Péptido natriurético cerebral

Andrea Flores 24 enero, 2018
El péptido natriurético cerebral es utilizado como un biomarcador de enfermedades cardíacas debido a que sus niveles aumentan en estos casos.

El péptido natriurético cerebral es un conjunto de aminoácidos que cumple un importante papel en el diagnóstico de ciertas enfermedades. Esta sustancia actúa como una hormona y también se denomina péptido natriurético tipo B.

El péptido natriurético cerebral es un compuesto químico producido en los ventrículos. Sin embargo, se denomina cerebral porque se aisló por primera vez en el cerebro de un cerdo. Más tarde se demostró que el lugar principal de síntesis eran las cámaras inferiores del corazón.

Fisiología del sistema circulatorio

El ser humano está dotado de un sistema de doble circulación sanguínea (un sistema arterial y un sistema venoso). El corazón recibe la sangre del retorno venoso a través de las venas cavas. Esta sangre rica en dióxido de carbono y productos de desecho pasa a la aurícula derecha, y posteriormente al ventrículo derecho. Una vez allí, la sangre se bombea hacia los pulmones a través de la arteria pulmonar.

Es precisamente en estos órganos donde ocurre el intercambio gaseoso, la sangre se renueva y pasa a ser rica en oxígeno. Esta sangre oxigenada vuelve al corazón a través de las venas pulmonares (dos izquierdas y dos derechas). Entra en el ventrículo izquierdo y se desplaza hacia la aurícula izquierda, desde donde se bombea a través de la arteria aorta hacia el resto del organismo.

Ver también: ¿Cómo mantener un buen flujo de circulación sanguínea?

Alteraciones en el péptido natriurético cerebral

hábitos que afectan a la salud del corazón

El péptido natriurético cerebral es un marcador de patología cardíaca. Esto significa que una persona sana presenta niveles bajos de esta hormona, mientras que un paciente con problemas cardíacos tendrá una concentración de la misma elevada. Por otra parte, las alteraciones dentro del funcionamiento normal cardíaco sugieren una enfermedad cardiovascular.

Su niveles aumentan considerablemente ante el incremento de tensión en la pared miocardíaca. Es decir, las paredes del músculo cardíaco se sobrecargan y están obligadas a trabajar más para cumplir las necesidades requeridas.

La sobrecarga del miocardio puede deberse a un exceso de volumen (relacionado con la patología de las válvulas aurículoventriculares) o de presión sanguínea (la hipertensión sistémica obliga a ejercer una fuerza de eyección mayor a la hora de emitir el latido).

En las situaciones de sobrecarga se activa la expresión de un gen dentro de las células cardíacas o cardiomiocitos relacionado con el péptido natriurético cerebral. Además se inicia el proceso de producción del precursor de esta hormona, denominado pro-BNP. Este compuesto sufre una serie de modificaciones que resultan en la transformación de pro-BNP en péptido natriurético cerebral completamente activo.

Factores relacionados

Síntomas de la insuficiencia cardiaca

El péptido natriurético cerebral es una sustancia que se procesa por el sistema excretor. Tras su utilización, sufre un proceso de degradación que lo transforman en compuestos inactivos y, posteriormente, se expulsa hacia el medio externo.

El aumento de los valores de esta hormona se debe a la intervención de una serie de factores. Estos factores se presentan ante una situación de insuficiencia cardíaca por parte del paciente. La insuficiencia cardíaca es una patología habitual en las personas con antecedentes cardiovasculares y, en general, se debe a que el corazón sufre una enfermedad que le impide trabajar de manera normal.

Sin embargo, también puede estar relacionado con ciertas enfermedades sistémicas. Por ejemplo, en las alteraciones relacionadas con el tiroides (en especial las enfermedades autoinmunes) y el aumento de la presión arterial.

Cuando un paciente sufre insuficiencia cardíaca se siente cansado, mareado y puede llegar a desmayarse en situaciones de mínimo esfuerzo físico (en los casos más graves este estado perdura en reposo). Además, se pueden acumular los líquidos corporales en los pulmones, riñones, etc. Lo más habitual es que las piernas se hinchen junto a sensación de falta de aire y fatiga, conocido como disnea.

Te recomendamos leer: 8 consejos que debes atender para prevenir la insuficiencia cardíaca

Utilizado como biomarcador

Cómo se coagula la sangre

Para el diagnóstico de la insuficiencia cardíaca el equipo médico puede utilizar diferentes exámenes y pruebas. Entre ellas se encuentra el análisis de sangre con el objetivo de detectar niveles elevados de péptido natriurético cerebral.

La elevación en la concentración de esta hormona junto a una clínica compatible confirman la insuficiencia cardíaca. De cualquier modo, es necesario valorar el grado de insuficiencia tras el diagnóstico por lo que siempre se suele realizar de manera adicional una prueba de esfuerzo monitorizado.

Te puede gustar