Periodontitis: todo lo que debes saber

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médico Maricela Jiménez López
La periodontitis es una forma grave de gingivitis que debe tratarse, ya que de lo contraría podría provocar la pérdida de varias piezas dentales.
 

La periodontitis es la inflamación del periodonto (la región próxima a los dientes). Afecta a los tejidos que sostienen los dientes, incluyendo tanto las encías como los ligamentos cercanos. En algunos casos, cuando no se trata, puede llegar a afectar el hueso alveolar, que soporta la base o raíz de los dientes.

La enfermedad avanza de manera progresiva, deteriorando los tejidos mencionados. Entonces, los  dientes pierden sujeción y pueden desplazarse fácilmente hasta que terminan por caerse. Esta es la causa más común de pérdida de piezas dentales en adolescentes o adultos.

Síntomas de la periodontitis

mal-aliento

La periodontitis cursa con los siguientes síntomas:

  • Cambios en el color de las encías. Presentan un color rojo brillante y ligeramente morado. El paciente también puede padecer sensibilidad en la zona que llega a convertirse en un dolor intenso con el avance de la enfermedad.
 
  • Sangrado frecuente e inflamación de las encías (gingivitis). El sangrado puede producirse  durante el cepillado (aunque sea muy suave) o de manera espontánea.
  • Retroceso gingival. Las encías son dañadas y se retraen, produciendo que las piezas dentales parezcan más alargadas.
  • Movilidad progresiva y caída de los dientes.

Te puede interesar: Conoce estas 12 cosas que te ayudarán a evitar el mal aliento

Causas de la periodontitis

Por otra parte, estos son los desencadenantes más frecuentes de esta enfermedad:

  • Gingivitis. Inflamación anormal de las encías. Si no se trata puede agravarse hasta convertirse en una periodontitis. Suele desarrollarse a partir de la acumulación de sarro sobre las bases de los dientes. Finalmente, microbios se acumulan y empiezan a producir toxinas que afectan a las encías.
  • Tabaquismo. Este hábito daña los tejidos que forman la cavidad bucal  aumenta el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades en ella.
  • Alteraciones hormonales. Por norma general, las encías se vuelven más sensibles y susceptibles de formar una patología dental.
 
  • Diabetes. La periodontitis puede aparecer como un síntoma precoz de esta enfermedad.
  • Determinadas patologías. Por ejemplo, el SIDA y varios subtipos de cáncer pueden presentar esta alteración a lo largo de su evolución.
  • Ciertos medicamentos. Algunos fármacos provocan una reducción de la cantidad de saliva en la cavidad bucal. La saliva contiene ciertas sustancias que protegen a nuestros tejidos de los microbios. Esta disminución produce una menor defensa de nuestros dientes.
  • Factor genético. Si en tu familia existe algún pariente que haya padecido este problema, el médico correspondiente debe ser informado. Estas personas tienen una mayor probabilidad de desarrollar la afección, es decir, se puede producir una herencia del material genético alterado.

Diagnóstico de la periodontitis

diagnostico de la periodontitis
 

Para poder realizar el diagnóstico, es necesario: 

  • Realizar un examen físico, para comprobar el retroceso anormal de la encía, observar la gran acumulación de placas dentales o sarro en las raíces de los dientes, entre otras cuestiones.
  • Solicitar radiografías, donde se pueda apreciar la reducción del soporte de los dientes o su ausencia.

Es posible que sea necesario realizar otras pruebas para averiguar si pudiese existir alguna otra enfermedad subyacente. En caso de que se confirme la presencia de alguna, el tratamiento vendrá a ser uno u otro.

Tratamiento de la periodontitis

El tratamiento de esta enfermedad consiste en limpiezas profesionales y en una serie de medidas que el paciente deberá cumplir. En algunos casos, es posible que sea necesario recurrir al uso de antibióticos y, en casos más extremos, la cirugía para la extracción de algunos dientes.

Es muy importante eliminar el sarro de la superficie de los dientes. 

Medidas de prevención

 

Asimismo, podemos adoptar una serie de medidas que reducirán el riesgo de padecer esa alteración. Incluimos una buena higiene dental que se consigue a través del cepillado frecuentes, el uso de colutorios y las revisiones en el dentista.

Otras recomendaciones serían evitar el tabaquismo y el consumo de alcohol, mantener un estilo de vida saludable que incluya una dieta e hidratación adecuada.

 
  • Laine, M. L., Crielaard, W., & Loos, B. G. (2012). Genetic susceptibility to periodontitis. Periodontology 2000. https://doi.org/10.1111/j.1600-0757.2011.00415.x
  • Teughels, W., Dhondt, R., Dekeyser, C., & Quirynen, M. (2014). Treatment of aggressive periodontitis. Periodontology 2000. https://doi.org/10.1111/prd.12020
  • Borrell, L. N., & Papapanou, P. N. (2005). Analytical epidemiology of periodontitis. In Journal of Clinical Periodontology. https://doi.org/10.1111/j.1600-051X.2005.00799.x
  • Berezow, A. B., & Darveau, R. P. (2011). Microbial shift and periodontitis. Periodontology 2000. https://doi.org/10.1111/j.1600-0757.2010.00350.x
  • Oh, T. J., Eber, R., & Wang, H. L. (2002). Periodontal diseases in the child and adolescent. Journal of Clinical Periodontology. https://doi.org/10.1034/j.1600-051X.2002.290504.x