Pimienta negra, fantástica para tu salud

Pimienta negra, fantástica para tu salud

Para aprovechar todos sus beneficios y verificar que la pimienta no contiene aditivos y es natural la adquiriremos en grano, y posteriormente podremos molerla en casa

La naturaleza nos brinda una amplísima variedad de especias, productos que no solamente aportan sabores espectaculares a las comidas, sino que también contienen componentes muy benéficos para nuestro organismo. En el caso específico de la pimienta negra, se trata de un ingrediente formidable para sazonar las preparaciones culinarias y de paso poder reducir el uso de sal en los mismos.

La pimienta negra brinda a las comidas ese sabor picante y aromático, tan característico, pero también otorga ventajas a la salud, pues funciona como un estimulante natural de las secreciones gástricas. De este modo, favorece los procesos digestivos en el estómago. Pero esta no es el único aporte favorable para nuestro organismo. Los beneficios de la pimienta negra son sorprendentes y lo mejor es que se siguen descubriendo más y más.

Beneficios de la pimienta negra

A continuación compartimos contigo algunas de sus interesantes propiedades para la salud:

  • La pimienta negra tiene antioxidantes que colaboran en la lucha contra el cáncer, problemas de hígado y enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a eliminar grasas y por lo tanto a perder peso.
  • Alivia los síntomas de los resfriados y procesos respiratorios.
  • La piel se beneficia de la piperina que contiene la pimienta y que ayuda en la creación de pigmentos.
  • La pimienta es un potente elemento antibacteriano que ayuda en la lucha de nuestro organismo contra infecciones de todo tipo.
  • Previene de forma eficaz la retención de líquidos favoreciendo su eliminación a través del sudor y la orina.
  • También es posible preparar un té (suave) en base a pimienta negra y consumirlo como un remedio casero para la tos. Otro remedio popular para la tos consiste en rociar de pimienta negra medio limón y chuparlo.
  • Contiene un aceite esencial, que se puede utilizar externamente para aliviar el dolor de la artritis reumatoide. Tiene un efecto de calentamiento y tiene una suave acción analgésica.

Otros datos interesantes

La pimienta negra se consigue en varias presentaciones: en grano entero, en granos machacados y también en polvo. Lo que otorga su potencial a la pimienta es la piperina, y cuando esta ya ha sido molida, gran parte de dicho componente se ha perdido. Por lo tanto, lo mejor siempre es adquirirla en forma de granos, es decir, lo más natural posible. Además, al conseguirla entera nos aseguramos de que no contiene aditivos, los cuales suelen agregársele a la presentación del condimento en polvo.

Para garantizar una pimienta pura, a menudo se recomienda elegir los granos de pimienta que son redondos, pesados ​​y de aspecto compacto. Es básico almacenar los granos de pimienta a temperatura ambiente. Sin embargo, en el caso de que prefieras usarla molida, te recomendamos guardarla en un recipiente hermético en el frigorífico.

Otro detalle a tener en cuenta es que si molemos la pimienta instantes antes de consumirla, podremos aprovechar un nivel más elevado de piperina. Asimismo recuerda que no se recomienda incorporarla a los alimentos durante su cocción, pues la alta temperatura hace que pierda gran parte de su aroma, sabor y contenido de vitamina C.

Es obvio que la pimienta negra es una especia muy apreciada en la cocina, pero que también tiene muchas propiedades más que favorables para nuestra salud, evitando enfermedades e incrementando las defensas de nuestro sistema inmunológico.

 Fotografía cortesía de thanunkorn – freedigitalphotos.net