Plata coloidal: el poderoso antibiótico natural

Yamila Papa · 6 marzo, 2017
La plata coloidal es un antibiótico natural capaz de eliminar casi cualquier agente patógenos. Pero, hay algo que lo hace aún más especial: no se ha descrito ninguna reacción alérgica relacionada con su aplicación ni efectos secundarios.

La plata coloidal es un potente antibiótico capaz de eliminar hongos, virus y bacterias. Está compuesto por partículas sumamente pequeñitas, de plata de alta pureza.

En este artículo, te contamos más sobre este antibiótico natural usado desde la antigüedad.

Sobre la plata coloidal

Un poco de historia

 

Para hablar de sus primeras aplicaciones, debemos remontarnos a la época de los imperios griego y romano. Ambas civilizaciones empleaban este material para elaborar utensilios de cocina y recipientes para guardar el agua.

Antes de continuar, hagamos un poco de historia:

Antigüedad

Por ejemplo, el gran historiador griego Heródoto narraba que Ciro de Persia llevaba consigo unas vasijas de plata. Y, que este solo bebía de ellas, el agua hervida que llevaban dentro. Quizás, este rey intuía que este material inhibía el desarrollo de los microorganismos que estropean las bebidas y los alimentos.

En la Medicina Tradicional China y el Ayurveda, la plata coloidal se ha empleado durante siglos para prevenir o tratar infecciones. También, para rejuvenecer a pacientes afectados por alguna dolencia o debilitados por la edad.

Depresion-ancianos

Más recientemente

Andando el tiempo y en el oeste de los Estados Unidos, los granjeros colocaban una moneda de plata dentro de los recipientes con leche recién ordeñada. Su propósito no era otro que facilitar su conservación.

Desde principios del XX, se sabe con certeza que no hay microbio que pueda sobrevivir en contacto con la plata. Y es que este metal aniquila cualquier microorganismo patógeno en cuestión de minutos.

Cómo se obtiene la plata coloidal

La plata coloidal se obtiene por medio de un proceso llamado electrolisis. Este consiste en combinar dicho material con agua destilada. El resultado es uno de los antibióticos más potentes que existen.

Tiene, además, la gran ventaja de que no suele tener efectos secundarios adversos ni reacciones alérgicas. La rapidez con la que actúa y su inocuidad, lo convierten en una solución factible para el tratamiento de muchas enfermedades.

¿Quieres conocer más? Lee: Los efectos secundarios de los antibióticos.

Para qué sirve

 

Otra característica que hace asombroso a este eficaz antibiótico es la ínfima cantidad de plata que se necesita para elaborarlo.

A continuación, pasaremos a describir, paso a paso, aunque de forma muy somera, su aplicación:

  • Las partículas microscópicas de este material se adhieren a las bacterias, hongos o virus, y lo eliminan en muy poco tiempo.
  • Por ello, se usa para reforzar el sistema inmunitario y evitar la aparición de ciertas enfermedades como la gripe. También se utiliza para tratar, incluso, enfermedades como el herpes o el VIH.
  • La plata coloidal, además, aumenta el fluido y drenaje linfático. Esta es una forma de desintoxicar los tejidos. Como consecuencia, mejora la oxigenación celular.
  • Por estos motivos, se emplea tanto para la prevención como para la curación de enfermedades infecciosas. La plata coloidal no permite que los microorganismos patológicos puedan reproducirse.

Por otro lado, a diferencia de otros antibióticos, no genera costumbre ni resistencia por parte de virus y bacterias.

Como si fuera poco, puede actuar en todo el cuerpo y atacar diferentes patógenos simultáneamente.

Cuáles son sus beneficios

Entre los beneficios de la plata coloidal, podemos mencionar su eficacia para:

  • Matar células tumorales.
  • Estimular el crecimiento óseo.
  • Promover la curación de ciertas heridas y quemaduras.
  • Tratar el virus del papiloma humano (HPV).
  • Contrarrestar el asma, la malaria y la artritis, así como la diarrea y las intoxicaciones provocadas por Escherichia Coli.
  • Curar condiciones sépticas bucales como, por ejemplo, piorrea o tonsilitis.
  • Aplicada sobre la piel, para combatir casos de acné, pie de atleta, llagas, eccemas, heridas abiertas y verrugas.
  • Curar infecciones e inflamaciones oculares como la conjuntivitis.

Cómo usar la plata coloidal

Como la plata coloidal no interacciona con los demás medicamentos y la toxicidad en seres humanos es prácticamente inexistente, su uso es prácticamente universal. Es decir, que se puede usar a cualquier edad y para tratar muchas de las enfermedades causadas por agentes patógenos.

No es tóxica y se excreta fácilmente a través de la orina. Al no provocar adicción ni intolerancia, es segura para las mujeres embarazadas y lactantes.

¿Te interesa saber más? Podrías leer este artículo: ¿Por qué siempre tengo ganas de orinar?

En cuanto a su empleo, es muy versátil. Se la puede utilizar para:

  • Hacer enjuagues bucales o gargarismos.
  • De forma tópica o externa, empapando una gasa para limpiar heridas y quemaduras o tratar erupciones cutáneas.
  • Colocar en un pequeño recipiente para hacer lavados oculares.

La plata

Algunas personas la usan para hacerse lavados vaginales o anales, lo cual podría ser no recomendable. Se corre el riesgo de extinguir la flora que normalmente en esas zonas.

También se la puede emplear como desodorante para pies, inhalar con atomizador o vaporizador por la nariz, etcétera.

Administración

La ingesta recomendada es de una gota por kilogramo de peso. Es decir, que una persona que pesa 70 kg debe consumir, como máximo, 70 gotas al día. Siempre ha de disolverse en un vaso de agua y ser consumida en dos tomas.

Para facilitar su absorción, es necesario mantener el líquido en la boca durante unos minutos antes de tragarlo.

Se aconseja ingerirla alejada de las comidas. Y, esperar media hora antes de comer.

Un último consejo: si se la empleara para preservar el agua, se deberá añadir una cucharada por cada 4 litros. O bien, duplicar la dosis si las aguas estuvieran contaminadas por bacterias u otro tipo de gérmenes.

Boranowski, Z., and Lloyd, M. (1995). Colloidal Silver. The Antibiotic Alternative. New York: Healing Wisdom Pubns. Jefferson, W. (2001). El poder curativo de la plata coloidal. Barcelona: Obelisco. _______  . (2003). Colloidal Silver Today: The All Natural, Wide-Spectrum Germ Killer. Summertown: Healthy Living.