Pollo suizo al horno

Si no quieres que tus supremas queden muy aceitosas, puedes aplicar el aceite con una brocha de cocina. Así te asegurarás de poner la cantidad justa

Si estás buscando una forma diferente y sabrosa de preparar pollo te interesa seguir leyendo. Esta es la receta del pollo suizo al horno ¡una delicia!

El secreto para obtener un pollo crocante por fuera, pero con una carne jugosa y especiada, son los tiempos de cocción que deben ser precisos para que la carne esté bien cocida, pero no pasada de fuego.

La propuesta al horno de esta receta de pollo suizo nos permitirá reducir grasa en nuestro menú.

Esta receta no es la original, si no se le añade la crema de leche o salsa bechamel y se realiza el gratinado con queso suizo -gruyere, emmenthal o raclette, por citar algunos-. Tanto la crema como el queso es lo que dará ese sabor de altura a este platillo de restaurante, que en esta oportunidad te traemos para que te luzcas en casa.

La preparación del pollo suizo al horno tiene una dificultad moderada y las porciones rinden para seis personas. Esta es una manera creativa de presentar el pollo y no aburrirnos de consumir esta carne baja en grasa y rica en proteínas.

Antes de comenzar, recuerda que el pollo contiene muchas bacterias. Hay estudios que han demostrado que la manera más efectiva de mantenerlas a raya es no lavarlo, ya que mojar la carne cruda, sólo aumenta el riesgo de propagación de enfermedades por contaminación cruzada.

No obstante, la mejor forma de estar seguros de que no consumiremos una carne de pollo contaminada es cocinándolo muy bien a altas temperaturas y en el tiempo adecuado.

Dicho esto, retira la piel del pollo, vísceras y cuello, corta en ocho piezas y procede a quitar los restos de humedad en la carne con papel absorbente. Refrigera hasta el momento en que se requiera dentro de la receta.

Ingredientes para el pollo suizo al horno

pollo parmesana

  • Un pollo entero o cuatro supremas (pechugas) de pollo
  • Pan rallado
  • Dos huevos
  • Un manojo pequeño de hierbas frescas
  • Una cucharadita de mostaza
  • Una cucharadita de paprika
  • Un ajo majado
  • Media taza de vino blanco
  • Sal y pimienta

Para la salsa:

  • 1 taza de leche
  • 50 gr. de mantequilla o manteca
  • 50 gr. de harina leudante o tres cucharadas de fécula o almidón de maíz
  • Pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • ½ taza de queso suizo rallado

Paso a paso para hacer pollo suizo al horno

Crema casera

  • Luego de limpiar y cortar el pollo en piezas, colócalo en un bol o envase hondo y condimenta con el vino blanco, las hierbas frescas, la paprika, el ajo majado, la cucharada de mostaza y el toque de sal y pimienta. Conserva.
  • En tanto, procede a realizar la salsa blanca colocando en una sartén, la mantequilla o manteca, hasta que se derrita, añade la harina de trigo y sigue mezclando hasta que la mezcla tome un color dorado.
  • Añade la leche, pon la nuez moscada y salpimienta la crema. En caso de que decidas sustituir la harina por almidón de maíz, une la mantequilla y la leche y cuando el líquido esté caliente, añade la fécula hasta que espese la mezcla.
  • Toma los trozos de pollo adobados y pásalos por los huevos batidos y luego empana con el pan rallado.
  • Toma un recipiente, prepáralo con un poco de aceite y coloca el pollo empanado en él. Lleva al horno precalentado a 200 ºC por cinco minutos o hasta que el pollo esté dorado.
  • Cubre el pollo con la salsa blanca y lleva al horno de nuevo por 12 minutos ahora a 180ºC de temperatura.
  • Agrega a la preparación el queso suizo (gruyer o emmental). También te sirve queso fresco tipo mozzarella. Activa el gratinador del horno y deja ahí por cinco minutos más.
  • Retira del horno y acompaña este rico pollo suizo al horno, con unas papas horneadas con romero y una ensalada fresca de rúcula, tomates cherry, rábano, hongos, uvas y un aderezo sencillo.

¡Listo! te hemos dado otra deliciosa receta de pollo para sumar a nuestras propuestas de pollo a la parmesana, al limón y a la cerveza.

¡Qué tengas buen provecho!