El pollo y salmón, ¿Por qué son los favoritos para las dietas?

¿Sabías que, además de suponer un aporte mínimo de grasas, el pollo nos aporta minerales y vitaminas fundamentales para gozar de una buena salud tanto a nivel interno como externo?

Una dieta sana debe ser útil para lograr dos grandes objetivos: cambiar tu peso actual y mejorar tu salud. Para ello es preciso incluir macronutrientes que contribuyan al logro de esta meta saludable.

Así, dos de los favoritos para las dietas son el pollo y el salmón.

¿Sabes por qué estos dos ingredientes siempre están entre las recomendaciones de los nutricionistas? Si no es así, sigue leyendo, que aquí te lo diremos.

Razones por las que el pollo es uno de los favoritos para las dietas sanas

Aporta fósforo

salmon

El pollo cuenta con una cantidad adecuada de fósforo, de manera que es un elemento fundamental de una dieta saludable.

  • Fortalece los huesos y los dientes.
  • También ayuda con la salud de los riñones, nutre los músculos y colabora con el sistema nervioso.

El fósforo es un componente que no se ve afectado por la preparación del pollo, aunque te recomendamos evitar usar grasa en exceso.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Qué beneficios aporta el fósforo a la salud?

Tiene las cantidades de selenio necesarias en una dieta sana

Es de los pocos alimentos que tiene una gran cantidad de selenio, un componente de gran utilidad para el buen funcionamiento de la glándula tiroides.

  • Esto significa que el pollo protege el cuerpo de infecciones y de otros elementos patógenos que pueden poner tu salud en peligro.
  • También mejora la fertilidad tanto del hombre como de la mujer.

Aunque existen medicamentos para mantener el selenio en el cuerpo, es preferible consumirlo por medio de fuentes naturales y nada mejor que un buen plato con pollo para lograrlo.

Su contenido de grasas es mínimo

pollo-bechamel

Al ser una carne blanca, es fácil extraer sus grasas mientras se prepara, lo cual lo transforma en la carne más ligera y uno de los favoritos para las dietas.

  • Si preparas el pollo al horno permites que se eliminan las grasas y obtienes un plato ligero y nutritivo.
  • Si se prepara un pollo al horno o asado y se complementa con cítricos, obtendrás un plato delicioso y sano.

Aunque parezca graso y creas que te va a engordar, en realidad es que se trata de un plato ligero y una excelente fuente de proteínas y minerales.

Favorece la salud de tu piel y vista

Debido a que el pollo aporta una gran cantidad de Vitamina B2, acelera la pérdida de peso y tu capacidad visual.

Para la conservación de esta vitamina es mejor guardar el pollo en lugares fríos cuando está crudo. Esto se debe a que la vitamina B2 se daña muy rápido con el calor.

Cuando se prepara el pollo, es importante comerlo inmediatamente. El pollo recalentado puede perder por completo sus propiedades vitamínicas.

Visita este artículo: Beneficios de consumir salmón y una receta que te encantará

Beneficios de incluir salmón tu dieta

consumir salmon

El salmón se ha convertido en uno de los favoritos para las dieta por contener altas cantidades de omega 3. Este es uno de los ácidos naturales más importantes para mantener la salud de tu corazón.

Así, el consumo regular de salmón mejora el sistema circulatorio y reduce los triglicéridos.

Otra ventaja de comer salmón es que puede bajar el nivel de colesterol. Para obtener realmente este beneficio, recuerda evitar añadir más grasas al momento de cocinar.

Por lo regular basta con poner el salmón en la sartén y añadir un poco de sal y pimienta. Este pescado ya contiene una buena cantidad de grasas naturales.

El cerebro se nutre de forma considerable al consumir salmón. Gracias nuevamente al omega 3, fortalece tu capacidad cognitiva, mejora los reflejos y ayuda a la memoria.

Si tienes antecedentes de alzhéimer es recomendable incluir el salmón en tu dieta de forma regular. Lo recomendable es un trozo mediano de salmón mediano una vez por semana.

  • Para aquellos que están estudiando o que, por sus labores, deben recordar mucha información, el consumir salmón marcará una gran diferencia. Eso se debe a que sus ácidos grasos mejoran la función de tu cerebro.

Si bien ayuda a cada uno de los sentidos, su mayor fuerte es la vista. Eso sí, recuerda usar gafas cuando estés mucho tiempo en el sol. Esto evitará que tus ojos se dañen por los efectos de los rayos UV.

El salmón es una carne blanca muy baja en grasas negativas. Gracias a su bajo contenido de grasas y lo nutritivo de su carne, es uno de los favoritos para las dietas.

Lo mejor es que puedes comerlo solo con un poco de limón o preparado con alguna salsa más compleja. Lo ideal es hacerlo con una buena mezcla de vegetales.

Cuida de tu salud

En una dieta sana es importante tener todos los grupos alimenticios y no se debe excluir el consumo de carnes. Las carnes blancas y los pescados grasos son dos opciones nutritivas y saludables que debes incluir en tus comidas.

Como te habrás dado cuenta, hay buenos motivos para que ambos ingredientes sean de los favoritos para las dietas. Cuéntanos cómo te gusta comer estas carnes y cuáles son tus mejores recetas.

Categorías: Dieta Etiquetas:
Te puede gustar