Plantas medicinales que cuidan tus huesos: las mejores opciones

Además de seguir una dieta adecuada, algunas plantas medicinales pueden ayudarnos a cuidar de nuestra salud ósea y proporcionarnos vitaminas, minerales y otros nutrientes ideales para fortalecer los huesos.

El sistema óseo es el encargado de darle estructura al cuerpo humano, es nuestro soporte y, además, protege órganos vitales; por eso debemos cuidarlo. Existen varias plantas medicinales para los huesos que te ayudarán a mantener un sistema óseo fuerte y a mejorar tu salud.

El cuerpo humano está compuesto por 206 huesos que funcionan de manera perfecta entre sí para brindarnos soporte, equilibrio y protección. Los huesos necesitan nutrientes y cuidados para estar sanos y realizar sus funciones correctamente.

Debemos mantener una alimentación balanceada rica en vitaminas, como la D, y minerales como calcio, fósforo, magnesio o el flúor para tener huesos fuertes. Estos nutrientes podemos conseguirlos y complementarlos con las siguientes plantas medicinales para los huesos:

La ortiga

Es una planta medicinal rica en flavonoides, con excelentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. También tiene calcio, potasio, manganeso y vitaminas C, D y K. Las vitaminas C y D mejoran la absorción del calcio, mientras que la vitamina K fortalece los huesos.

Se usa para aliviar los síntomas de la artritis porque evita el desgaste de los cartílagos y articulaciones. El consumo de la ortiga es variado.

  • Con ella pueden hacerse algunas comidas como sopa y tortillas.
  • También se puede preparar un té acompañado de jengibre o manzanilla y tomarse dos tazas diarias de esta bebida.

Ver también: Todo lo que deberías saber acerca de los huesos

Bebida de ortiga. Plantas medicinales para los huesos

Árnica

Tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que también está recomendada para el tratamiento de la artritis. El compuesto que le da esta propiedad se llama helenalina.

Su uso es generalmente externo, por medio de cremas, geles o ungüentos. Es muy efectiva para curar hematomas, hinchazón o dolores musculares debido a sus propiedades analgésicas. También estimula la circulación sanguínea.

Diente de león

El diente de león es una planta conocida por sus esporas que vuelan al soplarlas. Además, también tiene excelentes propiedades curativas, ya que es depurativa y diurética.

Contiene calcio, zinc, hierro, potasio,  magnesio, vitamina C y luteolina que ayudan a mantener los huesos fuertes. También contribuye al desarrollo óseo y previene la osteoporosis. Para aprovechar sus beneficios y mantener una buena salud ósea se puede preparar té de diente de león.

Cola de caballo

Esta planta contiene silicio, que es un componente de los huesos y se encuentra especialmente donde se forma el tejido óseo. La cola de caballo es una de las plantas medicinales para los huesos que permite el desarrollo óseo y fortalecimiento del tejido, lo que contribuye a la prevención de la osteoporosis.

Se consume en forma de infusión y ayuda a remineralizar los huesos, lo que permite que las fracturas óseas sanen más rápido. También fortalece los cartílagos. Esto la convierte en una buena planta para tratar afecciones propias de las articulaciones como artritis y artrosis.

Abedul

El abedul es un árbol que tiene múltiples propiedades (depurativas, astringentes, diuréticas, antifúgicas, antihemorrágicas, analgésicas, antiinflamatorias y antisépticas). Contiene flavonoides, vitamina C y minerales beneficiosos para la salud ósea.

Para combatir enfermedades articulares y musculares se utiliza el aceite de abedul y la corteza del árbol, que calma los dolores de huesos, tendones, músculos y articulaciones.

La infusión de abedul desinflama las articulaciones, por lo que sirve para tratar la artrosis y artritis.

Sin embargo, no debe tomarse por más de dos semanas seguidas. El uso del abedul está contraindicado en embarazadas, lactantes y personas con síndrome de intestino irritable o colitis ulcerosa.

Ulmaria

Es una planta con propiedades antiinflamatorias, diuréticas y anticoagulantes.

Su flor seca se puede preparar en infusión para tratar los síntomas de la artrosis o aliviar dolores de hueso. Para obtener mejores resultados se puede tomar al menos 3 veces al día.

Lee también: Tratamiento para fortalecer los huesos y las articulaciones

Laurel

Conocida por sus usos culinarios, esta planta también tiene propiedades medicinales. Contiene vitaminas A y C, hierro, manganeso, cobre y calcio.

  • Se prepara a manera de té para tratar enfermedades reumáticas.
  • También se pueden hacer cataplasmas con la hoja de laurel para aliviar los dolores en los huesos, articulaciones y músculos.

Toma en cuenta las bondades de estas plantas medicinales para los huesos, como opciones naturales para mantener una buena salud o tratar molestias óseas. Estas alternativas son menos costosas y bastante efectivas.

Recuerda que cualquier tratamiento siempre debe ser complementado con una buena alimentación rica en nutrientes y minerales necesarios para fortalecer tus huesos. Consume sobre todo aquellos alimentos con alto contenido de calcio.

De igual forma mantén control con tu médico, sobre todo si eres mujer y eres propensa a padecer osteoporosis.

Te puede gustar