Plantas medicinales para tratar las varices - Mejor con Salud

Plantas medicinales para tratar las varices

Aunque existen plantas que nos pueden ayudar a mejorar la circulación y, por tanto, la condición, para deshacernos de las venas más gruesas deberíamos recurrir a la cirugía

Existen varias plantas medicinales que, por sus principios activos, pueden ayudarnos a favorecer la circulación de las piernas, evitando trombos y reduciendo la incidencia de las varices. Se trata de un complemento que puede servirte de gran ayuda. Te lo explicamos.

¿Por qué me salen varices?

Venas varices

Sufrir de varices es algo realmente habitual. Nuestro corazón debe impulsar la sangre con la fuerza suficiente a todo un complejo entramado de arterias, venas y capilares. Se trata de un recorrido de nutrientes y oxígeno,  donde en ocasiones, su impulso no llega con la bastante fuerza. Puede detenerse en los rincones más lejanos, en los pies y las manos, y en venas aprisionadas por una mala postura, o por una salud incorrecta de las mismas donde la sangre acaba acumulándose o bien en forma de arañitas o de venas más destacadas.

Las venas se distinguen de las arterias en que son mucho más delgadas. Además, poseen unas válvulas donde la sangre no vuelve a subir al corazón con tanta facilidad, pero si por diversos factores nuestras venas no están especialmente sanas, la sangre e acumula en ellas y no puede fluir, entonces las paredes de las venas se ensanchan, trayendo como consecuencia el que y válvulas pierden la capacidad de retener la sangre, lo que provoca venas varicosas. Los factores que las determinan suelen ser los siguientes:

  • Factores hereditarios
  • Una vida sedentaria.
  • Mala alimentación.
  • Problemas hormonales.
  • Obesidad.
  • El hábito del tabaco.

Plantas medicinales que pueden ayudarnos con las varices

Debemos tener claro primero un aspecto: estas hierbas medicinales no van a hacer que nuestras venas varicosas desaparezcan. Las rebajarán y mejorarán nuestra circulación. Pero en ocasiones, solo la cirugía puede hacer desaparecer esas venas más gruesas – y también más peligrosas.

Si combinas una dieta adecuada con frutas y verduras, con abundantes líquidos, vitamina C, algo de ejercicio y las siguientes hierbas medicinales, entonces, cabe la posibilidad de que hagamos mucho más por nuestras varices. Toma nota.

1. Castaño de indias

castano_de_indias

Es sin duda la planta más importante para tratar las varices. Puedes encontrarla en las tiendas naturales en forma de cápsulas o en infusiones, alzándose como un remedio más que ideal. Tanto la semilla como la corteza del árbol tienen propiedades antiinflamatorias y ayudan a la correcta circulación de las venas y arterias. Solo utilizaremos estos elementos.  Se trata de un elemento natural maravilloso para corregir varices, hemorroides, piernas cansadas…. Todo gracias a su capacidad para estimular la circulación sanguínea, y la oxigenación.

Ideal si te preparas una infusión cada día a media tarde con una cucharada de sus semillas. Si dispones de tensión alta o de problemas cardíacos, no será indicada esta infusión.

2. El hamamelis

Hamamelis mollis 94-395-A

Seguro que conoces las virtudes del Hamamelis. Sus hojas contienen flavonoides y taninos, algo muy interesante para tratar trastornos circulatorios. Dispone de una acción venotónica, que nos ayuda a la contracción de los vasos sanguíneos, los capilares y las venas, mejorando  así el flujo de la sangre. Es ideal. Además  su llamada vitamina P logra hacer más pequeñas venas y capilares, reduciendo la inflamación y el edema.

Comentarte que la infusión de hamamelis es buena para las varices, pero no para tu estómago. De ahí que no sea indicada cuando padeces gastritis o cuando tienes el estómago más sensible. Se suele recomendar el combinarla con malvavisco, ya que así alivia su acción contra el estómago. Intenta tomar esta infusión unas tres veces por semana.

3. Milenrama

infusion n_sapiens

Puede que esta planta ya no te suene tanto. Puedes encontrarla en tiendas naturales como “La Achillea Millefolium” , o hierba de Aquiles. ¿Y por qué es buena para las varices? Básicamente porque es un maravilloso hipotensor, alivia varices y hemorroides. Una maravilla, además es cicatrizante, antiespasmódica, bactericida y sedante.  Puedes consumir una taza al día por las tardes. El sabor es muy agradable, y como decimos, la encontrarás en las tiendas naturales. ¡No lo dudes!

4. Cola de caballo

cola-caballo

Excelente hipotensor que mejorará de inmediato la circulación de tus piernas.  Para aprovecharte de ella deberás hacer una decocción con su planta seca, dejando que hierba al menos durante 20 minutos. Puedes tomar hasta dos tazas al día, y, como decimos se trata de un remedio más que perfecto.

5. Arándanos secos

arandanos3

Si tienes la oportunidad de encontrar en tu mercado arándanos secos, no lo dudes, hazte con ellos. El sabor es increíble y obtendrás un tratamiento natural perfecto para mejorar no solo tu circulación de tus piernas, sino reducir la incidencia de tus varices.

Recuerda, se trata de arándanos secos. Basta una cucharada de ellos por cada taza de agua hirviendo. Y puedes hacerte hasta dos al día, sobre todo después de tus comidas. Señalarte que también podrás encontrar en los supermercados  té de arándanos, y es igualmente aceptable. Te encantará su sabor, en especial si al tomártelo le añades unas gotitas de jugo de limón. Recuerda que la vitamina C también es estupenda para mejorar las varices, ya que consigues oxigenación y mejorar su circulación. ¡Disfruta pues de esta sabrosa infusión de arándanos!