¿Cómo ve una persona con daltonismo?

5 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
El daltonismo es una enfermedad genética en la cual se altera la percepción de los colores. Las personas daltónicas presentan distintos grados de severidad, y también difieren las formas en que los colores se interpretan en sus cerebros. ¿Quieres saber más al respecto?

El daltonismo es una enfermedad que altera la percepción de los colores. El ojo humano es capaz de interpretar el color de las cosas a través de las ondas de luz que llegan a la retina del globo ocular.

En la retina hay células especializadas que se denominan conos. Los conos contienen pigmentos en su interior, los cuales son de tres sensibilidades diferentes: rojo, verde y azul. La combinación de los tres pigmentos otorga una gama mayor de colores para, de esta forma, comprender la realidad colorida y no en blanco y negro.

Una vez que se recibe la información de la onda de luz en los conos, el impulso continúa por el nervio óptico. Tenemos dos nervios ópticos, uno detrás de cada globo ocular. El trayecto de ambos se combina en el quiasma óptico y alcanza el cerebro para que las neuronas realicen la interpretación final de la información.

En el daltonismo, el color no es percibido con normalidad. Aunque la onda de luz sea la misma, en el individuo daltónico la información se interpreta de manera errónea. Se estima que afecta a un 8 % de los varones y a un 0,5 % de las mujeres, aproximadamente.

¿Qué es el daltonismo?

El trastorno conocido como daltonismo es una enfermedad de la genética. Se transmite como herencia en el cromosoma X, que es uno de los cromosomas sexuales. Por eso, su prevalencia es mayor entre la población masculina.

Se define al daltonismo como la incapacidad para discernir colores. Dentro de esta definición se incluyen muchas variantes de la enfermedad; desde leves cambios de gama que resultan casi imperceptibles, hasta el cambio de un color por otro.

En general, hay tres formas de daltonismo clásicas:

  • Monocromatismo: es la forma menos frecuente de la enfermedad. También es la que más complicaciones trae al paciente, ya que se suele asociar con otros síntomas, como fotofobia o nistagmo. El prefijo mono hace referencia a que de los tres tipos de conos –verde, rojo y azul- solo funciona uno.
  • Dicromatismo: esta, al contrario de la anterior, es la forma más frecuente de daltonismo. De los tres tipos de conos falta uno y funcionan los otros dos. Dentro del dicromatismo hay tres variantes más, según el color que no se percibe. Se habla de protanopia cuando el problema es el cono rojo; deuteranopia si es el verde; y tritanopia cuando es el azul.
  • Tricromatismo: es el caso en el que todos los conos funcionan, pero se registran alteraciones en algunos aislados, afectando sensibilidades bajas de diferencia de color.
Mujer con daltonismo.
El problema del daltonismo está en la retina, donde falla alguno de los conos.

Sigue leyendo: Problemas de visión en niños pequeños: ¿cómo detectarlos?

Otras causas de daltonismo

Si bien el daltonismo es una enfermedad genética vinculada al cromosoma X, hay otras patologías que la pueden incluir como síntoma. Entre estas enfermedades tenemos:

  • Cataratas: las cataratas son la opacidad que se produce en el cristalino del globo ocular. Esta opacidad disminuye el brillo de lo que se percibe desde afuera, pudiendo alterar la percepción del color. Es una condición que hoy se puede resolver quirúrgicamente.
  • Parkinson: no todos los enfermos de párkinson son daltónicos, pero puede suceder que estén afectadas las células nerviosas de la retina que captan las ondas de luz.
  • Síndrome de Kallman: del mismo modo que el párkinson, no es una enfermedad que sí o sí se acompañe de daltonismo, pero en algunos individuos es parte de los síntomas. En el síndrome de Kallman el problema central está en la glándula pituitaria.
  • Enfermedad de Leber: es una neuropatía óptica que se transmite por herencia genética. Los colores más afectados son el verde y el rojo.
  • Medicamentos: el daltonismo puede ser un efecto adverso medicamentoso. El fármaco que más se ha asociado a este problema ha sido la tiagabina, empleada en el tratamiento de la epilepsia. Cuando se suspende el uso los pacientes recuperan la visión normal.

¿Cómo ve un daltónico?

Hay que aclarar que la persona daltónica no ve en tonos de grises, ni en blanco y negro. Puede que perciban una desaturación de los tonos, eso sí.

También existe la confusión de colores, que se entiende como confusión para el resto de los individuos que no tienen alteración de los conos. Sin embargo, para el daltónico no hay algo así como una confusión, sino una manera de interpretar el color. Siempre ha visto de esa manera, desde el nacimiento posiblemente, y esa es su percepción de la realidad.

Los test que se realizan en los consultorios oftalmológicos para el diagnóstico son variados y son subjetivos. El paciente debe relatar lo que ve y los colores que considera que está percibiendo para que se compare con la llamada normalidad.

La prueba más famosa es el test de Ishihara, compuesto de tarjetas con números formados por círculos de colores. Las diferencias de color entre los círculos son leves, y se asume que un daltónico tendrá serias dificultades para hacer la distinción de los bordes.

Enfermedad genética: daltonismo.
El daltonismo se diagnostica a través de test que se realizan en un consultorio oftalmológico.

Descubre más: Retinosis pigmentaria: ¿en qué consiste?

¿Qué pasa si creo que soy daltónico?

Si consideras que puedes padecer daltonismo, es importante que consultes con un oftalmólogo. El médico te realizará las pruebas pertinentes y determinará si tienes una alteración en la percepción de los colores. En general, no hay por qué preocuparse. La mayoría de los daltónicos llevan una vida normal.

  • Martínez, Pedro Raúl Montoro. "¿ Qué es el daltonismo?." (2014).
  • Villegas, Humberto Moreira, and Julio Lillo Jover. Percepción del color y daltonismos. Ediciones Pirámide, 2014.
  • Hoyos, Blanca Cecilia Pinzón. "Anomalías en la percepción cromática." Revista de la Facultad de Medicina 43.1 (1995): 6-7.
  • Lillo, J., Vitini, I., Ponte, E., & Collado, J. (1999). Daltonismo, pseudoacromatismo y categorías verbales

    Color blindness, pseudoachromatism and verbal categories. Cognitiva11(1), 3–22. https://doi.org/10.1174/021435599760374041
  • Daltonism. (2018). In Encyclopedia of Ophthalmology (pp. 580–580). Springer Berlin Heidelberg. https://doi.org/10.1007/978-3-540-69000-9_100480