Si la vida te da personas extraordinarias es porque lo mereces

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 9 julio, 2016
¿Sabes que la mejor forma de rodearse de personas extraordinarias es empezar a serlo uno mismo? Practica la bondad de corazón y empieza a ver a los demás como iguales, no como enemigos.

Piénsalo bien. Si a tu alrededor tienes personas extraordinarias que te cuidan, que te alegran el día y se preocupan por ti, no es casualidad.

La amistad sincera, la lealtad familiar y el amor más enriquecedor se basan siempre en un adecuado intercambio afectivo donde todos somos grandes inversores.

Ahí donde tu parte también cuenta. Porque sabes qué es la reciprocidad y te preocupas también en ofrecer lo mejor de ti a los demás. Por eso vale la pena recordarlo, aunque sea una vez. Si la vida te da personas extraordinarias es porque lo mereces.

Te invitamos a reflexionar sobre ello.

Personas extraordinarias, seres mágicos disfrazados de “normales”

La vida es más intensa y satisfactoria si tenemos junto a nosotros a personas extraordinarias.

Cuesta encontrarlas pero, en ocasiones, aparecen de casualidad. Incluso puede que tengas a más de un ser especial en tu familia, alguien que te apoya y que te hace ser más fuerte cada día.

Es adecuado recordar que toda relación se basa, como hemos señalado antes, en un adecuado intercambio. Nadie seguiría contigo haciéndote sonreír y compartiendo tiempo a tu lado si tú no le ofrecieras algo. Es decir, esa luz noble y sincera que también te enriquece.

Toda relación significativa, saludable y estable en el tiempo tiene como principales pilares el compromiso, la empatía, el respeto y la preocupación mutua. Una mezcla maravillosa donde todos aportamos nuestros “ingredientes”.

Veámoslo con detalle.

Verdaderos amigos; personas extraordinarias

Las personas extraordinarias saben cuáles son las prioridades de la vida

Prioridad no es acumular cosas, ni tener miles de amigos en nuestras redes sociales.

Prioridad es aliviar una pena, sacar una sonrisa, dar solución a un problema. Es hacer de un instante aburrido un momento maravilloso que recordar.

  • Las personas extraordinarias son adecuados gestores emocionales. Estas no dudan en anteponer la necesidad de un amigo, de un familiar o de un ser querido a las suyas propias cuando el momento así lo requiere.
  • Porque las riquezas auténticas son las que se inscriben en el alma. Esas que nos hacen ir a la cama con la mente tranquila y el corazón satisfecho. Porque cuidamos a quienes amamos y, a su vez, nos atendemos a nosotros mismos.

Lee también: 7 características de las personas mentalmente fuertes

Las personas extraordinarias no se ven a sí mismas como “seres perfectos”

Las buenas personas asumen y saben ver sus imperfecciones. No entienden de egoísmos, de conflictos o envidias.

Asumen una vida tranquila donde saben apreciar virtudes y defectos. Asimismo, entienden que todos somos falibles en alguna ocasión y que el perdón es el mejor modo de crear puentes entre nosotros.

  • No es fácil encontrar personas así y, por este motivo, deberíamos empezar a serlo nosotros mismos. Si quieres encontrar personas nobles y humildes, empieza siéndolo tú.
  • Si deseas hallar personas bondadosas empieza por practicar tú mismo la bondad de corazón asumiendo tus propios errores. Evita verte como “alguien perfecto”, alguien que está hecho a prueba de balas.

Las personas extraordinarias son cercanas y humildes, y eso es algo que todos deberíamos propiciar en nuestros contextos más cercanos.

Personas bondadosas; personas extraordinarias

Capacidad para “conectar” con la gente

Las personas extraordinarias tienen “algo”. Seguro que tú mismo lo habrás percibido. De hecho, hasta puede que tú dispongas de ese don: la capacidad para conectar desde el corazón con quienes te rodean.

  • La conexión entre personas está basada en la empatía. En el poder de esas neuronas espejo que nos revelan necesidades ajenas, que nos permiten descifrar emociones en los rostros y entender puntos de vista diferentes al nuestro.
  • Conexión es también mirar a los demás con apertura emocional. Sabiendo ver lo mejor de quien tenemos enfrente en lugar de atender solo los defectos o lo que nos separa.

Porque quien conecta con apertura y respeto con los demás demuestra en realidad esa nobleza de corazón. Donde se ve a las personas como “iguales” y nunca como enemigos.

Visita este artículo: cambiemos costumbres… ¡Habla de tus alegrías!

Una vida orientada a la alegría

Lo sabemos, la vida es dura, injusta y complicada. Pocas veces nos da respuestas a nuestras preguntas ni la oportunidad de dar forma a nuestros sueños más íntimos, más ansiados.

  • Ahora bien, en lugar de lamentar lo que no tenemos, lo que no hemos conseguido o lo que nos falta…¿Por qué no disfrutar con alegría de lo que ya tenemos?
  • Es ahí donde está la clave. Ese es el secreto de la felicidad auténtica de las personas extraordinarias que están contigo, y a las cuales, también tú perteneces.
  • Son capaces de hacer de instantes comunes momentos maravillosos. Ahí donde las risas, el disfrute y la complicidad les demuestran que lo más importante es la amistad, el amor, la familia, los gratos momentos de distensión que se comparten en grupo.
La clave de la felicidad es concentrarnos en apreciar lo que tenemos y no aquello que nos falta

Vale la pena reflexionar sobre estas dimensiones. Así como también, recordar que si a tu lado tienes a personas excepcionales no es por algo casual. Es porque, sencillamente, lo mereces.