Cómo plantar ajos y cebollas en casa: ¡Muy fácil!

Los cultivos orgánicos, y en concreto la plantación de ajos y cebollas, cada vez son más frecuentes. Y es que cultivar en casa es realmente sencillo.

Para poder disfrutar de una propia plantación de ajos y cebollas en el hogar, basta con disponer de un pequeño balcón y macetas. Con el tiempo, se puede disfrutar de los muchos beneficios que ambas hortalizas presentan, buenos para la salud y el organismo.

Los cultivos orgánicos cada vez son más frecuentes, y es que cultivar ajos y cebollas en casa es realmente sencillo. No importa la variedad que se elija, todas pueden crecer en una maceta y nos ofrecerán excelentes resultados en poco más de 6 o 7 meses.

Ajos y cebollas.

1. Cómo plantar cebollas en casa

Para prepararlo, en primer lugar se necesitan semillas de cebolla o bulbos. Cabe mencionar que la cebolla suele plantarse en primavera, sobre marzo o abril, o septiembre u octubre, si vives nos situamos en el hemisferio sur.

La maceta debe tener unos 30 cm de profundidad y otros 30 cm de ancho. En cada maceta se pueden plantar dos cebollas como mínimo, es decir, se pueden poner varias semillas o dos bulbos. Por último, se recomienda elegir una tierra que esté suelta y mezclada con fertilizante natural.

Este fertilizante será útil para los ajos y cebollas que se quieran cultivar.

Si quieres saber más: Recetas para hacer salsa con cebolla y ajo

Preparación

Lo primero será preparar bien la tierra de las macetas, no debe ser muy terrosa ni tampoco arenosa. Lo más recomendable es que se deje suelta de forma que la cebolla pueda crecer sin presiones. Así, también tendrá la posibilidad de encontrar adecuados nutrientes que le habremos aportado gracias al fertilizante natural.

Si se elige plantar semillas, habrá que introducirlas a una profundidad de 2,5 cm. También es importante tener en cuenta que, en este caso, siempre será adecuado dejarlas en el interior de casa durante al menos un mes, hasta que el esqueje de la cebolla haya salido ya al exterior.

Una vez que la planta asoma por el exterior de la tierra, se puede sacar la maceta al balcón o la terraza. Si se elige plantar las cebollas en bulbos, se pueden plantar dos por maceta y también a una profundidad de 2,5 cm. En este caso, se puede dejar la maceta en el exterior.

Es muy fácil limpiar tu hogar con cebolla

A las macetas les debe dar el sol a diario, para que la cebolla crezca con fuerza y vitalidad. Necesitan mantenerse a una temperatura cálida. Tampoco se debe olvidar regarlas un poco cada día.

Al cabo de varios meses, cuando los tallos presenten un color verde intenso, la cebolla estará lista para ser cosechada. Como curiosidad, de cara a evitar que las cebollas se vean afectadas por algunas plagas, suele plantarse entre ellas rábanos. Estos ayudan a proteger las hortalizas.

2. Cómo plantar ajos en casa ¿Qué necesito?

La mejor época para plantar ajos es en primavera o en verano. Al igual que las cebollas, necesitan el calor de la luz del sol para germinar de modo óptimo.

Los elementos que se necesitan para realizarlo son los siguientes:

  • 1 cabeza de ajos.
  • 1 maceta de 20 cm de profundidad y 20 cm de amplitud.
  • Tierra enriquecida con fertilizantes naturales.

Preparación

Lo primero que se debe hacer es agarrar la cabeza de ajos y separarlos uno a a uno. El segundo paso es preparar la maceta. Para ello, se debe colocar un drenaje adecuado en el fondo, de forma que el agua restante pueda salir con facilidad cada vez que se rieguen las macetas.

Lo más habitual es poner unas pequeñas piedras como, por ejemplo, la clásica gravilla.

Seguidamente, se introducen los dientes de ajo en la maceta. Este procedimiento es importante realizarlo de una forma muy específica: a 10 centímetros de profundidad y con la parte puntiaguda apuntando hacia arriba.

Cabe mencionar que en una misma maceta pueden colocarse varios ajos, siempre y cuando queden a una distancia de 8 centímetros uno de otro.

Finalmente, es recomendable poner la maceta donde le dé la luz directa del sol, tal y como hemos señalado antes. La humedad no es especialmente buena para los ajos, lo que quiere decir que basta con regarlos una vez por semana.

Como se ha dicho anteriormente, al cabo de unos 6 o 7 meses, habrá crecido la cosecha de ajos y cebollas.

  • Lanzotti, V. (2006). The analysis of onion and garlic. Journal of Chromatography A. https://doi.org/10.1016/j.chroma.2005.12.016
  • Future People. (2014). The Research Onion. Future Ideas. https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2
  • Griffiths, G., Trueman, L., Crowther, T., Thomas, B., & Smith, B. (2002). Onions - A global benefit to health. Phytotherapy Research. https://doi.org/10.1002/ptr.1222
  • Olfati, J. A., Peyvast, G., Sanavi, M., Salehi, M., & Mahdipour, M. (2010). Effect of defoliation on the yield and quality of garlic. Journal of Herbs, Spices and Medicinal Plants. https://doi.org/10.1080/10496475.2010.481917