Pollo con salsa sriracha

La proporción de los ingredientes irá en función de nuestros gustos. Si preferimos el dulce al salado primaremos el uso de la miel, o el de la salsa picante en caso contrario

La salsa dulce y picante de sriracha es ideal para acompañar el pollo, es más, es una de las preferidas para esta carne.

La salsa de miel sriracha para pollo es un poco dulce, un poco picante, al más puro estilo asiático. Puedes personalizar el sabor para satisfacer tus preferencias personales. Si te gusta lo picante, puedes añadir hojuelas de pimienta en la parte superior. Si tiendes a favorecer el lado dulce de las comidas, pon bastante  miel.

Pollo con salsa sriracha

Datos de interés:

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocción: 20 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos
  • Tipo de receta: Plato principal
  • Tipo de cocina: asiática
  • Raciones: 4 personas

Ingredientes

pollo al horno

  • 3-4 pechugas de pollo, cortadas en cubitos
  • ⅓ taza de maicena

Para la salsa

  • 1 taza de agua
  • 2-3 cucharadas de picante sriracha (dependiendo de cómo de picante la quieres)
  • 5 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de ajo picado
  • ¼ taza de azúcar
  • 2-3 cucharadas de miel (dependiendo de lo dulce que lo quieras)
  • 2 cucharadas de fécula de maíz y 2 cucharadas de agua fría

Preparación

En una cacerola mediana, combina 1 taza de agua, sriracha, salsa de soja, el ajo, el azúcar y la miel y mezcla bien. Llevar la mezcla a ebullición a fuego medio. Batir las 2 cucharadas de almidón de maíz y 2 cucharadas de agua hasta que se disuelva. Añadir a la sartén y revuelve hasta que espese. Reduce el fuego a bajo.

Agrega el pollo cortado en cubitos y ⅓ taza de almidón de maíz de una bolsa de plástico grande. Sella la bolsa y agita para cubrir el pollo. Llena una sartén grande con aceite a fuego medio. Agrega el pollo y saltea hasta que se dore y esté bien cocido. Añadir la salsa y revuelve para cubrir. Espolvorear con hojuelas de pimienta machacadas si lo deseas y servir sobre arroz blanco caliente. 

Acompañamiento: arroz blanco

Puedes hacer arroz blanco si lo deseas para acompañar, para ello necesitarás:

Medio vaso de arroz por comensal, 3 cucharas de aceite de oliva virgen extra, sal y agua.

Pon el aceite en una cazuela, cuando se caliente, añade el arroz y la sal. Remover con una cuchara de madera constantemente durante un par de minutos, para que el aceite impregne bien cada grano de arroz. Esto servirá para que quede suelto una vez cocido.

Sin que se dore, añade entonces el agua, el doble de lo que pusiste de arroz. Es decir, si pusiste medio vaso de arroz, debes añadir un vaso de agua; si pusiste un vaso de arroz, deberás añadir dos vasos llenos de agua, etc.

Poner a fuego medio, y cuando empiece a burbujear el agua, bajar el fuego al mínimo y tapar.

Si en la cocción ves que el agua se ha evaporado y todavía le falta al arroz que se cueza, entonces añade un poco más de agua. Por el contrario, si ves que el arroz se esa cociendo y todavía queda agua, añade dentro de la olla papel film de plástico y tapa. Con esto, conseguirás que el arroz “sude” y se cueza correctamente.

Una vez cocido el arroz, retira del fuego y deja reposar un par de minutos como mínimo.

Sirve como base de plato y después añade a cada plato la ración de pollo con salsa sriracha.

Patatas gajo, otro perfecto acompañamiento 

patatas fritas Leszek.keszcysnki

Si en vez de arroz, prefieres unas patatas, toma nota de esta receta:

Lava dos o tres patatas grandes bien bajo el grifo.  Sécalas con un paño limpio o papel de cocina.

Introdúcelas tal cual en el microondas y caliéntalas unos 4-5 minutos. Sácalas con cuidado de no quemarte. Déjalas enfriar en un plato.

Mientras tanto, pon en una bolsa de plástico grande: tres cucharas de harina, sal, orégano, pimienta, perejil picado, ajo picado… y lo que se te ocurra de especies.

Corta las patatas en cuadrados, con piel y todo. Mételo en la bolsa con las especies. Cierra todo y sacude enérgicamente.

Pon a calentar aceite para freír en una sartén. Cuando esté caliente, ve poniendo los cuadrados de patata, sacudiendo antes el exceso de especias y harina. Cuando estén doradas, ponlas en un plato con papel de cocina para que se escurra el exceso de aceite.

Servir las patatas junto con el pollo con salsa sriracha. Acompaña también con unas rodajas de pan.