Pimientos rellenos de calabacín y queso

Mariela Ibarra 13 julio, 2015
La crema de queso debe tener una consistencia espesa, por lo que, si queremos, podemos cambiar la leche entera por crema de leche para facilitar el proceso

Los pimientos rellenos de calabacín y queso es un plato delicioso. Integra ingredientes con sabores fuertes que se neutralizan entre si, y son una verdadera fiesta para el paladar.

Se trata de una exquisita receta que permite una gran variedad de ingredientes, solo debes buscar aquellos productos que no compitan por el sabor, y que de cierta forma se neutralicen. Así que te dejamos con esta opción de queso y calabacín.

Ingredientes para los pimientos rellenos

Para la crema de queso

  • 70 g de aceite de oliva virgen
  • 600 ml de leche
  • 200 g de queso
  • 60 g de maicena
  • 20 g de harina
  • Sal y pimienta negra molida

Para los pimientos

  • 3 pimientos verdes
  • 1 calabacín
  • 2 dientes de ajo
  • Queso parmesano rallado
pimientos

Preparación

Para preparar esta receta es recomendable empezar haciendo la crema de queso, que es el elemento que más tiempo toma.

  • En un recipiente hondo tamiza la maicena y la harina, añade el aceite de oliva poco a poco hasta que lo hayas incorporado bien a la mezcla.
  • Cuando tengas los ingredientes bien integrados, añade la leche y revuelve bien.
  • Lleva la mezcla una olla honda y deja cocinar a fuego medio, revuelve con frecuencia hasta lograr que el contenido se reduzca y espese.
  • Una vez ha espesado, desmenuza el queso y añádelo lentamente, deja que se derrita y se mezcle con los demás ingredientes.
  • Corrige la sal y sazona con pimienta negra.
  • Retira del fuego y reserva para el relleno.

Una vez tienes la crema de queso lista, puedes proceder a preparar el calabacín y los pimientos.

  • Toma el calabacín, lávalo muy bien, quítale la piel y pícalo finamente.
  • Corta el ajo en láminas delgadas.
  • Calienta una cucharada de aceite en una sartén y pon a freír el ajo sin que se dore.
  • Incorpora a la sartén el calabacín picado y deja que se cocine durante unos minutos.
  • Una vez listo, mézclalo con la crema de queso y revuelve hasta que todo quede bien incorporado.
  • Precalienta el horno a 150° C.
  • Corta la parte superior de los pimientos y retira el relleno con una cuchara pequeña, ten cuidado de no romperlos.
  • Rellena la mitad de los pimientos con la crema de queso y calabacín, acomódalos en una refractaria o bandeja para horno.
  • Espolvorea la parte superior de los pimientos con queso parmesano.
  • Lleva la bandeja o refractaria al horno y déjalos durante 15 minutos o hasta que el parmesano se dore.
  • Retira del horno y deja que se enfríen un poco antes de servir.
  • Llévalos a la mesa y acompaña con una guarnición o ensalada.
pimientos rellenos

Consejos adicionales

  • En caso de que no tengas calabacín, puedes remplazarlo por espárragos o brócoli.
  • Revolver la crema de queso es importante mientras está en el fuego, porque así evitarás que se queme.
  • Si quieres un resultado más cremoso, puedes usar crema de leche en lugar de leche entera para hacer la crema de queso.
  • Otra forma que tienes para rellenar es cortar los pimientos a la mitad en forma alargada y retirar la parte interna.
  • Vigila siempre el proceso de horneado, pues todos los hornos funcionan de manera diferente, por lo tanto será mejor que estés pendiente para que no se quemen.
  • Otra forma que tienes para preparar la crema de queso es mezclar 3 litros de leche entera, una taza de leche en polvo y media taza de crema de leche. Calentar a fuego moderado y cuando se haya reducido la mayoría del líquido y la mezcla esté espesa, añadir queso cuajada y una cucharada de cloruro de calcio. Después solo debes revolver para evitar que la preparación se queme y esperar a que tome una consistencia espesa, que es la ideal para esta receta.
Te puede gustar