Plan depurativo de 15 días para deshincharte y perder peso

Conviene mantener las pautas de este plan depurativo más allá de las dos semanas que debe durar. Así, conseguirás beneficiarte por más tiempo de sus propiedades desintoxicantes.

Los cambios de estación son excelentes para realizar un plan depurativo o detox. Gracias a ellos, podrías eliminar toxinas y líquidos del organismo. Es una forma efectiva de conseguir mantenerse en el peso adecuado según nuestra edad y estatura.

Por todo ello, los planes detox son un recurso factible para mejorar el aspecto físico y, lo que es aún más importante, para prevenir enfermedades. En este artículo, te explicamos cómo hacer una depuración sencilla y efectiva para adelgazar de manera saludable y ganar, al mismo tiempo, en energía y vitalidad.

Razones por las que hacer un plan depurativo

Una o dos veces al año, deberíamos seguir un plan depurativo que nos permita eliminar las toxinas que se acumulan en nuestro organismo. Algunos de los motivos por los que hacerlo, son:

  • alimentación desequilibrada, rica en alimentos refinados, grasas saturadas y azúcares
  • influencia perniciosa de la contaminación ambiental en nuestra salud
  • tabaquismo
  • estrés
  • medicamentos
  • uso de productos sintéticos para el cuidado de nuestra piel

Si te interesa ampliar información, te invitamos a leer también: los 6 mejores ejercicios para combatir el estrés cada día.

Para qué sirve un plan depurativo

Depura tu sistema gastrointestinal y controla la diabetes con este licuado

Para eliminar los efectos negativos de estos factores sobre nuestro organismo, debemos realizar un plan depurativo. Entre sus beneficios, se cuentan:

  • conseguir un peso equilibrado de manera saludable
  • eliminar de nuestro organismo el exceso de líquidos, que nos causa hinchazón en el vientre, las piernas, etcétera
  • mejorar y prevenir enfermedades inflamatorias, crónicas y degenerativas
  • mejorar el estado de nuestra piel, pelo y uñas
  • favorecer la digestión y el tránsito intestinal
  • aumentar las defensas
  • prevenir los síntomas habituales en los cambios de estación: caída de pelo, alergias, astenia, desánimo, etcétera
  • regular el sistema nervioso y mejorar nuestro estado de ánimo
  • incrementar los niveles de energía y vitalidad

Por qué debe durar 15 días

Dos semanas es el tiempo que necesitamos para que nuestro cuerpo active los mecanismos de depuración. Suele ser tan eficaz esta práctica que es común que durante la primera semana podríamos sufrir algún síntoma molesto como dolor de cabeza, algunos granitos, cansancio, etc.

Si, pese a ello, persistimos, al término de una semana más, nos sentiremos mucho mejor y más vitales. Se recomienda, incluso, seguir estas pautas incluso más allá de las dos semanas que debe durar el plan depurativo.

Recuerda que mantener estas pautas es una forma de ir modificando tus hábitos en pos de una vida más saludable. Es un hecho que estas pequeños gestos pueden tener grandes y favorables repercusiones en el mantenimiento de la salud.

De este modo, seguir un plan depurativo te animará a mantener por más tiempo comportamientos sanos que, sin embargo, no implican grandes sacrificios. Y que sí reportan, por el contrario, gran bienestar. Tal es la influencia del peso corporal en nuestra condición física y salud mental.

Claves para el éxito del plan depurativo

He aquí, pues, las claves fundamentales para que el plan depurativo sea todo un éxito:

En ayunas

Beber agua tibia

Tan pronto como te levantes, bebe cada día vasos de agua con una cucharada sopera de vinagre de manzana y una pizca de bicarbonato de sodio en polvo. (De ser posible, intenta usar vinagre de manzana.) Bebe después de que haya tenido lugar la efervescencia. Espera 45 minutos para desayunar.

Desayuno

Prepara un batido de manzana o pera con hojas frescas y tiernas de apio, espinacas frescas y aguacate. Añade canela, jengibre en polvo y bebida vegetal de avena. Bate bien todo. Puedes usar, de estos ingredientes, las cantidades que quieras e ir bebiendo a lo largo de la mañana.

De forma complementaria, podrías beber entre horas infusión de té verde endulzada con un poco de estevia.

Comida

Pescado-azul

Para comer, podrías preparar una ensalada. De segundo plato, podrás elegir entre carne de ave, pescado o legumbres.

Merienda

Si tienes hambre a media tarde, podrías comer un puñado de frutos secos con una fruta.

Cena

Verduras

Debes ser prudente al cenar. Recuerda que esa es la comida del día que más nos hace engordar. Opta por unas verduras salteadas, al vapor o en crema, acompañadas de una tortilla o un poco de queso fresco.

De postre, podrías tomar una pera o una manzana, por ejemplo.

Para completar información, te recomendamos leer, además: Desayunos perfectos para cada edad.

Más consejos

Estos consejos te serán de ayuda para que consigas beneficiarte de este plan depurativo de 15 días:

  • Acostúmbrate a masticar bien los alimentos que ingieras con cada comida que hagas en el día. Verás que la sensación de saciedad llega antes y que, incluso, los digieres mucho mejor.
  • Evita comer fuera de casa. De lo contrario, será mucho más difícil cumplir con las pautas de este plan.
  • Bebe agua media hora antes de cada comida para facilitar la eliminación de toxinas. Conseguirás, de paso, sentir menos hambre al empezar a comer.
  • Intenta comer en un entorno relajado, sin estrés y sin prisas.
  • Lo ideal es ingerir alimentos cada 3 horas. Evitarás, así, que llegue el golpe de hambre repentino que te obligue a comer aquello que no debes. Para entre horas, elige siempre que sea posible, una infusión, una fruta, un puñado de frutos secos o un vaso de bebida vegetal.
  • Intenta que las personas que viven contigo compartan el plan depurativo o algunos de estos hábitos para que te sea más fácil seguirlo. Estarás contribuyendo al fomento de los buenos hábitos de tus seres queridos.
  • Casanovas Gordo, J. M. (2009). "Del síntoma a la enfermedad: astenia", Rev Pediatr Aten Prim, 11 (17): 425-431.
  • Charles, G. (1976). Encyclopedia of Common Diseases. New York: Rodale. 
  • King, C.; Rios G; Green, M., and Tephly, T. (2000). "UDP-glucuronosyltransferases",  Curr Drug Metab, 1 (2): 143-161.