Plantas para dormir mejor

Las plantas son las opciones más recomendables a la hora de favorecer el descanso. Además de tomarlas en forma de infusión de muchas de ellas podemos aprovechar el extracto

Si tienes problemas para conciliar el sueño o te despiertas por las noches y ya no puedes volver a descansar, puedes aprovechar las bondades de algunas infusiones caseras.

En este artículo te contamos cuáles son las mejores plantas para dormir como corresponde y levantarte cada mañana con todas las energías renovadas.

Infusiones y plantas para dormir mejor

Beber un rico té que nos permita descansar por las noches puede parecer una utopía.

Sin embargo, existen muchas plantas que nos ayudan en este problema tan habitual, sobre todo, de las personas que viven en la ciudades o que tienen demasiadas preocupaciones.

Presta atención a las siguientes hierbas con propiedades calmantes y relajantes que te servirán para dormir mejor.

Lee también: 7 hábitos saludables que puedes practicar antes de dormir

Valeriana

Es una de las hierbas para dormir más “famosas” debido a sus efectos sedantes. Se emplea desde la antigüedad (en Roma y Grecia ya se sabía de sus propiedades relajantes).

La valeriana es de origen asiático aunque crece de forma abundante en Europa y América. Su extracto se utiliza tanto en la industria farmacológica como en la fitoterapia.

Esta planta tiene varios aceites esenciales con capacidades sedantes y espasmolíticas. Además, no solo es efectiva para conciliar el sueño, sino también para combatir la ansiedad y el estrés.

Aumenta la cantidad de horas que dormimos sin interrupción y nos da una sensación de calma maravillosa. Se pueden beber hasta 3 tazas de té de valeriana al día.

Lavanda

Aceite esencial de lavanda

Conocida por su bonito color y su perfume, la lavanda es una de las hierbas más relajantes que existen y sirve para dormir profundamente.

Consumir una infusión de esta planta antes de acostarnos es sinónimo de una noche de descanso placentero y reparador.

Tu cuerpo y tu mente quedarán completamente tranquilos y podrás dejar de lado el insomnio, el estrés, la ansiedad y la depresión.

Además se puede usar el aceite esencial de lavanda para perfumar las almohadas y ropa de cama: actuará como un sedante natural.

Otra opción es hacer un baño de inmersión con unas ramitas de la planta disueltas en el agua.

Flor de la pasión

También conocida como Passiflora, esta planta es muy efectiva a la hora de dormir, ya que cuenta con propiedades somníferas naturales.

Por ello se recomienda para aquellas personas que no pueden conciliar el sueño o que se despiertan sobresaltados por las noches. Es ideal para disfrutar de un descanso reparador, placentero y relajante.

La flor de la pasión, además, se usa como tratamiento natural contra el estrés y la ansiedad.

Este sedante suave nos aporta bienestar general y es una gran fuente de alcaloides (cuyos principios activos fueron usados para elaborar medicamentos tranquilizantes).

Se puede consumir como infusión o cápsulas o usar en forma de tinturas y aceites.

Tilo

Tilo

Conocida también como “tila” (el nombre de la flor) es una de las hierbas más potentes para dormir debido a sus efectos sedantes. Es relajante, calmante y tranquilizante.

Además tiene propiedades diuréticas. por lo cual no se aconseja su consumo antes de acostarse (pero sí durante la tarde).

  • El tilo es antiespasmódico y por ello relaja los músculos.
  • Reduce la presión arterial y descongestiona las vías respiratorias.
  • Tiene muchos componentes en común con la valeriana.

Manzanilla

Reconocida por sus flores blancas y amarillas y su rico sabor en las infusiones, la manzanilla pertenece a la familia de las margaritas y desde tiempos antiguos se ha empleado en tratamientos calmantes y relajantes.

Además de ingerirla en infusiones podemos conseguir extractos, cápsulas y aceites esenciales.

La manzanilla relaja los músculos gracias a un componente llamado apigenina (tranquiliza el sistema nervioso central).

Esta planta favorece la somnolencia, permite conciliar el sueño y dormir más profundamente.

Flor de lúpulo

Flor de lúpulo

Estas flores están divididas en dos grupos: las masculinas y las femeninas. Estas últimas, con forma de cono, son las que se aconsejan para tratar el insomnio de manera natural.

Tienen una buena cantidad de aceites volátiles que inducen la relajación cerebral.

Las flores de lúpulo también sirven para regular estados de ansiedad y de neurosis.

Entre sus demás aplicaciones podemos destacar que estimulan el apetito, son un antiséptico natural y un diurético más que potente. Por este motivo se recomienda no beber a partir de la noche.

Romero

Usada con frecuencia en la cocina para darle sabor a los platillos, el romero se caracteriza por su intenso aroma.

Está compuesta por flavonoides, minerales, aceites esenciales y fenoles. Todos estos favorecen la relajación muscular y permiten conciliar el sueño.

Puedes beber un té de romero o bien emplear esta hierba aromática para la comida y la cena.

Visita este artículo: Descubre cómo hacer jabón de romero para la piel grasa

Hierba de San Juan

Es una planta medicinal usada principalmente para tratar la depresión y la ansiedad, así como también para evitar el insomnio y el sueño ligero o interrumpido.

La Hierba de San Juan eleva la producción de la hormona serotonina en el cerebro (la encargada de regular el descanso).

Se puede consumir como infusión o en forma de cápsulas. Ambas presentaciones se consiguen en herbolarios.

Otras plantas para dormir mejor son:

  • El toronjil
  • La menta
  • La hierba luisa
  • La amapola
  • La verbena

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar