Picazón insistente en los dedos. ¿A que se debe?

Aunque para muchos pacientes es muy preocupante la picazón en los dedos, este síntoma solo es una alerta y no implica grandes riesgos (la mayoría de las veces) para nuestra salud.

Nuestras manos son sin duda una parte fundamental de nuestro cuerpo. Como bien saben los especialistas de la reflexología, las manos constituyen terminales nerviosas por excelencia. Nos conectan con todo nuestro cuerpo, y así también con el mundo exterior. En situaciones son víctimas de una picazón insistente en los dedos, y puede ser por las siguientes razones.

Generalmente esto que suele resultar tan molesto puede tratarse en casa. Sin embargo, es importante que el tratamiento se haga en función de aquello que provoca dicho picor.  Sea una dermatitis, un eczema o algún tipo de alergia alimentaria o farmacológica, por tanto es conveniente contar con un diagnóstico médico.

Eczema

Picazón insistente en los dedos

El eczema provoca inflamación, dolor y picor y es una de las causas principales de la picazón de dedos. Algunas investigaciones revelan que podría tener un componente genético, aunque también podrían ser relevantes algunas alergias o incluso los cambios de temperatura, humedad, y los niveles de estrés. Para controlar el eczema se debe visitar al médico.

Dermatitis

La dermatitis es una inflamación de la piel y la causa más común de la picazón en los dedos. Puede tener su origen en el contacto con algún agente químico como pueden ser los productos de limpieza o alguna planta venenosa como la hiedra venenosa, por ejemplo.

No olvides leer: Inflamación.

De todos modos las personas que sufren de dermatitis tienden a tener la piel más seca que el resto, por lo que deben tomar medidas como usa jabones neutros e intentar mantener la piel bien hidratada. Generalmente suele bastar con colocar un elemento que calme las molestias como sábila o aloe vera.

Alergias

Las reacciones alérgicas a alimentos o medicamentos conducen a menudo a la picazón insistente en los dedos y síntomas visibles en la cara, al igual que la picadura de un insecto como la abeja, que puede provocar síntomas similares.

En estos casos la simple acción de tomar un antihistamínico o usar una crema calmante será suficiente para calmar el picor. No obstante siempre es importante consultar un médico ya que en ocasiones puede hincharse la cara o hay dificultad para respirar.

Una alergia alimentaria es una respuesta exagerada del sistema inmunológico por el consumo de un alimento en particular. Aquí hay que recalcar que el único tratamiento comprobado para la alergia alimentaria es evitar el alimento.

Otros motivos de picazón insistente en los dedos

Picazón insistente en los dedos

La diabetes es otra de las causas de la picazón en los dedos. Debido a esta enfermedad se pueden dar casos de mala circulación en la sangre, lo que puede ocasionar la picazón, acompañada de un cosquilleo notable de la mano.

Es importante hacerse un análisis de sangre ante una picazón insistente en los dedos para determinar si padece diabetes o no. En el caso de los diabéticos debe tenerse un mayor control, ya que como consecuencia de dicha patología, disminuye la capacidad del cuerpo para cicatrizar las heridas y aumenta el riesgo de infecciones.

Piel reseca

Por último una causa muy común pero que no se tiene en cuenta, la piel seca. Normalmente se produce por algunas condiciones climáticas o por estados ambientales cambiantes, como estar en un lugar fresco y salir a la calle con un ambiente caluroso.

Pero es de fácil solución: evitando la brusquedad de estos cambios y usando cremas hidratantes con una gran base de aceite que mantengan la hidratación de la piel.

Puede leer también: Cómo hidratar tu piel con 5 productos naturales.

Un consejo final

Recuerde cuidar sus manos siempre. Procure mantener una buena higiene e hidratarlas a menudo, pues resultan una parte de nuestro cuerpo muy expuesta. Son sin duda una de las herramientas más preciadas que tenemos para vincularnos con el entorno y debemos cuidarlas como se merecen.

Merino, J., & Noriega, M. (2011). La piel: Estructura y Funciones. Open Course Ware, Universidad de Cantabria. Arenas Guzman, R. (2013). Dermatología. Atlas, diagnóstico y tratamiento. Katalog BPS. https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2 Ruiz, E. F. (2013). Antisépticos y desinfectantes. Enfermedades Infecciosas y Microbiologia.