Pizza de queso de cabra y col rizada: deliciosa y baja en calorías

Maite Córdova · 17 julio, 2018
Los amantes de la pizza siempre temen alterar el balance de su dieta al comerla; sin embargo, no hay de qué preocuparse porque existen muchas alternativas sanas y nutritivas.

La pizza de queso de cabra y col rizada es una comida deliciosa, ideal para todo amante de la pizza y de la nutrición saludable. A diferencia de otras preparaciones, las recetas que vamos a compartir contigo a continuación son bajas en calorías. Al optar por este tipo de queso en particular, elevamos la calidad del aporte nutricional.

El queso de cabra es bajo en hidratos de carbono pero sí es rico en proteínas, calcio, vitamina A, sodio y grasas saludables, por lo que brinda un aporte muy completo. Asimismo, este queso tiene una textura suave y flexible que se adapta a la perfección al formato de la pizza. Y un aspecto que vale la pena destacar de este alimento es que también es rico en probióticos, con lo cual su digestión resulta mucho más fácil que, por ejemplo, el queso de vaca.

Receta de pizza de queso de cabra y col rizada

Ingredientes

  • Masa de pizza (250 g)
  • Varias hojas de col rizada (unos 100 g)
  • Condimentos: sal, tres pimientas
  • 1 pimiento verde mediano
Pizza casera

  • 1 cebolla morada pequeña
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico (30 ml)
  • 1 bote de tomate frito casero (130 g)
  • 4 rodajas de queso de cabra
  • ¼ de taza de champiñones laminados (25 g)
  • Opcional: 40 gramos de pimiento amarillo, 40 gramos de nueces enteras u otros frutos secos de nuestra preferencia, 2 huevos cocidos.

Descubre Tres maneras de usar los champiñones en tus recetas

Preparación

  1. En primer lugar, procedemos a cortar la cebolla en aros. Seguidamente, cortamos el pimiento verde en julianas.
  2. En una sartén, previamente engrasada con apenas un chorrito de aceite de oliva, salteamos los champiñones hasta que quede ligeramente tostados. 
  3. Por otra parte, retiramos los tallos de las hojas de col y las lavamos en abundante agua. Escurrimos con ayuda de un colador y vertemos encima el vinagre balsámico. Reservamos. Mientras tanto, cortamos el queso de cabra en trozos medianos.
  4. Precalentamos el horno a 180 ºC.
  5. Extendemos el tomate frito sobre la masa de pizza y llevamos al horno durante 10 minutos. Una vez pase este tiempo, abrimos el horno, retiramos la pizza y procedemos a colocarle encima el queso, el pimiento, los champiñones y, por último, la cebolla y la col rizada.
  6. Llevamos la pizza nuevamente al horno durante uno 15 minutos más para que se cueza bien. Notaremos que está lista cuando la cebolla tenga un aspecto dorado y el queso se haya derretido por toda la superficie de la masa.
  7. En el caso de que decidamos añadir los huevos cocidos a la pizza, esto deberá hacerse al terminar de cocer la pizza en el horno, justo antes de servir.

Receta de pizza de queso de cabra y espinacas

Ingredientes

  • Aceite de oliva
  • Masa de pizza (250 g)
  • 1 bote de tomate frito casero (130 g)
  • 1 manojo de espinacas frescas (200 g)
  • 4 rodajas de queso de cabra
  • 2 rodajas de queso mozzarella (100 g)
  • Opcional: pimienta negra, una pizca de orégano en polvo
Bol de espinacas.

Preparación

  1. Primeramente, deberemos precalentar el horno a 180 ºC.
  2. Estiramos la masa para pizza en una bandeja previamente engrasada con apenas un poco de aceite vegetal (para que no se pegue al cocinarse). También podemos colocarla sobre una lámina de papel vegetal.
  3. Vertemos el tomate frito sobre la masa y, si lo deseamos, una pizca de orégano en polvo, y lo esparcimos de manera uniforme con ayuda de una cuchara.
  4. Llevamos la masa al horno durante 10 o 15 minutos aproximadamente para que se cueza. Una vez transcurrido este tiempo, sacamos del horno y dejamos que repose durante un par de minutos a temperatura ambiente.
  5. Mientras tanto, se pueden cortan las espinacas crudas en tiras finas y cortamos el queso de cabra y la mozzarella en trozos más o menos pequeños. Los colocamos sobre la pizza y añadimos un chorrito de aceite de oliva. De manera opcional, podemos cocer las espinacas en una sartén antes de agregarlas a la masa.
  6. Llevamos nuevamente a hornear durante 20 minutos. Retiramos del horno y dejamos reposar 1 minuto entero a temperatura ambiente antes de comenzar a cortar y servir.

¿Lo sabías? Salsa de tomate casera antioxidante y anticancerígena

La pizza de queso de cabra, en cualquiera de estas dos presentaciones, es una opción muy gustosa y altamente nutritiva, ya que cuenta con un poderoso ingrediente: la col rizada. Esta hortaliza es rica en antioxidantes, vitaminas C y K, beta-caroteno, hierro, calcio, potasio, sodio y, por supuesto, fibra; nutrientes que podremos aprovechar al máximo si la consumimos cruda en nuestra pizza. De ser así, la añadiremos al final de toda la preparación, antes de servir.