Pollo Brunswick

Aunque se pueden utilizar otras partes del pollo, al hacer la receta con contramuslos nos aseguramos de que estos van a quedar jugosos. Los cocinaremos hasta que la salsa alcance el espesor deseado

El pollo Brunswick es un estofado tradicional del sur de los Estados Unidos. Su origen es incierto, aunque se cree que puede venir de la ciudad de Brunswick (Georgia), del Condado de Brunswick (Virginia) o del Condado de Brunswick (Carolina del Norte).

Independientemente de su origen, este estofado consiste en una base de tomate que puede contener: judía de Lima, maíz, ocra y más verduras y uno o más tipos de carne. Las recetas que reclaman ser la original contienen carne de ardilla o de conejo, aunque también son muy comunes los estofados con pollo, cerdo y ternera.

El pollo que aquí te enseñamos a cocinar, no es exactamente el estofado americano (que dicho sea de paso tiene una pinta horrible), sino una adaptación de una receta inglesa de muslos de pollo al estilo Brunswick. La mezcla de sabores es cuanto menos original, y no es lo típico a lo que estamos acostumbrados, pero precisamente por eso este plato es ideal para sorprender a amigos y familia con algo nuevo. Además, está rico.

Opción 1: Pollo Brunswick

pollo salsa

Ingredientes:

  • 8 contramuslos de pollo
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 lata pequeña de maíz
  • 1 lata de tomates pelados troceados
  • 1 puñado de judías verdes
  • Pimentón
  • Tabasco (opcional)
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Procedimiento:

  • Poner a calentar al fuego una cacerola grande con un buen chorro de aceite de oliva.
  • Salpimentar el pollo y añadirlo a la cacerola. Dejar que se dore a fuego medio durante 10 ó 15 minutos, hasta que las piezas estén bien tostadas por fuera. Retirar de la cacerola y reservar.
  • Picar la cebolla y los pimientos en pequeños daditos y agregarlos a la cacerola, sobre el mismo aceite del pollo y junto con las judías.
  • Cocinar a fuego medio hasta que la cebolla esté blandita y un poco transparente. Añadir una cucharadita de pimentón y mezclar todo bien.
pollo con champiñones

  • Disolver la pastilla de caldo de pollo en un vaso de agua caliente y agregarla junto con la lata de tomate.
  • Salpimentar al gusto.
  • Echar también un chorrito de vino blanco y si se quiere que quede un poco picante, unas gotas de tabasco.
  • Subir el fuego y cuando empiece a hervir, bajarlo al mínimo, añadir el pollo y dejar cocinar con el fuego al mínimo durante 20 ó 30 minutos hasta que la salsa alcance el espesor deseado.
  • Cuando le falten 5 minutos para estar listo, echar la lata de maíz escurrida y mezclar bien.
  • Servir caliente.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar