Plan de tres días para reducir la cintura

Elena Martínez Blasco·
27 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
08 Enero, 2019
Una de las claves para reducir la cintura es aprender a no picar entre horas. Aunque parezca un gesto insignificante, puede ayudar mucho a lograr este objetivo.

Reducir la cintura no es una tarea fácil, ya que son muchos los factores que se deben tener en cuenta para culminar este propósito. Sin embargo, puede lograrse si se abandona el sedentarismo y se mejoran los hábitos de vida, en general.

Está más que comprobado que tanto la alimentación como el ejercicio diario son claves a la hora de perder peso, pero también a la hora de mantenerlo. Por ello, es importante prestarles la debida atención.

¿Es posible reducir la cintura en tres días?

Plantearnos metas cortas y realistas puede ser de gran ayuda a la hora de bajar de peso progresivamente, hasta llegar a lo ideal según el índice de masa corporal. Por ello, un plan de tres días puede servirnos de inspiración a la hora de adoptar un estilo de vida más saludable y coherente, capaz de aportarnos beneficios a largo plazo.

En tres días no vamos a lograr una silueta ‘perfecta’, pero sí podemos lograr lucir algo más desinflamados.

reducir la cintura

Debemos tener presente que el cuerpo siempre premia la constancia y la coherencia.

Las claves del éxito

Para comenzar a reducir la cintura de una forma saludable, debemos tener en cuenta las siguientes claves del éxito. En líneas generales, se trata de prácticas que no solo ayudan a bajar de peso, sino a mejorar algunos hábitos alimenticios. 

1. Mantener la moderación en las cantidades

Lo más importante de todo son las cantidades de alimentos que ingerimos, que dependerán de cada persona.

Para reducir la cintura, debemos evitar llenarnos al máximo, parar de comer en el momento en el que ya no tenemos hambre, más o menos cuando estamos un 80 % satisfechos.

2. Eliminar lo que no nutra

También debemos evitar el consumo de dulces, bollos, golosinas, frituras, ultraprocesados y todo tipo de comestibles industriales, ya que estos son los que más nos engordan y ensanchan la cintura.

Podemos optar por alimentos saludables que nos aporten calorías. Los frutos secos son una buena opción, además, son excelentes para calmar la ansiedad por comer. Y en caso de que no nos gusten mucho, podemos optar por un poco de yogur natural sin azúcar, o una pieza de fruta entera.

Aportes a la salud de los frutos secos según la ciencia

3. Masticar bien y sin prisas

Muchas personas se hinchan después de cada comida porque no mastican bien los alimentos y comen apresuradamente.

  • Deberemos masticar bien y tomarnos nuestro tiempo para comer para evitar llenarnos de gases, sufrir molestias y lucir hinchados.
  • Además, debemos procurar reposar al menos 15 minutos (sentados o reclinados, nunca completamente acostados) después de cada comida principal.

4. Cenar temprano y ligero

La cena debe ser temprano, de ser posible tres horas antes de acostarnos. Además, es conveniente elegir platos ligeros, bajos en grasa. No solo para evitar subir de peso, sino para lograr un mejor descanso.

Si aún después de cenar tenemos hambre, podemos tomar una pieza de fruta o un puñado de frutos secos.

Nota: si tenemos trastornos digestivos debemos acudir al médico para que descarte posibles alergias, intolerancias alimentarias o trastornos nerviosos que nos estén causando una inflamación crónica del intestino.

Plan de 3 días para reducir la cintura

Con este plan podemos comenzar a corregir los hábitos alimenticios y a tomar mejores decisiones a la hora de comer.

  • Evitaremos el consumo de refrescos y bebidas industriales (incluyendo zumos, tés y aguas saborizadas).
  • Si deseamos beber algo aparte de agua, podemos optar por infusiones y bebidas caseras, hechas con ingredientes naturales y sin ningún tipo de edulcorante, como infusiones, zumos y licuados.
  • Evitaremos los postres durante estos tres días.
  • No añadiremos azúcar a las bebidas y aprovecharemos el sabor dulce que ya tienen algunos alimentos, como la banana, la papaya y la piña, por ejemplo.
  • En lugar de picar golosinas, bollos y snacks entre horas, tomaremos una pieza de fruta entera, un yogur desnatado, natural o un puñado de frutos secos.
  • Sustituiremos las harinas refinadas por integrales.
  • Procuraremos preparar las comidas a la plancha o al horno, nunca fritas.
  • Los carbohidratos los consumiremos en cantidades moderadas y preferiblemente al mediodía.

Recomendaciones para la comida y la cena

Para reducir la cintura, la comida y la cena deben basarse en dos raciones:

  • Una ración de vegetal crudo o cocinado: ensalada, gazpacho, verduras salteadas, crema de verduras, etc.
  • Una ración de proteína: carne, pescado, huevo, legumbres, aguacate, queso fresco, frutos secos.

Para la comida, se recomienda optar por vegetales crudos y proteína más consistente, mientras que por la noche será más conveniente la verdura cocinada y la proteína magra o más digestiva.

Para reducir la cintura también hay que hacer actividad física

Para reducir la cintura, durante estos tres días también es fundamental que comencemos a hacer actividad física de intensidad moderada. Para ello, podemos caminar unos 30-40 minutos (al día) y luego, ir incorporando otros ejercicios (o bien practicar un deporte).

Si tienes dudas acerca de cómo abandonar el sedentarismo, puedes consultar con un entrenador profesional. Él será quien mejor pueda asesorarte acerca de cómo empezar a ejercitarte y así, poco a poco, lograr tus objetivos.