Pon atención a estos cambios en tus lunares ya que podrían ser indicios de cáncer en la piel

Si tenemos dudas sobre si nuestros lunares están cambiando de tamaño podemos fotografiarlos dos días diferentes para comprobar si se presenta alguna variación y, en tal caso, acudir al especialista

Todos tenemos lunares pero debemos prestar especial atención a la forma que estos adoptan.

  • Hay que tener en cuenta que los lunares se dan sobre una pequeña zona de la piel.
  • Presentan un aspecto levemente oscurecido. Esto es así porque en esa zona se da un conjunto de células pigmentadas, también conocidas como melanocitos.
  • Lo más normal es que todas las personas tengamos por lo menos doce lunares. Hay pieles muy claras que tienen más de un centenar, pero no es lo más habitual.

La gran mayoría de lunares son considerados benignos, por la forma que tienen y el lugar en el que aparecen.

Y es que, como decimos, si bien la mayoría de los lunares son benignos, es necesario estar alerta por si empiezan a experimentar cambios y se vuelve cancerosos.

La mayoría de ellos son pequeños y se tienen desde la infancia o incluso nacimiento, suelen presentar una forma y color regular por lo que no hay motivos para preocuparse pero es bueno que tengas en cuenta una serie de puntos.

Gran parte de los lunares que sí pueden darnos problemas aparecen durante la edad adulta y suelen presentar unas características particulares.

Especialmente ante este tipo de lunares es fundamental estar en alerta e ir revisándolos como precaución para evitar alguna enfermedad grave como puede ser el cáncer de piel.

Algo tan sencillo como estar pendiente de nuestros lunares y aprender a reconocer ciertas señales puede salvar vidas.

¿Por qué aparecen los melanomas?

¿Qué-es-el-melanoma

En el 86 % de los casos en los que una persona presenta un melanoma este aparece por la radiación ultravioleta que emite el sol. Estos casos han sufrido un gran crecimiento desde los años 90.

Si se detecta a tiempo, puede haber un 80-90% de probabilidad de supervivencia, de ahí la importancia de las revisiones.

Visita este artículo: 6 síntomas de cáncer de piel que no debes ignorar

Síntomas a los que prestar atención

El melanoma

Para saber si puedes estar ante un cáncer debes prestar atención a una serie de señales.

  • La primera señal de que se trata de un melanoma son los cambios en la forma de los lunares o la aparición de uno nuevo.

Así que si ves que es un lunar nuevo o que ha cambiado de color, forma o tamaño, acude a tu médico. También tendrás que ver si su aspecto es diferente al de otros lunares de la piel o si es asimétrico, es decir, que sus mitades son diferentes.

  • Otro de los puntos que se deben tener en cuenta es si tiene bordes irregulares o si su color no es uniforme. En este sentido tendrás que observar si presenta manchas o sombras negras, marrones, rosadas, rojas, azules o blancas.
  • El tamaño también es importante. Mira si mide más de 6 milímetros o si crece.

Los nevos displásicos, es decir, los conocidos como lunares atípicos, son mayores que los lunares convencionales, pueden llegar a medir más de un centímetro. Es importante observarlos.

En el caso de que creas que su tamaño está aumentando es recomendable que hagas una fotografía del lunar y pasado unos días hacer otra. Si se confirman tus sospechas, acude a tu médico inmediatamente.

La inflamación, el dolor, el sangrado o la picazón son signos que podrían estar determinando un fuerte potencial maligno.

mujer con lunares

No obstante lo mejor es hacerse un chequeo de la piel con regularidad, especialmente las personas que tienen muchos lunares.

También se debe hacer si hay un historial de cáncer en la familia o si realizas exposiciones al sol muy prolongadas.

Debes tener en cuenta que los lunares no son hereditarios, pero sí se heredan los tipos de piel y unas susceptibilidades en la misma, por lo que se ha de extremar el cuidado en estas circunstancias.

Lee también: Cómo eliminar lunares de forma natural

Si te preguntas cómo puedes reducir el riesgo de desarrollar melanoma en el futuro, ten en cuenta que la forma más sencilla es siempre usar un protector solar con una protección mínima de FPS30.

Si sueles realizar exposiciones prolongadas bajo los rayos del sol, debes asegurarte de proteger tu piel con ropa, bloqueador, lentes y gorra.

En el caso de que hayas detectado que puedes estar ante un caso de melanoma, acude a tu médico inmediatamente y no pienses que quizá el lunar vuelva a su estado natural por sí solo.

Es importante ponerse en manos de profesionales lo antes posible.

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar