Polenta con salsa de pollo

Yamila Papa · 19 julio, 2015
La polenta es sémola de maíz y es un plato típico del norte de Italia. Al no llevar nada de trigo es apta para celíacos

Si bien es una comida que se consume mucho en invierno por sus calorías y porque aumenta la temperatura, podemos darnos el gusto de consumirla cuando queramos. Para disfrutar de la polenta con salsa de pollo no tardarás más que algunos minutos. ¡Prueba estas opciones!

Receta de polenta con salsa de pollo

Si no vas a comer este platillo porque hace calor, puedes guardar la receta para cuando empiecen los días de más frío. ¡O quizás te atreves cuando las temperaturas son elevadas!

Ingredientes:

  • 1 pollo entero y sin piel
  • 3 cucharadas de aceite
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 lata de tomate
  • 1 puñado de perejil fresco
  • 1 copa de vino blanco
  • 50 gramos de hongos secos
  • ½ taza de caldo de pollo
  • 300 gramos de salchicha
  • 1 ramita de romero
  • Tomillo, laurel, orégano, sal y pimienta al gusto
  • 500 gramos de polenta
pollo con piña

Pasos a seguir:

  • 1-En una cazuela grande calienta aceite y sofríe las presas de pollo por separado, hasta que queden bien doradas.
  • 2-Corta la salchicha en rebanadas y agrega para que se frite también.
  • 3-Trocea la cebolla en cuartos y la zanahoria en cubos. Echa ambas a la cazuela junto con el vino, los tomates en cuadraditos, los hongos remojados en agua caliente y cortados en láminas y una parte del caldo de pollo.
  • 4-Condimenta, salpimenta y pon la ramita de romero.
  • 5-Cocina a fuego lento hasta que el pollo se haya cocinado y la salsa reducido, añade más caldo para que no se seque la preparación.
  • 6-Prepara la polenta siguiendo las instrucciones del paquete.
  • 7-Sirve unas cucharadas de polenta y por encima esparce la salsa de pollo.

Un truco: antes de poner la polenta en el plato, corta unos cubitos de queso mozzarella para que al tomar contacto con la comida caliente se funda. Y encima de la salsa… ¡Más queso! Puede ser el mismo que debajo o también parmesano rallado.

Receta 2 de polenta con salsa de pollo

Es una versión similar, pero como siempre ocurre, tiene sus detalles que la hacen diferente a las demás. Ten en cuenta que la polenta “engaña” a la vista: puede parecer que es muy poca pero realmente sacia el hambre. Mejor que sirvas un poco y si lo deseas, repite. Si tienes la salsa preparada con anticipación (por ejemplo en el congelador) en sólo 2 minutos la cena estará lista. ¡Perfecto para cuando estás muy cansada y no tienes ganas de ponerte a cocinar! Además es un alimento con muchas proteínas.

¿Qué se necesita?

  • 1 lata de tomate natural triturado
  • 1 cebolla grande o 2 pequeñas
  • 1 pimiento (mejor si está asado)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tazas de caldo de pollo o de verduras
  • 1 pizca de sal
  • Condimentos variados al gusto (tomillo, albahaca, romero, estragón, orégano, salvia, etc)
  • 200 gramos de pechuga de pollo
  • 1 zanahoria
  • 200 gramos de polenta (harina de maíz) instantánea

¿Cómo se prepara?

Especias

  • 1-Calienta en una sartén el aceite de oliva y sofríe la cebolla cortada en juliana bien pequeña.
  • 2-Cuando esté algo transparente, añade la pechuga de pollo sin piel y lavada bien.
  • 3-Remueve un poco y echa el pimiento picado y la zanahoria rallada.
  • 4-Deja que se cocine y luego vierte el tomate.
  • 5-Condimenta y sala al gusto.
  • 6-Tapa la cazuela y deja que se cocine a fuego lento. Reserva.
  • 7-Para preparar la polenta, tienes que poner en un cazo el caldo de pollo o verdura hasta que empiece a hervir.
  • 8-Vierte la polenta en forma de lluvia mientras remueves con cuchara de madera.
  • 9-Apaga el fuego y sigue batiendo hasta formar una consistencia homogénea, sin grumos.
  • 10-Sirve unas cucharadas de polenta en un plato y encima vierte la salsa de pollo.
  • 11-Si lo deseas, puedes espolvorear con queso parmesano rallado.