¿Podemos lavarnos los dientes sin dentífrico?

Elena Martínez Blasco·
01 Abril, 2020
Muchas recetas de dentífricos caseros contienen ingredientes como arcilla, bicarbonato de sodio o aceites esenciales, pero ¿son tan seguros como pensamos?

¿De verdad es posible lavarnos los dientes sin dentífrico? La respuesta es no. En la actualidad se ofrecen recetas de diversos productos naturales que afirman refrescarte la boca y blanquearte los dientes sin efectos secundarios.

Sin embargo, hoy te explicaremos por qué esos productos no son adecuados para tus dientes y cómo llevar una correcta higiene dental. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

Un dentífrico casero para lavarnos los dientes

Ya hemos visto que limpiarse los dientes sin dentífrico no es posible. Y es que por mucho que nos lavemos con agua sola, esto no va a ayudarnos a eliminar las bacterias que se acumulan en nuestra boca.

Para eso tenemos los dentífricos, productos que han sido diseñados para ello. Puede que haya dentífricos mejores que otros, pero en ningún caso van a dañar nuestros dientes. Y es que esa es una de las justificaciones que se emplea para promover el uso de dentífricos caseros.

Los productos dentales deben pasar estrictos controles de calidad antes de salir al mercado para evitar que puedan suponer un riesgo para la salud del consumidor. Por eso, es posible que en algunos casos su efecto no sea tan potente como venden, pero nunca nos van a hacer daño; al contrario de lo que ocurre con algunos dentífricos caseros.

A continuación de presentamos los ingredientes más comunes que suelen contener este tipo de dentífricos denominados “naturales”. Verás que algunos incluso pueden ser dañinos para nuestros dientes.

Arcilla blanca de uso oral

De esta sustancia se afirma que tiene un gran poder limpiador, alcalinizante, depurativo y remineralizante. Con todo, no existen estudios que permitan avalar tales propiedades.

Además, aunque en principio no debería ser el caso de la arcilla de uso oral, diversos estudios muestran que el uso oral repetido de arcilla en estado puro, puede llegar a producir intoxicaciones.

Aceite esenciales

Aceite de coco para elaborar un dentífrico casero para lavarnos los dientes

Los más utilizados a la hora de elaborar dentífricos caseros suelen ser el aceite de coco, el de menta y el de orégano. Lo cierto es que enjuagarse la boca con aceites, aunque pueda sonar extraño, es una práctica que viene haciéndose desde hace tiempo para limpiar la cavidad bucal.

Algunas investigaciones muestran que gracias a sus componentes antibacterianos puede ser ligeramente beneficiosos para ayudar a reducir la incidencia de la placa en nuestros dientes.

De hecho, en un estudio en el que incluyeron los enjuagues con aceite de coco dentro de la rutina de higiene bucal de personas con gingivitis, se concluyó que este aceite había ayudado a reducir el nivel de placa.

Con todo, en el propio artículo se menciona que se necesitarían más estudios para confirmar dicha eficacia y que, además, al tratarse de un producto natural, no era tan potente como los productos especializados. 

Asimismo, conviene señalar que dichos enjuagues se incorporaron a una rutina higiénica y que no constituían el tratamiento completo. Por eso, aunque los aceites puedan llegar a ser de ayuda, nunca lo serán por sí solos.

Te recomendamos leer: 4 consejos básicos a la hora de cepillarse los dientes

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio para elaborar un dentífrico casero para lavarnos los dientes

El bicarbonato de sodio se vende como un ingrediente todopoderoso que puede ayudarnos a acabar con las infecciones gracias a su poder antibacteriano. Esto es cierto y, de hecho, esta sustancia forma parte de diversos dentífricos comerciales.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que estos productos suelen contener pequeñas cantidades de bicarbonato de sodio; además de que suelen estar combinadas con otras sustancias que protegen y cuidan nuestros dientes.

¿Por qué decimos esto? Bien, porque el bicarbonato de sodio es ligeramente abrasivo. Por eso, su aplicación directa y repetida sobre nuestros dientes puede ir poco a poco erosionando el esmalte

De esta forma, puede que acabe con la placa, pero también con la salud de nuestros dientes. De hecho, gobiernos, como el de Estados Unidos, suelen fijar límites de abrasión para los productos que empleamos para lavarnos los dientes. Por lo tanto, conviene no aplicar este producto directamente sobre nuestros dientes sin ningún control.

Así que, si de verdad quieres cuidar de la salud de tu boca, te recomendamos que no incluyas este producto en tu rutina. Tu dentadura te lo agradecerá.

Descubre: 9 alimentos que pueden dañar el esmalte de tus dientes

¿Es posible blanquear los dientes de forma natural?

Usos de la cáscara de plátano

Actualmente circula por la red la idea de que es posible blanquear los dientes con cáscara de plátano. De hecho, puede que hayas visto a varios famosos probarlo en sus redes sociales.

Supuestamente el ácido salicílico de la cáscara de plátano ayudaría a combatir el sarro naturalmente, blanqueando así nuestros dientes. No obstante, no se dispone de ningún estudio que permita avalar tal afirmación.

De hecho, no es la primera vez que se venden los beneficios de una fruta para blanquear los dientes. Antes del plátano, han venido las fresas, los limones, las naranjas… Tanto es así que la propia American Dental Association ha tenido que publicar un artículo en su blog desmintiendo dicha afirmación.

En él, afirma que incluirlas en nuestra dieta es una gran opción, porque nos aportan numerosos nutrientes beneficiosos para nuestros dientes. Pero en cuanto a su uso tópico, estas no tienen ningún efecto. Es más, en algunos casos (como en el de los cítricos) hasta podrían afectar al esmalte.

¿Cómo debemos lavarnos los dientes?

Dientes blancos y sanos

La propia American Dental Association recoge en su web una guía con consejos para cuidar nuestra higiene bucal en casa y lavarnos los dientes correctamente. En líneas generales, las sugerencias que ofrece son las siguientes:

  • Lavarse los dientes mínimo dos veces al día.
  • Una vez al día, emplear hilo dental u otros utensilios para limpiarnos entre los dientes.
  • Seguir una dieta equilibrada y reducir el consumo de productos azucarados y carbonatados, los cuales a largo plazo dañan nuestra dentadura.
  • Para blanquear nuestros dientes, evitar hábitos que los oscurecen, como el tabaco.
  • Visitar con frecuencia nuestro dentista.

Como puedes observar, no se trata de consejos difíciles de seguir y verás como la salud de tus dientes mejora. Y es que el aspecto de nuestra dentadura es un tema que suele preocuparnos mucho, porque son un elemento muy visible de nuestro rostro.

Por eso, te recomendamos que sigas estas sencillas recomendaciones para que tus dientes luzcan mejor y evitar molestos problemas, como infecciones o caries. ¡Anímate a incorporarlas a tu rutina!