Pollo con champiñones y salsa, una receta muy sabrosa

Para que el pollo no se queme procura dorarlo a fuego medio. Así te asegurarás de que también se hace bien por dentro, aunque terminará de cocinarse con la salsa

Las recetas de pollo con champiñones son muy comunes en varias regiones del mundo. Sin embargo existen algunas variaciones en la salsa con la que van servidas que le dan un toque diferente al plato.

Las salsas que acompañan los champiñones suelen ser blancas, aunque esto varía de acuerdo a los ingredientes y los gustos de quien las prepare. En general, pueden ser líquidas o cremosas. Veamos algunas recetas.

Pollo con champiñones y salsa de vino

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo deshuesadas
  • ½ kilo de champiñones
  • 4 dientes de ajo
  • Una copa de vino blanco (100 ml)
  • Una cucharada de mostaza (15 g)
  • 1 cebolla grande
  • Una cucharada de perejil picado
  • 1 cucharada de harina (10 g)
  • Sal y pimienta

En general, para preparar esta receta se puede usar cualquier parte del pollo. No obstante, sugerimos usar pechugas en filete porque son más fáciles de manipular y de comer.

Ingredientes para el pollo con champiñones

Utensilios

  • Cuchillo
  • Sartén

Preparación

  • Para empezar toma tus filetes de pollo, trocéalos en cuadrados pequeños, del tamaño de un bocado y ponles la sal. A parte, pica lo más fino posible el ajo y el perejil. Para el ajo te aconsejamos cortar primero láminas pequeñas y después picarlas en cuadraditos. Después, cuando los tengas picados, mézclalos lo mejor posible con la mostaza y pasa por ellos el pollo, para que se adhieran los dos ingredientes. Finalizado este paso, mete la pechuga a la nevera y déjala reposar durante un par de horas para que se integren bien los sabores.
  • A continuación, en una sartén pon a calentar dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen y pon a freír el pollo hasta que quede dorado por todas partes.
  • Mientras que tu pollo se dora puedes aprovechar para ir preparando los champiñones. En una sartén aparte pon a calentar una cucharada de aceite de oliva, pica la cebolla fina y ponla a freír hasta que cristalice. Después, una vez tienes la cebolla en el punto esperado, añade los champiñones cortados en rodajas y deja que se cocinen junto con la cebolla. Por último, pasados alrededor de 8 minutos, pon el vino blanco y la cucharada de harina tamizada. Revuelve el contenido hasta que se espese y se forme una salsa blanquecina.
  • Para acabar, una vez esté lista la salsa, solo tienes que verterla en la sartén en la que se está dorando el pollo. Dejar que se rehogue por unos minutos. Revuelve para que todo se incorpore de manera apropiada.
  • Ya se encuentra listo nuestro pollo con champiñones para que lo sirvas junto con una guarnición.
Crema para el pollo con champiñones

Crema para el pollo con champiñones

Ingredientes

  • ½ kilo de champiñones
  • 2 cuadraditos de mantequilla (200 g)
  • 2 tazas de crema de leche (460 ml)
  • 1 cucharada de harina (10 g)
  • ½ taza de caldo de pollo (120 ml)
  • Sal y pimienta

Preparación

  • Para empezar, partimos de que vas a usar la misma cantidad de pollo que en la receta anterior. En este caso te traemos otra propuesta para la salsa. También se prepara de manera sencilla y rápida, así que presta atención.
  • En primer lugar, pon a derretir los dos cuadraditos de mantequilla (aunque en caso de que sean muy grandes solo debes utilizar uno). También pon a sofreír los champiñones durante unos minutos. Eso sí, debes evitar que se queme la mantequilla. Después adiciona el caldo de pollo y deja que se reduzca. Revuelve para evitar que los champiñones o el caldo se queme.
  • Una vez se ha evaporado un poco el líquido del caldo, colócala crema y revuelve hasta que espese. Para ayudarte en este proceso, agrega una cucharada de harina, aprovecha para adicionar la pimienta y corregir la sal. No dejes de remover hasta que consigas la consistencia ideal para la crema.
  • A continuación, cuando llegue al punto deseado retírala del fuego. Por último, una vez sirvas el pollo en el plato, procede a bañarlo con tu crema. Verás como se mezclan muy bien los sabores, sin robarse protagonismo los unos con los otros. Acompaña con una deliciosa ensalada y ya está. Listo este pollo con champiñones en crema para que te chupes los dedos.