¿Arrugas en el rostro? Aprende a elaborar pomadas caseras - Mejor con Salud

¿Arrugas en el rostro? Aprende a elaborar pomadas caseras

Al tratarse de ingredientes naturales la vida útil de estos productos no será muy larga, por lo que conviene ir preparándolos en pocas cantidades para que no echen a perder

Las arrugas son pliegues que se forman en nuestra piel, generalmente por la edad. Con el paso de los años y la acción de ciertos factores internos y externos las capas más profundas de la piel se alteran y mueren, y aparecen esos surcos en nuestro rostro.

Los factores externos que deterioran la piel son diversos y pueden ir desde la exposición prolongada al sol, hasta el uso inadecuado de maquillajes, los rayos UVA u otras radiaciones, las exposiciones al viento, el consumo de tabaco y alcohol, etc.

Por otro lado, los factores internos que afectan a nuestra piel son la mala digestión, la mala alimentación, el insomnio y la producción en nuestras células de radicales libres (basura celular) que deben ser neutralizados y eliminados.

Esto es así porque una producción masiva de radicales libres destruye nuestras células y favorece la aparición de arrugas de la misma manera que sucede tras una exposición solar prolongada.

Arrugas en el rostro por fumar

Como es obvio, la mejor prevención es evitar la sucesión de todas estas problemáticas. Por eso, debemos tener precaución a la hora de exponernos al sol, de usar maquillaje y demás cuestiones.

Ver también: 4 tratamientos naturales para prevenir la aparición de arrugas en el cuello y las manos

4 pomadas antiarrugas naturales y caseras

Una vez que las arrugas aparecen en nuestro rostro ya no podemos borrarlas, pero podremos retrasar su llegada si ponemos medios para ello y cuidamos de manera asidua de nuestra piel.

Para hacerlo hay numerosos productos y fórmulas naturales que nos pueden ayudar a mantener nuestra piel elástica y saludable. Hoy os vamos a acercar 4 recetas para que elaboréis vuestras pomadas antiarrugas en casa cada semana.

Pomada antiarrugas de malva y mantequilla

Ingredientes

  • 75 gramos de hojas frescas de malva muy picadas
  • 100 gramos de mantequilla (si es salada, mejor)

Elaboración

Debemos poner en un recipiente las hojas de malva picadas con un poco de agua. Debe haber suficiente líquido para que se puedan cocer las hojas. Gracias a ellas protegeremos y humectaremos nuestra piel.

En un recipiente aparte tendremos que ir calentando mantequilla al baño María para que se vaya derritiendo. Una vez líquida, tenemos que agregar las hojas de malva cocidas y removerlo bien.

Hojas y flor de malva

Entonces sacaremos esta mezcla del fuego y la verteremos en un frasco con la boca ancha para luego poder sacarlo bien. Dejaremos que la mezcla se temple y pasaremos a enfriar en la nevera.

Uso

El tratamiento se basa en aplicar esta pomada con un suave masaje sobre las arrugas de nuestro cutis, 1 o 2 veces al día. Dejaremos que actúe 30 minutos y retiraremos la mezcla con agua tibia.

Pomada antiarrugas de esencia de limón y mantequilla

Ingredientes

  • 200 gramos de mantequilla
  • 40 gotas de esencia de limón

Elaboración

Para elaborar esta pomada debemos poner en frasco cantidad indicada de mantequilla en trozos y calentarla al baño María para que no pierda propiedades. Una vez diluida debemos retirarla del frasco y esperar a que se enfríe un poco.

Mantequilla

Mientras dejamos que se temple, hay que añadir las gotas de la esencia y remover bien, cerrar el frasco y guardar en la nevera hasta su uso.

Uso

Hay que aplicar la pomada dando un masaje suave en las partes afectadas. Tenemos que aclarar con agua tibia, unos 20 o 25 minutos después de la aplicación. Hay que hacerlo dos veces al día, mañana y noche.

Pomada antiarrugas de cebolla, miel y cera virgen

Ingredientes

  • 30 gramos de zumo de cebolla (tres cucharadas)
  • 25 gramos de miel de azahar (una cucharada)
  • 30 gramos de cera virgen amarilla (se puede usar cera blanca, pero es mejor la amarilla)

Elaboración

Tenemos que extraer el zumo de la cebolla con la ayuda de nuestra batidora o machacando la verdura. Luego tenemos que fundir la cera al baño María en un frasquito o en un recipiente a fuego medio.

Cera amarilla de abeja

Una vez que tenemos la cera fundida tendremos que agregar el zumo de cebolla y la miel. Removeremos bien y la dejaremos enfriar antes de comenzar a usarla.

Uso

El tratamiento consiste en aplicar la pomada frotando nuestro cutis una vez al día (preferiblemente por la mañana).

Pomada antiarrugas de granada y mantequilla

Ingredientes

  • 20 gramos de zumo de granada (dos cucharadas)
  • 30 gramos de mantequilla

Elaboración

Tenemos que derretir la mantequilla al baño María a fuego muy lento. Una vez fundida debemos dejar que se enfríe un poco antes de agregar el zumo de granada. A continuación, removeremos bien y dejaremos enfriar.

Según removamos notaremos cómo la pomada va tomando cuerpo según se homogeneiza el zumo con la mantequilla. Después, solo queda cerrar el frasco y dejar enfriar en la nevera.

Te recomendamos leer: Alisa y reafirma tu piel con granada

Zumo de granada

Uso

El tratamiento consiste en aplicar esta pomada sobre nuestras arrugas 1 o 2 veces al día, tanto por la mañana como por la noche. Si solo se realiza una aplicación es preferible que sea matinal, pues por la noche la piel respira mejor limpia.

No se debe aplicar la pomada durante más de 10 o 15 minutos. Una vez transcurrido este tiempo tenemos que retirarla con agua tibia.

Siempre debemos tener la precaución de que al aplicar las pomadas estas no entren en nuestros ojos; además, también hay que poner cuidado en no ensuciar nuestra ropa y nuestro pelo. Teniendo esto claro, estamos listos para llevar a cabo su aplicación y disfrutar del efecto del cuidado de nuestra piel.

Fuente bibliográfica consultada: La belleza entra por la boca, de Txumari Alfaro.