Pizza mexicana

Mariela Ibarra 17 junio, 2015
El aguacate tiende a oxidarse y a perder el color verde al contacto con el aire. Para evitarlo podemos rociarle un poco de jugo de limón

Dentro del universo de las comidas rápidas las pizzas tienen un lugar bastante privilegiado cuando se habla de preferencias de los consumidores. Esto se debe especialmente a que la pizza permite una gran cantidad de variaciones, que pueden ir desde lo dulce, lo salado, pasando por las propuestas vegetarianas, las que tienen muchas carnes, las picantes, entre muchísimas más. Por ejemplo, para aquellos que disfrutan los contrastes entre los fuertes sabores que nos ofrece la gastronomía mexicana, les traemos esta sabrosa pizza mexicana.

La masa de la pizza varía un poco de acuerdo con las preferencias de quien cocina. Sin embargo, para este caso utilizaremos la receta tradicional.

Ingredientes

Masa

  • 5 gramos de levadura en polvo
  • 250 gramos de harina
  • 1 taza de agua tibia
  • 1 cucharada pequeña de aceite
  • Sal

Cubierta

  • 350 gramos de carne molida
  • 1 pimentón fresco
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 150 gramos de queso mozzarella rallado
  • 1 aguacate maduro
  • 1 cucharada de salsa tabasco
  • 5 cucharadas de aceite
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 tomates grandes
  • 50 gramos de sémola fina
  • 1 limón
  • Sal y pimienta
pizza

Preparación

La preparación de la pizza mexicana es relativamente sencilla, solo debes tener presente los tiempos de preparación de los ingredientes que requieren una cocción previa. Si tienes experiencia haciendo pizza o pan esto será mucho más simple, de lo contario no te preocupes, te explicaremos todo paso a paso.

Para economizar tiempo te sugerimos que partas preparando los ingredientes que necesitan ir sofritos primero. Por lo tanto, corta finamente el pimentón, cuidando de extraer todas las semillas y nervios.

Calienta las cucharadas de aceite en una sartén y adiciona la cebolla, que deberás picar finamente. Después agrega el pimentón y el tomate troceado o echo puré, el ajo cortado lo más pequeño posible y por último, adiciona la carne. Ésta empezará a eliminar líquidos, así que debes rehogar en esta salsa junto con los demás ingredientes, esperando a que el jugo se elimine. Revuelve constantemente para evitar que se pegue en el fondo, se apelmace la carne o se queme.

A continuación, condimenta con la sal, la pimienta, el pimentón dulce y la salsa tabasco, recuerda que el picante es característico de esta receta, pero no es indispensable. Cuando tengas tu sofrito listo, resérvalo mientras que preparas la masa para pizza.

Para la masa debes tomar un bol hondo y mezclar la levadura y la harina después de tamizarla. En un recipiente aparte, disuelve la sal en el agua y después agrega una cucharada de aceite. Forma un volcán con la harina y vierte en el centro de esta el agua con sal y aceite. Empieza a incorporar lentamente la harina con el agua hasta que logres una masa suave y moldeable. Amasa durante 10 minutos y deja reposar durante 30 minutos, donde aumentará su volumen. Después córtala a la mitad, amásala otra vez y deja que repose otros 20 minutos. Precalienta el horno a 150 grados centígrados.

Mientras esperas que la masa esté lista, espolvorea una bandeja para hornear con la sémola y, cuando haya pasado el tiempo de tu masa, extiéndela con un rodillo o usando tus dedos, sobre la bandeja hasta que hayas cubierto su superficie. Pincha la masa en varias partes con la punta de un cuchillo para evitar que crezca en el horno.

Ingresa la bandeja con la masa al horno y déjala durante unos minutos, sin que se dore. Pasados unos minutos, retírala y cúbrela con el sofrito de carne que habías preparado anteriormente, espolvorea todo con el queso mozzarella e ingresa nuevamente la bandeja para que termine de cocinarse, subiendo la temperatura a 200 grados.

Cuando observes que está dorado el queso (y que por lo tanto tu pizza está casi lista) corta el aguacate a la mitad y rocíalo con un poco de zumo de limón para evitar que se oxide. Córtalo en rodajas delgadas y ponlas sobre la pizza, deja que se cocine otro minuto más y retírala del horno para que puedas servirla mientras aún está caliente.

aguacate michellelynnegoodfellow

Consejos adicionales

  • Puedes remplazar la salsa tabasco por algún otro picante que sea de tu predilección, por ejemplo puedes usar ají pique o mole. Aunque si no te gusta, sencillamente puedes obviarlo
  • Si no consigues la sémola, puedes simplemente usar harina de maíz.
Te puede gustar