Plan detox de quince días para después de fiestas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 5 enero, 2019
Elena Martínez Blasco · 7 enero, 2019
Además del agua con limón en ayunas es muy importante que bebamos hasta dos litros de agua al día, preferiblemente entre comidas, para mantenernos hidratados y favorecer la eliminación de toxinas

Aunque antes de las fiestas nos propongamos no excedernos con la comida y la bebida, lo cierto es que siempre acabamos con la sensación de que nos ha faltado fuerza de voluntad. Por esto, en este artículo te explicamos cómo puedes realizar un plan detox de quince días que te permitirá recuperar tu peso de manera equilibrada.

¿Qué es un plan detox?

Qué es un plan detox

Cada vez oímos más hablar de planes detox, toxinas, depuraciones, etc. De hecho, tenemos también más conciencia de las toxinas que se acumulan en nuestro organismo como consecuencia del consumo de alimentos perjudiciales, los cuales contienen aditivos, azúcares, grasas perjudiciales, harinas refinadas, etc.

No obstante, también nos intoxicamos por beber aguas que contienen metales pesados, por la contaminación ambiental o incluso por culpa del estrés y las emociones negativas.

Por este motivo deberíamos realizar de manera periódica una depuración del organismo.

El mejor momento para hacer un plan detox es después de una etapa en la que nos hemos alimentado peor, en las épocas de cambio de estación (otoño y primavera), antes de buscar el embarazo o, simplemente, si nos queremos empezar a cuidar.

Ver también: 4 deliciosos batidos detox que puedes preparar en casa

¿Qué vamos a conseguir?

Al realizar una depuración vamos a lograr diferentes objetivos:

  • Equilibrar nuestro peso corporal.
  • Combatir la retención de líquidos y la celulitis.
  • Mejorar la salud de la piel y el aspecto de nuestro rostro.
  • Regular el sistema digestivo y mejorar problemas como el estreñimiento, la pesadez, la acidez, etc.
  • Aumentar nuestros niveles de energía y vitalidad.
  • Reducir las inflamaciones, los dolores y otras molestias crónicas.
  • Reducir las acumulaciones de mucosidad.
  • Descansar mejor por la noche y prevenir el insomnio.
  • Mejorar nuestro estado de ánimo y calmar estados de ansiedad, tristeza, nerviosismo, irritabilidad, etc.

¿Qué debes saber?

Receta-de-bebida-detox-para-limpiar-el-cuerpo

Es importante saber que, al realizar un plan detox, el cuerpo puede potenciar su capacidad depurativa, por lo cual puedes sentir algunas molestias durante la depuración como, por ejemplo, dolores de cabeza, eczemas o granitos en la piel, cansancio, etc.

Estos síntomas van desapareciendo y, al terminar, verás como te encuentras mucho mejor que al principio. Solamente tienes que tener paciencia y beber mucha agua fuera de las comidas para facilitar la eliminación de toxinas.

Te recomendamos que seas estricto con el plan detox, ya que son solamente 15 días. Después de este periodo puedes alimentarte de manera equilibrada y hacer las excepciones que necesites.

En ayunas

En ayunas deberás beber cada día un vaso agua tibia con el jugo de medio limón. Si sufres estreñimiento puedes mezclarla con 50 ml de agua de mar, de venta en dietéticas y algunos supermercados.

Después deberás esperar media hora antes de desayunar, por lo que puede ser lo primero que hagas justo al levantarte.

El desayuno

Desayunar bien

Para el desayuno te prepararás un batido con los siguientes ingredientes:

  • Una manzana o una pera
  • ½ plátano maduro
  • Un puñado de hojas tiernas de espinaca
  • Un puñado de hojas verdes de apio
  • Un vaso de bebida vegetal (avena, arroz, almendra, etc.) (200 ml)
  • Un puñado de semilla de girasol o de calabaza.
  • Una cucharada de aceite de coco virgen extra (15 g)
  • Una pizca de jengibre en polvo

La comida

A la hora de la comida puedes elegir tres opciones, una de cada grupo:

  • Proteína: carne magra, pescado, huevo, legumbres, seitán (gluten de trigo).
  • Carbohidratos: cereal integral (arroz, quinoa, mijo, pasta), pan integral, patata cocida o al horno.
  • Vegetales crudos: ensalada, aguacate, manzana, pera, jugo vegetal o gazpacho.

También puedes aliñar los platos con aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y una pizca de sal marina.

Lee también: 5 usos estéticos del aceite de oliva que seguramente no conocías

La cena

Atenta a las cenas

La cena debería estar formada por una crema de verduras o verdura cocida y una porción de proteína. Si deseas postre, también puedes hacerte una manzana al horno u optar por un puñado de frutos secos.

Si sueles llegar con mucha hambre a esta hora, te recomendamos que meriendes alguna fruta, unas tostadas integrales con queso fresco o aguacate o un vaso de bebida vegetal con cacao y miel.

Para terminar, esperamos que estas indicaciones dietéticas te sean de ayuda o como apoyo. Sin embargo, recuerda que si quieres perder peso, deberías siempre ponerte en contacto con el especialista médico y seguir su régimen alimenticio.

  • A Balanced Diet. (1952). Nutrition Reviews. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.1952.tb01052.x
  • Liu, R. H. (2013). Health-Promoting Components of Fruits and Vegetables in the Diet. Advances in Nutrition: An International Review Journal4(3), 384S-392S. https://doi.org/10.3945/an.112.003517
  • Turner, D. F. (1947). NUTRITION AND DIETETICS. Nutrition Reviews5(10), 289–290. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.1947.tb04051.x
  • Slavin, J. L., & Lloyd, B. (2012). Health Benefits of Fruits and Vegetables. Advances in Nutrition: An International Review Journal3(4), 506–516. https://doi.org/10.3945/an.112.002154
  • Ames, B. N., Shigenaga, M. K., & Hagen, T. M. (1993). Oxidants, antioxidants, and the degenerative diseases of aging. Proceedings of the National Academy of Sciences90(17), 7915–7922. https://doi.org/10.1073/pnas.90.17.7915