Disfruta el poder curativo del jugo de cáscara de limón

El limón es un fruto con múltiples propiedades medicinales que han sido aprovechadas desde hace muchos siglos.

Este fruto es muy común en casi todo el mundo y se puede adquirir por un precio muy asequible en el mercado. A menudo, los consumidores toman el zumo de limón para aprovechar sus propiedades. Sin embargo, no saben que la cáscara de limón también aporta muchos beneficios al organismo.

La mayoría de personas las tira a la basura, sin saber que éstas poseen de 5 a 10 veces más nutrientes que el jugo de limón, entre los que se destacan la vitamina A y C, calcio, magnesio, beta-caroteno y potasio.

¿Cuáles son los beneficios de la cáscara de limón?

Piel-de-limon-articulaciones

Además de los nutrientes mencionados anteriormente, la cáscara de limón contiene sustancias muy beneficiosas para la salud como es el caso del aceite esencial de limón, citroneal y felandreno.

La cáscara de limón es ricas en antioxidantes y contiene una gran cantidad de:

  • Vitamina C.
  • Ácido cítrico, málico y fórmico.
  • Hesperidina.
  • Pectinas.

También contiene salvestrol Q 40 y limonela, que son dos ingredientes activos que podrían actuar sobre las células cancerígenas en sus primeras etapas, especialmente en casos de cáncer de mama, de colon y cáncer de piel.

Por sus altos contenidos de vitamina C y flavonoides, la cáscara de limón ayuda a limpiar los vasos sanguíneos, a reducir los niveles de colesterol LDL en la sangre y a reducir la presión arterial. También está recomendada para reforzar el sistema inmunitario y prevenir enfermedades como la gripe, los refriados y algunas infecciones.

Quizás te interese leer: La vitamina C nos protege frente a enfermedades cardiovasculares

Contiene calcio y otros minerales esenciales que fortalecen los huesos y ayudan a prevenir problemas como la osteoporosis.

Por otra parte, el jugo o té de cáscara de limón está recomendado para combatir los gases intestinales, disminuir la inflamación abdominal, mejorar la digestión y eliminar los desechos del organismo.

Por su alto contenido de antioxidantes, protege y descongestiona el hígado, eliminando las toxinas e impurezas que pueden afectar su salud.

Al igual que el jugo de limón natural, la cáscara posee propiedades alcalinizantes que ayudan a regular el pH del cuerpo.

Receta de jugo de cáscara de limón

cáscara de limón

El jugo de cáscara de limón es muy fácil de preparar y es una bebida ideal para refrescarte mientras aportas muchos beneficios al organismo.

Ingredientes

  • 1 limón orgánico con su cáscara.
  • ½ litro de agua.
  • Hielo.
  • Miel al gusto.

¿Qué debes hacer?

Lava muy bien el limón y luego mézclalo en una licuadora con el ½ litro de agua y una cucharada de miel. Si lo quieres bien frío, lo puedes mezclar con hielo y luego beber bien fresquito.

Como resultado, vas a obtener una limonada parecida a la tradicional, aunque con el toque diferente que le proporciona la cáscara de esta fruta.

Otras formas de aprovechar la piel del limón

Taza de infusión de miel con limón para la picazón de garganta

Receta de té de cáscara de limón

Si prefieres aprovechar los beneficios de la cáscara de limón en su forma tradicional, sigue los pasos de esta sencilla receta para preparar té de cáscara de limón.

Ingredientes

  • 2 limones orgánicos con su cáscara.
  • 1 litro de agua.
  • Miel (opcional).

¿Qué debes hacer?

Coloca las cáscaras de limón en un litro de agua y ponlas a hervir durante 15 minutos. Retíralas del fuego y agrega el zumo de los dos limones. Finalmente, le puedes añadir miel de abeja o un endulzante natural.

Ralladura de cáscara de limón

Una de las formas más populares y deliciosas de aprovechar los beneficios de la cáscara de limón es utilizando su ralladura.

Lee: Cupcakes de limón y albahaca veganos

¿Qué debes hacer?

Para prepararla, debes lavar bien los limones, ponerlos a congelar y luego rallar finamente las cáscaras con un rallador. Esta ralladura la puedes utilizar para las ensaladas, jugos, pescados, carnes, postres o bebidas calientes, entre otros.

Para aprovechar al máximo los beneficios de la cáscara de limón, recomendamos conseguir limones orgánicos, libres de pesticidas. En caso de no conocer la procedencia de los limones, una buena idea es desinfectarlos sumergiéndolos 15 minutos en un poco de agua con partes iguales de vinagre de manzana a partes iguales. De este modo podrás eliminar rastros de pesticidas u otras sustancias químicas utilizadas durante el cultivo del limón.