Pollo a la Coca-Cola

Gracias al contenido de azúcar del refresco conseguiremos un contraste de sabores delicioso. Debemos vigilar la potencia del fuego y remover con frecuencia para que no pegue

El pollo es una de las aves más consumidas en nuestra cultura debido a su sabor suave y su aporte de proteínas. Además, la textura de su carne hace que se pueda cocinar de muchas maneras, como por ejemplo, el clásico pollo a la Coca-Cola.

También podemos consumirlo tanto asado, como a la plancha, a la barbacoa, con arroz, con salsas. Generalmente combina muy bien con todo tipo de acompañamientos y preparaciones, como por ejemplo:

  • Ensaladas.
  • Salsa de miel y mostaza.
  • Salsa bechamel.
  • Queso.
  • Cebolla.
  • Nata, etc.

Como dijimos anteriormente una de las formas en las que esta ave puede cocinarse es el pollo a la Coca-Cola. Es una receta muy fácil de preparar con un toque dulce muy especial. A continuación, te daremos el paso a paso.

Opción 1: pollo a la Coca-Cola

El pollo a la Coca-Cola puede prepararse con distintos ingredientes. Esta primera opción es la más conocida. Sin embargo no deja de ser deliciosa y apetecida.

pollo a la Coca-Cola

Ingredientes

  • Pollo (puede usarse cualquier parte del pollo siempre y cuando tengan aproximadamente el mismo tamaño para que se cocinen a la vez).
  • 2 cebollas.
  • 1 pastilla de caldo.
  • Kétchup, 3 cucharadas (30 g).
  • 1 lata de Coca-Cola.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • 5 cucharadas de aceite de oliva (50 ml).

Procedimiento

  • Salpimentamos el pollo y colocamos en un cazo con el aceite.
  • Doramos por los dos lados a fuego fuerte. Reservamos en un bol aparte.
  • Cortamos la cebolla en julianas y las doramos a fuego lento en el mismo cazo del pollo.
  • Salpimentamos y mezclamos bien. La cocinamos a fuego medio.
  • Cuando la cebolla esté más o menos blandita, añadimos la pastilla de caldo troceada, las 3 cucharadas de kétchup  y mezclamos bien con la cebolla.
  • Añadimos el pollo que estaba reservado y lo cubrimos todo con la lata de Coca-Cola.
  • Cocinamos a fuego medio bajo de 15 a 30 minutos.
  • Removemos durante la cocción hasta que se reduzca la salsa y se cocine bien el pollo.

Ver también: Delicioso pollo agridulce al estilo chino

Opción 2: pollo a la Coca-Cola con champiñones

Los champiñones son deliciosos y saludables, además, siempre serán una excelente opción para combinar con el pollo. Por lo tanto, la segunda opción estará acompañada de este riquísimo ingrediente.

Ingredientes

  • 4-5 muslos de pollo.
  • 2 cebollas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 6 champiñones frescos.
  • 1 cucharada sopera de kétchup (40 g).
  • (250 ml) de agua.
  • (150 ml) de vino blanco.
  • Sal.
  • 1 litro de Coca-Cola.
  • 5 cucharadas de aceite (50 ml).

Procedimiento

  • Le quitamos la piel a los muslos (si prefieres los puedes partir por la mitad) y los ponemos a freír en el aceite.
  • Agregamos sal y doramos en la sartén a fuego fuerte.
  • Una vez estén dorados, añadimos el agua y también el vino y, lo dejarmos 5 minutos más.
  • Mientras tanto, picamos la cebolla en julianas y la añadimos pasados los 5 minutos.
  • Removemos y cocinamos durante unos 10 minutos.
  • Picamos los dientes de ajo y también los champiñones en rodajas muy finas y los añadimos a la sartén.
  • Removemos y dejamos a fuego medio hasta que parte del agua se haya evaporado.
  • Agregamos la cucharada de kétchup y cubrimos los muslos con la Coca-Cola. La espuma desaparecerá con la cocción.
  • Tapamos y dejamos a fuego suave (nos aseguramos de que el líquido esté lo suficientemente caliente como para que cueza el pollo) durante 30 minutos.

Te puede interesar: Cómo preparar sopa ramen de pollo

Opción 3: pollo guisado con Coca-Cola

Las preparaciones con guiso resultan ser las favoritas para muchas personas. Por lo tanto, esta tercera opción será a base de esta mezcla tan conocida y apetecida.

pollo cacciatore

Ingredientes (para 4 personas)

  • 12 muslos de pollo.
  • 1 lata de Coca-Cola.
  • 1 sobre de sopa de cebolla.
  •  Aceite de oliva (50 ml).
  • Sal.

Procedimiento

  • Calentamos el aceite en una cacerola antiadherente y sofreímos los muslos de pollo hasta que estén dorados.
  • Retiramos de la olla y eliminamos la mitad del aceite restante.
  • Vertemos en la olla la Coca-Cola y añadimos el sobre de sopa de cebolla, además, mezclamos bien para que no queden grumos.
  • Añadimos de nuevo el pollo a la olla y dejamos cocer con la cacerola tapada durante 20 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Servimos bien caliente.

Son 3 deliciosas recetas para compartir con tu familia y amigos. Son muy fáciles de preparar y el resultado es increíble. Acompáñalas del arroz cocido de tu preferencia, una ensalada o pasta.

¡No te quedes sin prepararlo!