Beneficios de las plantas de interior para purificar el aire

Además de ser una planta muy resistente y que no requiere mucho mantenimiento, el poto nos puede ayudar a depurar el aire y a mantener el ambiente libre de toxinas

Hoy en día es muy difícil encontrar el aire limpio. En ocasiones lo podemos hallar en un paraje natural alejado de centros urbanos.

Además, en el interior de nuestros hogares y oficinas cargamos todavía más el ambiente con aparatos electrónicos. Estos nos desequilibran mediante ondas electromagnéticas. Fruto de este aire contaminado muchas personas sufren de:

  • Estrés.
  • Cansancio.
  • Insomnio.
  • Problemas de respiración.
  • Claustrofobia.
  • Alergias, entre otros más.

Una solución económica y natural es poner determinadas plantas en los lugares cerrados donde estemos habitualmente.

No sirve cualquier planta, ya que algunas más bien nos pueden robar el oxígeno. Buscaremos, sin embargo, las plantas regeneradoras del aire.

A continuación te contaremos sobre las mejores plantas que puedes utilizar para purificar el aire

Plantas que pueden ayudarte a purificar el aire

Chrysalidocarpus lutescens (Areca, Palmera bambú)

Chrysalidocarpus lutescens

Una planta que limpia el aire durante el día. También filtra el formaldehído y otras sustancias que desprenden la pintura de las paredes, los muebles y productos barnizados, etc.

  • Deberíamos tener cuatro plantas por persona, que lleguen por lo menos a la altura de nuestros hombros.
  • También tendremos que limpiar sus hojas a menudo, según la contaminación de la zona.
  • Esta planta no requiere grandes cuidados, ya que se adapta a lugares con poca luz y escasa humedad.

Ver también: 4 plantas para un diseño interior contemporáneo

Sanseviera trifasciata (Sanseviera)

Sanseviera trifasciata

También conocida como rabo de tigre, lengua de suegra, lengua de tigre, espada de San Jorge. Esta transforma el dióxido de carbono en oxígeno durante la noche, por lo que es ideal ponerla en el dormitorio.

  • Para limpiar bien el aire se necesitan de seis a ocho plantas que lleguen a la cintura de la persona.
  • Se deben limpiar las hojas del mismo modo que con la primera planta.
  • Por otro lado, deben cultivarse usando estiércol o en hidroponía (cultivo sin tierra).

Epipremnum aureum (Poto, Potus, Ecindapso)

Epipremnum aureum el aire

El poto es una típica planta de interior muy resistente. Es excelente para eliminar del aire el formaldehido y otros compuestos orgánicos volátiles. Crece mejor en hidroponía.

Te puede interesar: 5 plantas para espacios con poca luz

Otras plantas que podemos escoger son:

  • La cinta.
  • La hiedra.
  • El ficus.
  • La difembaquia.

Además de la función decorativa, limpiadora y oxigenadora de estas plantas, no debemos olvidar que en lugares con poca vegetación (como son la mayoría de las ciudades) es especialmente importante intentar crear un entorno lo más natural y verde posible. 

  • Por nuestra naturaleza necesitamos los colores, las formas e incluso las energías del mundo vegetal.

Por otro lado, si tenemos una terraza o balcón también podemos tener algunas plantas aromáticas y medicinales que nos servirán también como botiquín natural y nos ofrecerán condimentos frescos en la cocina.

Además, en el lugar donde estemos deberemos vigilar que haya una buena ventilación, humedad e iluminación natural.

Con estos consejos mejoraremos notablemente el bienestar en los lugares en los que pasamos más horas y eso repercutirá directamente en nuestra salud y en nuestro estado de ánimo.

  • Barnes, J. (2005). Plantas medicinales. Kurtziana.
  • Lunt, G. G. (1976). Fisiologia vegetal. Biochemical Education. https://doi.org/10.1016/0307-4412(76)90121-7
  • Raven, P. H., Evert, R. F., & Eichhorn, S. E. (2012). Biología de las plantas. Editorail Revert{é} S.A. https://doi.org/10.1002/mus.21636
  • Mors, W. (1982). Plantas Medicinais. Ciência Hoje. https://doi.org/10.1590/S1516-93322002000400014
  • Domingo, D., & López-Brea, M. (2003). Plantas con acción antimicrobiana. Revista Espanola de Quimioterapia. https://doi.org/http://seq.es/wp-content/uploads/2008/08/seq.es_seq_0214-3429_16_4_385.pdf