Pie de vainilla

Aunque podemos utilizar la base de hojaldre o de galletas indistintamente esta última siempre quedará más dulce. Solo tenemos que poner las galletas en una bolsa aplastarlas con un rodillo y añadir mantequilla

El pie de vainilla es uno de los postres más fáciles de hacer. Te damos 3 recetas para que tú elijas: la receta básica, otra sin horno y por último una “light”, para todos los que queréis mantener la línea sin renunciar al dulce.

Receta del pie de vainilla

Ingredientes:

Para la base:

  • 1 paquete de galletas tipo María
  • 1/2 tarrina de mantequilla derretida
  • Aroma de vainilla

Para el relleno:

  • 1 lata de leche condensada grande
  • El zumo de 2 limones
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla

Para el merengue estilo tradicional:

  • 4 claras de huevo
  • El doble de azúcar

Utensilios:

  • Molde desmontable
  • Batidora

Preparación:

banana cream pie

  • Tritura las galletas y añade la mantequilla y la vainilla hasta hacer una pasta.
  • Pon la base de galletas en un molde desmontable.
  • Mezcla todos los ingredientes del relleno y ponlos sobre la base.
  • Introduce en el horno precalentado a 200 ºC 10 minutos.
  • Mientras tanto, bate las claras a punto de nieve con el azúcar.
  • Saca tu tarta del horno y pon el merengue encima.
  • Vuelve a introducirlo en el horno hasta que el merengue esté dorado.

Pie de vainilla sin horno súper fácil y rápido

Ingredientes:

Para la base:

  • Una base de hojaldre comprada

Para el relleno:

  • 1 lata grande de leche condensada
  • 4 yemas de huevo (pasteurizados)
  • 200 ml de leche
  • 1 cucharada de aroma de vainilla
  • 1 cucharada de almidón de maíz

Para el merengue:

  • 4 claras de huevo
  • 2 cucharadas de almidón de maíz
  • 14 g de gelatina sin sabor
  • 150 cc de agua
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • El doble de azúcar que de claras

Preparación:

  • Pon la masa de hojaldre cocinada o la base de galletas sobre un molde desmontable.
  • Mezcla todos los ingredientes con una batidora.
  • Pon la mezcla sobre la base.
  • Mete en la nevera hasta que veas que se cuaje.
  • Pon el merengue sobre tu tarta cuajada y vuelve a meter en el frigorífico.

Preparación del merengue:

  • Bate las claras en una batidora.
  • Cuando estén a punto de nieve añade el azúcar.
  • Aparte, mezcla el almidón de maíz con el agua y la gelatina y ponlo al fuego durante 1 minuto.
  • Vierte poco a poco sobre las claras montadas y sigue batiendo.

Nota: Para esta receta es muy importante que compres los huevos pasteurizados, para que no tengas ningún accidente de salmonelosis.

Pie de vainilla light

La leche condensada está muy rica pero aporta muchas calorías. Así que esta receta de piede vainilla light, no lleva este ingrediente. Este pequeño gran detalle junto con otros, restarán un bastantes calorías a tu postre.

Ingredientes:

Para la base:

  • 1 paquete de galletas sin azúcar
  • 1/ tarrina de mantequilla baja en calorías

Para el relleno:

  • 3 yemas de huevo
  • Estevia en polvo (el equivalente a 5 cucharadas de azúcar)
  • 3 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
  • 1/2 litro de leche descremada
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 2 limones
  • 1 sobre de gelatina sin sabor

Elaboración:

  • Tritura las galletas y añade la mantequilla y la vainilla hasta hacer una pasta.
  • Pon la base de galletas en un molde desmontable.
  • Coloca en una cacerola la leche, las 2 yemas de huevo con la estevia y el almidón de maíz.
  • Cocina a fuego suave removiendo con una cuchara de madera hasta que hierva, solo un minuto.
  • Agrega la gelatina previamente diluida en el zumo de 2 limones.
  • Apaga el fuego, dale algunas vueltas más y deja que se enfríe.
  • Rellena tu base de galletas con la crema. Pon encima el merengue e introduce en el horno precalentado a 200 ºC unos 10 minutos.

Nota: Haz el merengue como en la receta anterior, sustituyendo el azúcar por estevia (la estevia no tiene calorías).

Consejos para hacer un buen merengue

merengue

  • Procura que los utensilios estén muy limpios, así evitas que el merengue se estropee.
  • Los huevos deben  ser frescos y estar a temperatura ambiente.
  • Utiliza el azúcar lo más fina posible. Quedará un merengue más suave. Lo puedes hacer midiéndolo con una taza.
  • La proporción es: una parte de clara de huevo, por 2 de azúcar.
  • Añade el azúcar después de batir las claras, lograrás un merengue más consistente y con menos tiempo de batido.
  • Haz tu merengue con las claras sin nada de restos de yema o de cáscara. Si queda algún resto, te será muy difícil montarla.
  • Para que el merengue salga perfecto y sin grumos, tienes que batir constantemente sin parar y a ritmo rápido.
  • No lo batas en exceso porque puede cortarse.
Te puede gustar