen alguna herida, corte o enfermedad la pueden transmitir sin problemas. No olvides que usan elementos cortantes como el alicate que pueden causar sangrado en las cutículas.

Infecciones

Cuando se cortan las cutículas perdemos una barrera natural contra virus, bacterias o cualquier otro microorganismo.

Esta práctica es muy habitual al ponerse uñas acrílicas o hacerse la manicura ya que se considera a las cutículas como antiestéticas. Sin embargo, no deberíamos permitir su eliminación.

Debilidad o caída de uñas

Debilidad o caída de uñas

Para pegar las uñas artificiales es preciso realizar un gran limado o pulido de las naturales. Estas últimas quedan muy débiles, ya que se les retiran varias capas.

Por lo tanto, no tienen la fuerza suficiente para crecer y se rompen con mucha facilidad.

Si nos quitamos las uñas acrílicas después tardaremos mucho tiempo en recuperar las propias, ya que se quebrarán constantemente.

Por ello debemos analizar bien la situación antes de tomar la decisión de usar uñas artificiales.

Ver también: Cómo hacer un desinfectante de sábila y lavanda para las manos

Consejos para hacerse uñas acrílicas o artificiales

Para reducir los riesgos de llevar este tipo de uñas presta atención a estas recomendaciones:

  • Asiste a salones certificados, con personal cualificado.
  • Pide que abran las ventanas o ventilen el salón si percibes olores fuertes.
  • Asegúrate de que los instrumentos sean desechables o hayan sido esterilizados antes.
  • No permitas que retiren las cutículas.
  • Lleva tu propia lima.

Con estos consejos podrás tener toda la información necesaria para lucir unas uñas y unas manos bonitas correctamente y habiendo elegido la mejor opción para tu caso en particular. Esperamos que te sirva de ayuda.