Piernas hinchadas: 5 remedios caseros que las alivian

Además de ponerlas en alto para favorecer la circulación, los masajes localizados y el cepillado en seco también nos ayudarán a aliviar las piernas hinchadas

Las piernas hinchadas son un problema frecuente para muchas mujeres. Este trastorno les causa molestias e incluso, un dolor difícil de soportar al final del día. No obstante, algunos remedios caseros pueden ser muy útiles para notar un gran alivio inmediato.

Descubre en este artículo las mejores soluciones naturales para combatir la hinchazón y conseguir unas piernas ligeras. Lo lograremos con la ayuda de algunos consejos e ingredientes fáciles de encontrar. ¡Pruébalos!

¿Por qué tenemos las piernas hinchadas?

Las piernas hinchadas son un problema bastante frecuente, y no solamente para las mujeres de edad avanzada. Cada vez hay más factores que nos predisponen a sufrir este trastorno como, por ejemplo, el sedentarismo o la mala alimentación. La falta de movimiento empeora la circulación de nuestras piernas y facilita la retención de líquidos. Asimismo, la falta de nutrientes también dificultan el riego sanguíneo.

También hay otros condicionantes, como los malos hábitos (tabaco, alcohol), el uso de ropa demasiado apretada o de calzado inadecuado. No obstante, si la hinchazón es importante o sufrimos otros problemas de salud, deberemos acudir al médico. En algunos casos, puede ser síntoma de alguna enfermedad importante.

No olvides leer: Los efectos nocivos del tabaco en la salud

Remedios caseros

1. Piernas en alto

Pon las piernas en alto.

El primer remedio casero que proponemos para las piernas hinchadas es un método sencillo y eficaz con el que notarás un alivio en pocos minutos. Solamente debemos poner las piernas en alto. Podemos hacerlo tumbados en el suelo, con las piernas en la pared, o bien con cojines bajo las piernas. Lo ideal es permanecer así hasta media hora.

Algunas posturas de yoga invertidas también logran combatir este problema. Si sufrimos la hinchazón a diario, podemos dormir siempre con un cojín debajo de las piernas. Incluso hay algunos específicos con este fin.

yoga para las piernas hinchadas

2. Baños de pies

Los baños de pies son una opción muy placentera para aliviar las piernas hinchadas y, de paso, conseguir una relajación completa. Por lo tanto, si los hacemos antes de acostarnos conseguiremos descansar mucho mejor y con una agradable sensación en los pies y las piernas.

Podemos hacer los baños solamente con agua o bien añadirle alguno de estos ingredientes:

Es importante que el agua esté bien caliente y podamos mantener los pies en remojo, por lo menos, 20 minutos. Si se enfría deberemos añadirle más agua caliente. Su resultado será inmediato.

3. Ducha alterna

La hidroterapia, es decir, la curación por medio del agua a diferentes temperaturas, es un remedio muy eficaz para prevenir la hinchazón en las piernas. Si lo hacemos cada día, mejoraremos la circulación e incluso podremos reducir la celulitis.

Cuando estemos en la ducha tendremos que alternar la temperatura fría con la caliente y realizar pases de abajo hacia arriba, desde los pies hasta las rodillas o los muslos. Estaremos 15 segundos con cada temperatura y cambiaremos varias veces.

La sensación de alivio es muy agradable y nos permitirá empezar o terminar el día con las piernas ligeras.

Te recomendamos visitar: Los beneficios de ducharse con agua fría

4. Cepillado en seco

El cepillado en seco es una técnica cada vez más popular por lo simple que es y los buenos resultados que aporta. Solamente necesitamos un cepillo con el que nos haremos frotaciones por el cuerpo, siempre en dirección de abajo hacia arriba.

Podemos hacerlo solamente en las piernas o bien aprovechar y hacer el cuerpo completo. Este sencillo método mejora el drenaje linfático y la circulación. Si lo realizamos a diario notaremos también cómo mejora la textura de la piel, que estará mucho más suave y libre de imperfecciones.

cepillado para las piernas hinchadas

5. Masaje con aloe y aceite de menta

Si lo deseamos podemos realizar un tratamiento completo con todos estos remedios. Para finalizar, no podemos olvidarnos de los beneficios de un buen masaje o automasaje. De este modo potenciaremos los efectos de todos estos métodos y, de paso, nutriremos la piel en profundidad.

Si queremos conseguir un alivio todavía mayor, podemos utilizar gel de aloe vera, que es hidratante y calmante. Además, es conveniente añadir unas gotas de aceite esencial de menta. Así, aumentaremos la sensación de frescor y activaremos la circulación.

El masaje siempre debe empezar en los pies y ascender, con una presión suave o media. Nuestra piel quedará impregnada de un delicioso aroma herbal y muy hidratada.

  • Campero Téllez, K. Evaluación del efecto relajante de piernas de un gel elaborado a base de extractos de Cupressus sempervirens L., Vitis vinífera L., Arnica montana L., Matricaria recutita L. y Mentha x piperita L (Químico Farmacéutico Industrial). Instituto Politécnico Nacional, Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, México. 2016. Disponible en: https://tesis.ipn.mx/bitstream/handle/123456789/25535/CAMPERO%20T%C3%89LLEZ%20KARLA%20VANESSA.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • García-Casal Maria Nieves, Pons-Garcia Héctor E. Dieta e inflamación. An Venez Nutr  [Internet]. 2014  Jun [citado  2018  Nov  02] ;  27( 1 ): 47-56. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-07522014000100009&lng=es.
  • López Córdova, A. M. El masaje terapéutico profundo como método de prevención en varices tipo i y ii en el personal docente que labora en la escuela particular Carmen Barona de la ciudad de Ambato (Licenciada en Terapia Física), Universidad Técnica de Ambato, Facultad de Ciencias de la Salud, Ecuador, 2013. Disponible en: http://repositorio.uta.edu.ec/jspui/handle/123456789/3646