Plantas medicinales para un cabello sano

Elena Martínez · 9 mayo, 2014
Entre los múltiples beneficios del vinagre de romero encontramos que mejora la circulación capilar, nos ayuda a prevenir la caída del cabello y le aporta brillo

Muchas personas sufren de cabellos apagados, finos, quebradizos, encrespados, con tendencia a la caída o a la caspa, etc. Aunque generalmente recurrimos a champús y otros productos capilares específicos, debemos saber que algunas plantas medicinales nos pueden ayudar a tratar estos problemas de la manera más natural.

El romero, el nogal, el tomillo, la salvia, la manzanilla o el nopal nos ayudan a aportar brillo y fuerza al cabello, entre otras propiedades. Explicamos cuáles son y cómo tenemos que prepararlas y aplicarlas para sentir sus beneficios y tener un cabello sano.

Romero

El romero es una planta por excelencia para el cabello. Antiguamente ya se usaba porque ayuda a mejorar la circulación capilar y a dar brillo al cabello, además de usarse para prevenir la caída. La mejor manera de usarlo es poniendo a macerar un par de ramas frescas de la planta en vinagre de manzana. Lo dejaremos en un bote, preferiblemente de cristal, que esté bien cerrado, en un lugar oscuro durante dos semanas. Después podremos usar ese vinagre antes del aclarado final del cabello. El olor a vinagre desaparecerá rápidamente y notaremos nuestro cabello más brillante y suave. Además, este vinagre nos ayuda a prevenir y eliminar las liendres de piojos.

Si lo aplicamos para prevenir la caída del cabello, además masajearemos un poco nuestro cuero cabelludo haciendo círculos con los dedos, apretando ligeramente para moverlo, pero sin frotar.

romero net-efekt

Nogal

Las hojas de nogal aportan al cabello brillo y fuerza, pero las recomendamos especialmente en cabellos castaños, ya que en cabellos claros podrían oscurecerlos un poco, ya que funciona también como tinte natural. Para prepararlo herviremos las hojas en agua y cuando esté tibia aplicaremos la decocción sobre nuestro cabello, dejándola actuar 15 minutos. Antiguamente este remedio se realizaba hirviendo las hojas de nogal en cerveza, la cual también es muy beneficiosa para nuestro cabello, ya que le aporta mucho brillo y al hervirse pierde el alcohol.

Salvia

La salvia aporta vigor y brillo al cabello, nos ayuda a prevenir la caspa y, además, tiene la propiedad de disimular la aparición de las primeras canas. Prepararemos una infusión de salvia durante un par de horas y cuando esté fría le añadiremos una cucharada de vinagre de manzana. Nos lo aplicaremos durante media hora, para después aclarar.

salvia Fernando Stankuns

Tomillo

El tomillo es una planta medicinal con muchísimos usos, y al tener propiedades antisépticas y antibacterianas nos ayuda a prevenir, por ejemplo, la caspa. Además, potencia el crecimiento del cabello, ya que estimula la circulación capilar. Para esto, hay que aplicarlo de forma externa untando infusión de tomillo y dando un masaje vigoroso en el cuero cabelludo.

Manzanilla

Esta famosa planta medicinal conocida por dar tonos claros a nuestro cabello, e incluso alguna marca de champú ya la incluye para potenciar el color rubio. Pero además nos ayuda también a combatir la resequedad del cuero cabelludo, que en algunos casos también provoca su descamación. Prepararemos una infusión de manzanilla y le añadiremos también caléndula, y opcionalmente también le podemos añadir un poco de azafrán. Aplicaremos la infusión durante al menos media hora y aclararemos.

manzanilla Chickens in the Trees

Nopal

Esta planta tiene una composición excelente. Rica en minerales (calcio, potasio, fósforo, sodio) y vitaminas (A, B, B2, C y K), además de ser una fuente de clorofila y proteínas, es un remedio excelente para cabellos maltratados, resecos o teñidos. Su aplicación constante nos ayudará a revitalizar el cabello, a nutrirlo desde la raíz, a evitar su caída y a darle volumen y brillo. La gelatina que se extrae de sus hojas, similar a la del aloe vera, se puede aplicar como si fuera una mascarilla capilar.

Consejos finales

Una manera sencilla y muy efectiva de usar estas plantas medicinales, además de la infusión o el vinagre, son los aceites esenciales, que podemos conseguir en herbolarios y parafarmacias. Pero deberemos asegurarnos que son de calidad, y no esencias artificiales sin propiedades medicinales. Entonces añadiremos unas gotas a nuestro champú habitual y con este simple paso podremos disfrutar de todos sus beneficios.

Estos tratamientos conviene repetirlos habitualmente, al menos dos veces por semana, para notar sus beneficios, ya que a diferencia de los productos comerciales, estas plantas actúan desde la raíz del folículo piloso.

Imágenes por cortesía de net-efekt, Fernando Stankuns y Chikens in the Trees