Cómo pintar tus uñas y no mancharte los dedos

Si el pulso o la paciencia te juegan una mala pasada al pintarte las uñas, puede que estos trucos te sean de gran utilidad. Con ellos, tus dedos no pagarán las consecuencias de tu manicura nunca más.

Pintarse las uñas suele ser algo que a las mujeres les encanta, especialmente cuando tienen tiempo de experimentar y probar motivos nuevos y muy bonitos. No obstante, una dificultad habitual es la de salirse por fuera al hacerlo. Te contamos cómo pintar tus uñas y no mancharte la piel.

Dejar las uñas pintadas prolijamente sin pasar el pincel por los dedos es una tarea para pocas. Estos accidentes son comunes en quienes recién se inician en esta tarea, así como en las chicas que tienen mal pulso, por supuesto.

Ahora bien, como para todo en la vida, hay solución. A través de algunos consejos fáciles y prácticos, se puede lograr pintar tus uñas y no mancharte en el intento. ¿Te interesa saber cómo? Te lo contamos a continuación.

Cómo pintar tus uñas y no mancharte los dedos

1. La técnica adecuada

Manos con las uñas pintadas cogiendo esmaltes de colores.
Para pintar tus uñas emplea la técnica adecuada con la que no mancharte.

Esta primera recomendación tiene que ver con la técnica para pintar. En primer lugar, debes colocar con el pincel una gota de pintura sobre la uña. Hazlo en el centro, cerca —pero no tanto — de la cutícula.

Luego, presiona el pincel sobre ella —las cerdas se desplazarán hacia los lados — e intenta llegar con mucha suavidad hasta el borde de la cutícula. Acto seguido, inclina la uña levemente y repite el proceso para pintar hacia los lados.

Para la segunda capa, en tanto, no se debe echar otra gota de esmalte, ya que no se añadirá a la uña y será ahí cuando nos manchemos. Lo que hay que hacer es untar apenas el pincel con esmalte y pasarlo delicadamente de manera vertical sobre la uña.

El uso de pinceles finos es el ideal para este procedimiento. Dado que al presionarlos sobre la uña, estos se abren. Así, lograrás la forma circular que necesitas para llegar a los bordes.

No olvides leer también: Tratamiento natural para los problemas en las uñas

2. Utilización de vaselina

Esta segunda recomendación puede funcionar como un excelente complemento de la primera, en caso de que todavía estés aprendiendo. Consiste en aplicar vaselina alrededor de los bordes de la uña para evitar que la pintura quede pegada y te manche los dedos.

En resumen, lo que tienes que hacer es aplicar la vaselina con un algodón o un bastoncillo y pintarte como siempre. Preferiblemente, opta por la técnica comentada previamente para evitar derrames.

Luego, solo te quedará ocuparte de los restos que se hayan salido de los bordes. Si es que ha pasado. Verás que podrás remover el pintauñas con total facilidad y tus dedos no quedarán manchados.

3. Látex líquido

Se trata de un producto que suelen utilizar las manicuras profesionales. Sin embargo, perfectamente puedes conseguir uno para usarlo en casa para pintar tus uñas y no mancharte la piel.

Básicamente, lo que hace el látex líquido es crear una fina capa sobre la piel que evita que la pintura se pegue. Entonces, luego de pintar las uñas, se puede remover el exceso con total facilidad en cuestión de segundos.

¡Mira!: 17 interesantes formas alternativas de usar tus esmaltes de uñas

4. Preparación casera

Mujer pintándose las uñas con esmalte rosa.
Puedes realizar una preparación casera para salvar tus dedos de pintarte.

¿Has oído hablar de este truco casero para evitar que se te pegue la pintura de uñas en las manos? Es sumamente sencillo de preparar. Solo necesitarás agua, pegamento, acetona y un frasco de esmalte vacío.

El procedimiento consiste en colocar el pegamento en el frasco, junto con algo de acetona. Después, incorpora unas cucharadas de agua —no debe quedar demasiado líquido para no escurrirse con facilidad — y listo.

Al igual que los productos anteriores, agregar esta preparación antes de pintarte te permitirá evitar que el esmalte se pegue en tus uñas. Como ves, con solo unos pocos ingredientes puedes ahorrarte el trabajo de limpiar la pintura de tus dedos al finalizar el pintado.

5. Utiliza cola fría

La cola fría que tanto se te pegaba en las manos en el colegio puede reemplazar a los productos anteriores. ¿Cómo? Solo debes aplicar algo en tus dedos, dejar que se sequen y, después sí, proceder a pintar tus uñas sin mancharte los dedos. ¡Es una solución práctica y efectiva!

Finalmente, aunque no se trata de una recomendación novedosa, te recomendamos tomarte el tiempo para realizar esta tarea como un disfrute, un momento de relax personal. Si llevas prisa y pretendes terminarlas cuanto antes, difícilmente logres hacerlo sin ensuciarte, a menos que seas una experta en la materia.