¿Por qué pican los talones?

Muchas personas sufren picor en los talones y no saben la razón. En este artículo, te explicamos sus causas y algunos consejos para evitarlo.

Los pies se encargan de soportar nuestro peso. ¿Te imaginas ese peso multiplicado por la cantidad de pasos que damos al día? El resultado puede dar la idea del desgaste que sufren a diario.

Sin embargo, los pies, y los talones en particular, son una de las partes del cuerpo a las que menos atención prestamos. De hecho, a muchas personas les pican los talones y ni siquiera se han preguntado el motivo.

En este artículo, te contamos algunas de las causas de esa incómoda sensación que algunas veces nos impide descansar cuando intentamos dormir.

Picazón en los talones: ¿estética o salud?

Como parte que son de los pies, los talones muchas veces son los grandes olvidados. Esto ocurre sobre todo durante el invierno, porque están cubiertos por los calcetines y los zapatos.

Esta desatención mejora ligeramente con la llegada de la primavera, por la necesidad que tenemos de usar calzado abierto. Entonces, nos ocupamos un poco de ellos. Sin embargo, el cuidado de los talones, empeine, dedos y uñas no debe ser una cuestión de temporada.

Es preciso cuidar de ellos siempre. De lo contrario, podrían llegar a provocar molestias e, incluso, dolencias.

Picazón en los talones

El picor en los talones o en la planta del pie es más frecuente de lo que crees. Si bien puede ocurrir en cualquier momento del día, durante la noche empeora. Esto se debe en lo fundamental a que el contacto con la sábana o con el agua del baño incrementa la comezón. En muchos casos, la picazón es tal que impide el descanso.

Además de atender el picor, también hay que prestar atención a otros síntomas. Estos se deben en su gran mayoría a razones dermatológicas, pero también a la existencia de algún trastorno interno.

De ahí que una señal como puede ser el picor en los talones deba ser motivo de consulta con el médico. El especialista determinará si ese problema ha de ser tratado también médicamente.

¿Tienes particular interés en el cuidado de tu cuerpo? Entonces, lee: 6 remedios naturales para las grietas en los labios.

Posibles causas de la comezón en talones y planta del pie

1. Dermatitis de contacto

Se produce cuando la piel está expuesta a ciertos materiales o sustancias que provocan una reacción alérgica. Así, el talco, el desodorante y el jabón podrían ser la razón por la cual pican los talones.

Otro de los síntomas de que tenemos dermatitis de contacto es el enrojecimiento de la zona. Tal vez pueda deberse a la forma y materiales de los zapatos y calcetines que usamos.

2. Eczema dishidrótico

También conocido como “dishidrosis”, se presenta en forma de ampollas y protuberancias en la zona afectada. Además de causar picazón intensa, también provoca molestias para dormir y caminar.

3. Micosis

Los hongos pueden también alojarse en los talones cuando estos están agrietados. El pie de atleta y la onicomicosis se pueden extender por contagio, a cualquier otra parte del cuerpo, incluyendo la planta del pie.

Uno de sus síntomas más característicos es el engrosamiento de la piel. El color de la zona afectada suele ser diferente con relación al de las partes sanas. Normalmente, va desde el amarillento al blanquecino.

4. Psoriasis

Esta enfermedad de la piel provoca placas de piel seca y engrosa la planta y talones. Cuando la psoriasis palmoplantar aparece, es un poco molesto caminar debido a la picazón o prurito.

5. Enfermedades internas

Además de las patologías externas, existen algunas enfermedades que provocan comezón en los pies, como:

  • Hipotiroidismo
  • Cirrosis
  • Hepatitis B y C
  • Insuficiencia hepática
  • Obstrucciones en las vías biliares
  • Insuficiencia renal
  • Enfermedad de Crohn
  • Diabetes
  • Celiaquía
Enfermedades internas

Ideas para reducir el picor en los talones

Cerca del 85% de las personas sufre o ha padecido un problema en la piel de los pies. La mayoría de ellas, no le dan importancia hasta que los síntomas son insoportables. No llegues a ese extremo.

Presta atención, pues, a estas recomendaciones para unos pies sanos todo el año:

  • Seca bien los pies después de bañarte, al salir de la piscina o si te mojas con la lluvia.
  • Evita usar jabones con perfumes muy fuertes o agua demasiado caliente.
  • Elige un buen calzado que no sea demasiado ajustado y en el que el pie respire en lo posible.
  • Usa calcetines de algodón. Estos absorben la humedad generada por del sudor.
  • Quítate los zapatos y calcetines tan pronto como llegues a casa, sobre todo si has hecho ejercicio o hay calor.
  • Aplica cremas hidratantes después de bañarte.
  • Exfólialos semanalmente.
  • Utiliza una lima o piedra pómez mientras te das una ducha para limar las asperezas.

Remedios caseros para talones agrietados

La mayoría de las veces el picor en los talones y planta del pie se debe a que la piel no se cuida como corresponde. Con las siguientes recetas naturales, podrás tratar el problema:

1. Plátano

Una vez que hayas consumido el plátano, no deseches la cáscara. Con ella, puedes suavizar tus talones.

  • Frota la parte interna contra la piel durante algunos minutos.
  • Deja secar durante 15 minutos.
  • Por último, enjuaga con agua tibia.

Si te interesa ampliar información sobre los beneficios del plátano, lee el artículo: ¿Cómo hacer una mascarilla de plátano para la piel?

Plátano y banana.

Otra manera de beneficiarse de las propiedades del plátano:

  • Machaca uno bien maduro.
  • Con la pasta resultante, haz un tratamiento de humectación.
  • Deja que la pulpa cubra las grietas o lesiones durante alrededor de 10 minutos.
  • Aclara con agua templada.

Esto es algo que podrías hacer semanalmente.

2. Zumo de limón

Si tienes los talones muy agrietados y por eso te pican, el limón puede serte de gran utilidad. Corta una rodaja y frótalo en la zona afectada. También puedes preparar una solución jabonosa y refrescante.

Ingredientes

  • El zumo de 1 limón
  • 3 tazas de agua tibia (750 ml)
  • 1 cucharadita de vaselina líquida (5 g)
  • jabón neutro

Preparación y aplicación

  • Mezcla todo muy bien y sumerge los pies hasta que el agua se enfríe.
  • Retira y enjuaga con agua limpia.
  • Seca bien.

3. Aceite de coco

Conocido como “el milagro de la piel” por sus sumamente provechosas propiedades, el aceite de coco retiene el agua de los talones. No solo sirve para humectarlos cuando están demasiado resecos, sino que elimina las células muertas.

Como si fuera poco, también tiene la capacidad de fortalecer los tejidos y reducir la picazón. Esta podría ser una de tus rutinas si estás decidida a cuidar regularmente de tus pies:

  • Todas las noches, antes de dormir, masajéalos con unas gotas de aceite de coco.
  • Ponte unos calcetines.
  • Y, deja que actúe toda la noche.

Podrías enjuagarlos a la mañana siguiente si lo desearas, pero no es necesario.

Aceite de coco

  • Baran, R.; Faergemann, J., and Hay, R. J. (2007). "Superficial white onychomycosis--a syndrome with different fungal causes and paths of infection",  J. Am. Acad. Dermatol, 57 (5): 879–882.
  • Baumgart, D.; Sandborn, C., and William, J. (2012). “Crohn’s disease”, The Lancet, 380 (9853): 1590-1605.
  • Rutgeerts, P.; Vermeire, S., and Van Assche, G. van (2009). "Biological therapies for inflammatory bowel diseases", Gastroenterology, 136 (4): 1182-1197.