Se me cae el pelo durante el embarazo: ¿cómo combatirlo?

Si estás embarazada y se te cae el pelo por mechones debes visitar a un dermatólogo, puesto que, durante el embarazo el cabello entra una fase de crecimiento en la que no es común que se desprenda del cuero cabelludo.

A algunas mujeres se les cae el pelo durante el embarazo. Sin embargo, esta condición no es muy común, ya que la caída del cabello suele ocurrir meses después del parto, ya que la alta concentración de hormonas durante este ciclo hacen que la pérdida de cabello sea menos probable, cuando este termina las hormonas regresan a su estado inicial y el ciclo capilar vuelve a desarrollarse con naturalidad.

El ciclo del pelo

Cualquier cabellera depende de un mini órgano llamado folículo pilo-sebáceo el cual se transforma y se regenera en un círculo llamado ciclo del folículo piloso.

Este ciclo involucra a su vez 3 etapas de crecimiento folicular: anágeno, telógeno y catágeno. A su vez, dichas etapas son controladas por diversos factores de crecimiento, hormonales e inhibidores.

Sustancias que influyen en el ciclo del folículo piloso

Tanto sustancias internas como externas influyen en el complejo ciclo de crecimiento, regresión y degeneración del folículo pilo-sebáceo. En el caso de las sustancias endógenas, se encuentran los adrógenos, estrógenos, hormonas y los factores del crecimiento, prolactina, tiroxina, etc.

Por otra parte, existen sustancias que afectan el ciclo desde afuera, pero las adquiere el cuerpo a través de fármacos. Entre ellas se encuentran los esteroides anabolizantes, la ciclosporina, retinoides, glucocorticoides, entre otras.

El cabello en situaciones normales

Se calcula que, de los 100,000 a 150,000 cabellos del cuero cabelludo, el 85% están en fase de crecimiento (anagen); el 13 a 14% están en fase de caída (telogen) y entre el 1 y 2% están en fase de reposo (catagen).

Ahora bien, diariamente se desprenden cerca de 100 cabellos. De hecho, la tasa de caída incremente al final del verano e inicios de otoño, probablemente por los efectos de la radiación y la temperatura. No obstante, aunque la caída del cabello es normal, debemos preocuparnos cuando la pérdida es excesiva ya que se puede estar presentando algún problema.

Por qué se me cae el pelo

En realidad, existen distintas razones por las que la caída del cabello puede llegar a ser el síntoma de una enfermedad. Una de dichas patologías es conocida como efluvio telógeno. Este tipo de alopecia es la más frecuente entre la población y se distingue por el desprendimiento del cabello en grandes cantidades tan solo por lavarlo o peinarlo.

Entre las causas del efluvio telógeno figuran el embarazo, enfermedades en las que se eleva la temperatura corporal (fiebre); dietas y estrés severo, así como algunos fármacos. Así que, si se te cae el pelo durante el embarazo, pude ser que estés presentando efluvio telógeno o alguna de las causas anteriores.

Te puede interesar:
Qué dieta es adecuada para la etapa de embarazo

Se me cae el pelo durante el embarazo

Durante la gestación el cabello está más fuerte, crece más rápido y está en mejores condiciones. Todo ello gracias a la producción de queratina, al aumento de estrógenos y progestágenos. Por esta razón, resulta poco probable que se caiga el pelo durante el embarazo.

De hecho, es más frecuente que, después de dar a luz, el cabello comience a desprenderse en grandes cantidades durante algunos meses. Esto tiene su origen en los cambios hormonales que ocurren después de esta etapa.

Como sabes, el embarazo produce grandes cambios en el organismo de la mujer. Una vez que el bebé ha nacido, se produce un reacomodo a nivel físico, emocional y químico.

Conoce: Medicamentos permitidos para tomar en el embarazo

 

Ahora bien, si se te cae el pelo durante el embarazo es preciso que visites a un especialista puesto que pudiera deberse a cargas fuertes de estrés, exceso de vitamina A, píldoras anticonceptivas y problemas hormonales, entre otras causas que solo un profesional puede identificar.

Cómo combatir la caída del pelo

Una dieta saludable aporta los nutrientes necesarios para mantener tu cabello sano y fuerte. Para ello es necesario incluir en tu dieta alimentos que contengan vitaminas del complejo B; como el pollo, el pescado y los cereales enteros.

También la vitamina A y C son esenciales, al igual que la biotina y minerales como el zinc. Pero recuerda, el embarazo es un periodo delicado, así que los cambios que vayas a realizar, incluyendo la dieta, deben ser bajo supervisión médica.

Por otra parte, se sugiere evitar peinados como las coletas o trenzas apretadas; uso de secadora, plancha para el cabello o utensilios que pudieran repercutir en la caída del cabello. Es importante no cepillar el cabello cuando está mojado; será mejor desenredarlo con peines anchos.

Asimismo, puedes utilizar champús que contengan biotina y sílice. También puedes aplicar acondicionador para desenredar fácilmente el cabello y evitar los tirones.

Esperamos que esta información y consejos sean de ayuda. Tener un cabello fuerte y sano está directamente relacionado con la salud corporal. Así que la mejor manera para tener una cabellera espectacular es cuidar tu estado de salud.