¿Eres una persona racional? Estas son tus 5 características

Raquel Lemos 14 febrero, 2018
Ser una persona racional tiene muchas ventajas para nuestro bienestar psicológico, ya que no nos dejamos guiar por las emociones ni nos dejamos vencer por las adversidades

La diferencia entre una persona racional y otra emocional es que la primera no se deja llevar por sus emociones para tomar decisiones precipitadas. Prefiere detenerse, analizar las ventajas y los inconvenientes. En definitiva, analiza todo desde la mente.

Si alguna vez te han dicho que eres una persona racional o te sientes identificado con este concepto, hoy descubrirás si perteneces a este grupo gracias a las características que a continuación te describiremos.

1. No te precipitas en la toma de decisiones

Hombre tomando una decisión

Este será uno de tus principales rasgos si eres una persona racional. No importa la presión que tengas encima para tomar una decisión, ni el poco tiempo del que dispongas. Nunca tomarás una decisión de manera precipitada.

Lee: Cambia tus emociones en el momento que quieras

Por eso, te darás tu tiempo y lo postergarás hasta estar en tu mejor momento. Por ejemplo, si te encuentras estresado, enfadado o en un estado de ánimo negativo, esperarás a calmarte, relajarte y estar más feliz para tomar una decisión.

Esto es positivo, pues muchas personas toman decisiones “en caliente” y esto provoca que, muchas veces, se arrepientan. Si eres una persona racional, a ti eso no es algo que suela ocurrirte.

2. Intentas aprender de tus errores

Por mucho que lo analices todo, puede que al tomar una decisión ¡te equivoques! Sin embargo, como eres una persona racional, no te lamentarás ni te pondrás en el papel de víctima. Tu actitud será mirar hacia atrás y analizar qué has hecho mal.

De esta manera, intentas aprender de tus equivocaciones, pero sin juzgarte ni fustigarte. Tan solo quieres hacerlo mejor la próxima vez, porque eres consciente de que eres humano y todos nos equivocamos.

3. Buscas otros puntos de vista

Preguntar a alguien

Como persona racional no solo no crees que tu punto de vista es el único cierto y verdadero, sino que eres consciente de que cada persona ve la realidad de una manera y que eso es sumamente enriquecedor.

Por eso, te encantan los debates, participar en los intercambios de opiniones y siempre que puedes intentas que los demás den la suya sobre algo que solo a ti te concierne.

Descubre: Abriendo los ojos se aprende más que abriendo la boca

De esta manera, te permites tener diversas perspectivas sobre una misma situación para así tomar una mejor decisión o ver las circunstancias de una manera más alentadora si te están afectando en algún sentido.

4. Gestionas de manera adecuada tus emociones

La oportunidad que le brindas a los demás para que te den sus propios puntos de vista te hace ser muy flexible con las opiniones externas. Por eso, a pesar de ser una persona racional, no dejas tus emociones de lado, las gestionas de manera adecuada.

Cuando te encuentras sumergido en una disputa no dejas que tus emociones tomen el mando para comenzar a chillar o increpar.

Tomar distancia de las mismas, incluso tomarte un tiempo para reaccionar, dar tu opinión o adoptar medidas con respecto a esa discusión te ayuda a que tengas una buena resolución de conflictos.

De esta forma consigues que tus relaciones con los demás sean mucho mejores.

Lee: Cómo mejorar nuestra capacidad de resolución de conflictos

5. Cultivas tu resiliencia

Seguir adelante

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona para sobreponerse a un problema, una experiencia traumática o una circunstancia que le afecte de manera emocional (la muerte de un ser querido).

Si eres una persona racional, como gestionas bien tus emociones, no te dejas abatir por la dificultad de afrontar una situación difícil. Esto no quiere decir que no sufrirás ni que no te afectará: quiere decir que sabrás seguir adelante.

Hay personas que se hunden ante una circunstancia complicada. Otras no logran sobreponerse nunca. Sin embargo, esto a ti no te sucede. Quizás, porque todas las características anteriores te llevan a ser esto, una persona resiliente.

Antes de irte no te pierdas: 8 formas de desarrollar tu resiliencia en el día a día: ¡Aprende a afrontar la adversidad!

¿Has descubierto o confirmado que eres una persona racional? Ser racional no implica no sentir emociones ni tener sentimientos. Pensar esto es caer en un grave error.

Las personas racionales, como has podido comprobar, gozan de muchos beneficios en su día a día. Ahora que ya lo sabes, ¿a qué esperas para sacarle partido a todas estas características?

 

Te puede gustar