Pollo con pimientos

Belén Gisbert 5 mayo, 2015
Para hacer un plato rápido y ligero puedes optar por las brochetas ya que, al ir asadas a la parrilla, requieren de menos aceite y serán menos calóricas

El pollo con pimientos es realmente bastante sencillo de hacer y… sorprendentemente delicioso. El sabor del pollo (y con cualquier otra carne) junto con el pimiento (verde, rojo u amarillo), son una combinación exquisita. En esta ocasión, mostraremos varias formas sorprendentes de hacer pollo con pimientos:

Pechuga de pollo con pimientos

Datos:

  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Comensales: 4 personas
  • Costo: Bajo

Presentación

La pechuga de pollo con pimientos es un segundo plato de carne que se prepara salteando las pechugas de pollo en la sartén, para que sean suaves y tiernas.

A continuación el pollo se condimenta con una guarnición de tomates y pimientos guisados ​​y aromatizados con vino blanco.

La pechuga de pollo con pimientos es una receta sencilla pero sabrosa, que satisface todos los gustos.

Ingredientes

  • 600 g de pechuga de pollo
  • Sal al gusto
  • 60 g de chalota
  • 30 g de mantequilla vegetal
  • Pimientos (250 gr. de color rojo y 250 g de color amarillo)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 25 ml de vino blanco
  • 200 gr de tomates

Preparación

pechuga pollo cuatro quesos

Para preparar la pechuga de pollo con pimientos, comienza por lavar los tomates y los partes por la mitad. Continuar la limpieza de los pimientos para quitar los filamentos y cortar en tiras.

Picar la cebolla y rehogar durante unos minutos en una sartén antiadherente, con unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté dorada, añadir un cucharón de caldo y dejar que se evapore; añadir los tomates cortados por la mitad y añadir la sal.

Ahora agrega los pimientos, cubrir con la tapa y cocinar las verduras a fuego medio, durante 30 minutos (si los pimientos eran demasiado secos, agrega un cucharón de caldo más durante la cocción).

Para la preparación del pollo (si la pechuga era demasiado gruesa, recomendamos que lo golpees con la ayuda de un mazo para carne), poner la mantequilla en una sartén con los restantes 30 gramos de chalotas y que adquieran un tono marrón. Mientras tanto, enharina las pechugas de pollo y cuando se dore la chalota, añadirlas en la sartén y hacerlas durante 1 minuto por cada lado. Vierte el vino y un cucharón de caldo y continuar la cocción hasta que la pechuga de pollo se cocine.

Servir la pechuga de pollo con pimientos picantes.

Conservación

La pechuga de pollo con pimientos se puede almacenar durante 2 días en la nevera. Los pimientos se mantienen unos días más guardados en un recipiente hermético y se almacena en la nevera. Puedes congelarla para consumir en los días posteriores.

Consejo

Como variante, se puede dorar el pollo en trozos y agregarla a los pimientos para dar más sabor al plato. 

Kebab, pinchos o brochetas de pollo con pimientos

brochetas carne

Era obligado que mencionara el kebab, los pinchos o las brochetas, esta vez de pollo con pimientos.

Insertados en la brocheta o pincho, el pollo y los pimientos troceados y asados a la parrilla con sal y aceite, son una delicia y además, ¡es muy económico! Veamos que nos hace falta.

Ingredientes:

  • 500 gr de pechuga de pollo
  • 250 gr de pimiento rojo, 250 gr de pimiento amarillo o 250 gramos de pimiento verde
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  • Lava y trocea los pimientos de cada color, quita las pepitas y el tallo.
  • Trocea la pechuga de pollo como si fuera para estofado.
  • Inserta en una brocheta un trozo de pollo, otro de pimiento rojo y otro de pimiento vede u amarillo. Vuelve a repetir la serie hasta completar la brocheta de pollo con pimientos, puedes hacer dos por cada comensal.
  • Precalienta la parrilla o plancha a temperatura media. Salpimentar las brochetas. Llévalas a asar.
  • Cocina las brochetas juntas alineadas, y echa un chorrito de aceite de oliva sobre ellas. Ve dando vueltas, conforme veas el pollo dorándose y el pimiento asándose en cada lado. Cuando esté por todos lados, estarán listas.
  • Servir calientes, acompañándolas de una ensalada o unas patatas fritas. No te olvides del pan.
Te puede gustar