Pólipos en el colon

Edith Sánchez·
13 Septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
13 Septiembre, 2019
Los pólipos en el colon casi nunca generan síntomas, excepto en algunos casos en los que hay sangrado después de la evacuación. Generalmente, se detectan incidentalmente, durante algún examen del tracto digestivo.
 

Los pólipos en el colon son uno de los problemas más comunes en esa zona del organismo. Afectan, aproximadamente, a un 15-20 % de la población. En la mayoría de los casos, se trata de un proceso benigno, pero algunas veces esos pólipos son cancerosos, o se convierten en cáncer con el tiempo.

Cualquier persona puede tener pólipos en el colon, pero son más frecuentes en quienes ya han tenido pólipos anteriormente, tienen más de 50 años, tienen antecedentes familiares del mismo problema y/o han padecido cáncer de colon en el pasado.

La mayoría de las veces, los pólipos en el colon no generan ningún síntoma. Generalmente, se detectan mediante exámenes como colonoscopias. Es importante realizarse esos exámenes periódicamente, ya que extirpar los pólipos en sus primeras fases es mucho más sencillo y seguro.

Los pólipos en el colon

colon irritable

Los pólipos en el colon son trozos de tejido adicional que crecen dentro del intestino grueso. Se deben a la agrupación de un pequeño conjunto de células que crecen de más en la mucosa del colon. Se les define como tumores benignos, que también pueden encontrarse en otras zonas del sistema digestivo.

 

Su diámetro va desde 0,6 cm, hasta varios centímetros. Se ven como pequeñas protuberancias que, a veces, crecen sobre una especie de “tallo”, por lo cual tienen una apariencia similar a la de los hongos. Sin embargo, los pólipos en el colon también pueden ser planos. Por lo general, están dispersos en la pared del intestino.

Hay dos clases de pólipos: neoplásicos y no neoplásicos. Los primeros tienen riesgo de convertirse en cáncer y pueden ser pólipos serrados o adenomas. Los no neoplásicos son generalmente benignos y comprenden pólipos hiperplásicos, pólipos inflamatorios y pólipos hamartomatosos. Por regla general, entre más grande es el pólipo, más riesgo tiene de volverse canceroso.

Descubre: Síntomas de cáncer de colon

Causas 

No es clara la razón por la cual aparecen los pólipos en el colon. Se ha establecido que las mutaciones de diferentes genes hacen que se altere el proceso de división celular y esta siga teniendo lugar, aun cuando no sea necesario. Es entonces cuando se forman los pólipos.

Hay personas que tienen mayor riesgo de desarrollar pólipos en el colon, como ya se indicó: mayores de 50 años y quienes tienen antecedentes personales o familiares de pólipos o cáncer de colon. También están en mayor riesgo los fumadores, quienes consumen alcohol, las personas obesas y quienes tienen diabetes tipo 2.

Otro segmento de riesgo lo conforman quienes padecen colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn en el colon. En algunos pocos casos, hay enfermedades hereditarias que predisponen a desarrollar pólipos. Dichas enfermedades son:

 
  • Síndrome de Lynch.
  • Poliposis adenomatosa hereditaria.
  • Síndrome de Gardner.
  • Poliposis asociada al gen MYH.
  • Síndrome de Peutz-Jeghers.
  • Síndrome de poliposis serrada.

Síntomas y diagnóstico de pólipos en el colon

colon mujer

Como ya se señaló, la mayoría de las veces los pólipos en el colon no generan ningún síntoma. Algunas personas pueden presentar sangrado por el ano, que se detecta porque quedan rastros en la ropa interior o en el papel higiénico después de evacuar. También es posible que haya sangre en las heces.

El estreñimiento o la diarrea que duran más de una semana también son un elemento sugestivo. Sin embargo, la mayoría de las veces, los pólipos se detectan gracias a exámenes específicos como colonoscopia, colonografía, sigmoidoscopia flexible y/o análisis de heces.

El examen más indicado es la colonoscopia, ya que permite detectar los pólipos en el colon, pero también extirparlos a medida que se encuentren o se sospeche que existan. Por lo tanto, ese procedimiento es mucho más funcional.

Lee también: ¿Para qué se practica una colonoscopia?

Otros datos de interés

Hay varias maneras de eliminar los pólipos durante la colonoscopia. A veces, se cortan con un alambre o con fórceps para biopsia. También es posible quemar la base de los mismos con corriente eléctrica. Estos procedimientos no causan dolor, ya que el revestimiento del intestino es insensible a esos estímulos.

 

Después de extirpados, el tejido se envía a laboratorio para su estudio. Allí se puede establecer si hay cáncer. En algunas ocasiones, no se pueden eliminar los pólipos en la colonoscopia, pero esta sirve para marcarlos o hacerles un ‘tatuaje endoscópico’. De este modo, serán fácilmente detectables durante una cirugía.

La eliminación de los pólipos se llama polipectomía y es un procedimiento ambulatorio, que muy rara vez tiene complicaciones. Solo en muy contados casos provoca hemorragia o pequeñas perforaciones, que deben ser atendidas posteriormente. En todos los casos, el médico ordenará nuevas colonoscopias en los siguientes años.

 
  • Barreda, F., Combe, J., Valdez, L. A., & Sánchez, J. (2007). Aspectos clínicos de los pólipos colónicos. Revista de Gastroenterología del Perú, 27(2), 131-147.
  • Rivero, M., Castro, B., & Fernández Gil, P. L. (2012). Pólipos y poliposis cólica. Medicine. https://doi.org/10.1016/S0304-5412(12)70324-4
  • Falconi, L. M. (1976). POLIPOS DEL COLON. Cirugia Del Uruguay.