Plantas medicinales para combatir el hígado graso

6 mayo, 2014
Para mejorar los síntomas del hígado graso se recomienda consumir estas infusiones de forma habitual después de las comidas para protegerlo y regenerarlo y favorecer la depuración del organismo

Hígado graso. Según nos dicen los expertos se trata de una realidad muy común entre la población. La acumulación de grasa en el hígado es sin duda la enfermedad hepática crónica más común en el mundo occidental y que hemos de tener en cuenta. De ahí que desde nuestro espacio deseemos enseñarte cómo pueden ayudarte las plantas medicinales para aliviar sus efectos.

Hemos de tener en cuenta que el cuidar de nuestra nutrición, haciendo una selección bien adecuada de los alimentos y los complementos adecuados, puede ayudarnos a recuperar nuestras células hepáticas para que el efecto se revierta. Los consejos nutricionales para combatir el hígado graso son esenciales: una dieta sin azúcar, sin grasas, sin alcohol y con fibra nos ayudará muchísimo. También si incluyes las siguientes infusiones que te vamos a detallar.

Plantas que nos ayudan a combatir el hígado graso

Lo sabemos, el hígado actúa como un auténtico y sofisticado laboratorio químico, esencial para limpiar y desintoxicar nuestro organismo. Además de ello, sintetiza la grasa, el hierro, las vitaminas, produce la bilis y ante todo, filtra toda clase de tóxicos de nuestra sangre. Pero cuando existe una acumulación de grasa en él, muchas de estas funciones dejan de realizarse con la misma eficacia. Estas plantas medicinales pueden ayudarte.

Diente de león

Diente de leon

Es un excelente mediador para la digestión y para resolver muchos tipos de trastornos digestivos. El diente de león se ha utilizado desde la antigüedad como facilitador de la secreción de bilis, así como para mediar la función de hígados perezosos. Es pues ideal en caso de que sufras de hígado graso. Para prepararlo debes conseguir en una tienda natural o una herboristería sus flores. Son fáciles de encontrar. Basta una cucharadita de sus flores para una taza. No tienes más que llevarla a ebullición con una taza de agua y permitir que repose 5 minutos. Tómala después de tus comidas principales.

Cardo mariano

cardo-mariano-belleza-interior

Seguro que has oído hablar de las bondades del cardo mariano. Es sin lugar a dudas la planta medicinal más apropiada para tratar el hígado graso. ¿Por qué? te preguntarás. El cardo mariano dispone de un elemento denominado silimarina, se trata de un excelente hepatoprotector que no solo nos ayuda a proteger las células hepáticas, sino que las regenera y las desintoxica. Es decir, combate todo elemento nocivo, como es el caso de la grasa, alzándose pues como una de las mejores sustancias hepatotóixcas que existen.

Las infusiones de cardo mariano las puedes encontrar en tu herboristería, así como en la sección de infusiones de tu supermercado. Se comercializa muy habitualmente y no debes tener problemas en dar con él. Para preparar su infusión debes poner una cucharadita de sus semillas en una taza de agua hirviendo. Permite que llegue a ebullición, para luego, dejar que repose 5 minutos. Después, filtra el contenido y bébelo también dos veces al día, después de tus comidas principales.

Fumaria

fumaria

Puede que no sea tan conocida. Pero esta planta es muy adecuada por ejemplo para paliar los efectos del higado graso: reduce las náuseas, el dolor de cabeza, mejora las digestiones, nos evita tener cálculos biliares y, poco a poco va curando nuestro hígado. Para realizar su infusión necesitas una cucharada de sus plantas secas, con esto tendrás bastante para preparar una taza. Puedes tomarla cada vez que te sientas mal.

Boldo

Como.tomar.el.te.de.Boldo

El boldo dispone de las mismas propiedades que la alcachofa. Es un maravilloso protector del hígado, así como de la vesícula biliar. Nos ayuda a digerir, a eliminar los cálculos biliares, a proteger nuestro hígado y a desintoxicarlo. Puedes encontrar las hojitas de boldo también en cualquier herboristería, así como la infusión ya lista en bolsitas en algún comercio especializado. Puedes tomarlo dos veces al día después de las comidas.

Melissa y Agrimonnia

infusion-de-melissa

La infusión de melissa es sin duda un buen remedio para facilitar nuestras digestiones, bajar la inflamación y relajarnos. Pero si la combinamos con agrimonnia las propiedades de ambas plantas medicinales nos van a servir de ayuda para resolver nuestro hígado graso. Actúan como excelentes depuradores, desintoxicantes y protectores del hígado. Debes probar esta deliciosa y acertada combinación.

Para hacerte una infusión necesitaras veinte gramos de agrimonia y una cucharadita de melissa. Hemos de advertirte de que el sabor de la agrimonnia es un tanto amargo, así que puedes acompañarla con una cucharadita de miel, o simplemente, aguantar un poquito en sabor por tu propio beneficio. Puedes tomarla dos veces al día.

Infusión de hinojo y pie de gato

PIE DE GATO

Seguro que has probado alguna vez el hinojo. Es un gran digestivo. Pero es posible que no hayas oído hablar de la planta denominada “Pie de gato”. Es la que ves en la fotografía, y se alza como una excelente aliada para luchar contra el hígado graso. Combinada con el hinojo actúa como un gran protector de nuestro sistema biliar, protegiendo el hígado y regenerándolo. Debes beneficiarte de él, así que no dudes buscar “pie de gato” en las herboristerías. Se utiliza solo las flores, que son de un tono rosado.Te las pueden vender secas, después, cuando consigas el hinojo, ya podrás preparar la infusión como de costumbre. Deja que hiervan unos diez minutos ambas plantas, permite que reposen y después, filtra el contenido. Puedes tomarla también dos veces al día después de tus comidas principales.

Te puede gustar