Cómo poner fin al síndrome premenstrual de manera definitiva

¿Sabías que tu alimentación y un buen manejo de tus emociones pueden ayudarte a mejorar los síntomas del síndrome premenstrual? Ambos nos permitirán equilibrar nuestras hormonas de forma natural

El síndrome premenstrual (SPM) conlleva diferentes síntomas para las mujeres en los días previos a la regla: dolor, hinchazón, migraña, cansancio, etc.

Estos síntomas pueden causar molestias leves, o bien ser tan graves que impidan incluso la rutina habitual de quien la sufre.

En este artículo te damos las claves para poner fin al síndrome premenstrual de manera definitiva con soluciones naturales. 

¿Se puede curar el síndrome premenstrual?

Aunque muchos ginecólogos digan que los dolores y las molestias que se sufren los días previos a la menstruación son normales, lo cierto es que no deberíamos ignorar ningún síntoma de nuestro cuerpo.

Aunque no sean cuestiones de gravedad, el dolor siempre nos está indicando un desequilibrio que debemos y podemos corregir, a ser posible, de manera natural.

El síndrome premenstrual se puede curar siempre y cuando estemos dispuestas a hacer cambios en nuestro estilo de vida para vivir de una manera más saludable, ya que las hormonas son muy sensibles al estrés, la contaminación, la mala alimentación, etc.

Aunque existen remedios que calmar las molestias de manera puntual, nuestro objetivo es poner fin o minimizar lo máximo posible el síndrome premenstrual.

Ver también: 5 remedios naturales para la amenorrea o falta de menstruación

¿Cómo poner fin a este síndrome?

1. Alimentación

Frutas

La alimentación es la base del tratamiento natural que debemos seguir para superar el síndrome premenstrual.

La dieta tiene el poder de curarnos o de hacernos enfermar, por lo que debe ser nuestro punto de partida para solucionar cualquier problema de salud crónico.

¿Cuáles son los alimentos que no pueden faltar en nuestros menús diarios?

  • Frutas y hortalizas, crudas (en ensaladas, jugos y batidos) y cocinadas.
  • Cereales integrales como la avena, la quinoa, el mijo, etc.
  • Legumbres.
  • Frutos secos y semillas.
  • Superalimentos como el cáñamo, la hierba de trigo, el cacao, la maca, etc.

También debemos comer buenas fuentes de proteína de origen animal (carne, pescado, huevo, lácteos) pero en cantidades moderadas y eligiendo siempre las de mejor calidad (a ser posible, ecológica).

2. Emociones

Las emociones están muy relacionadas con nuestra salud, tanto si son positivas como si son negativas.

Debemos tener en cuenta que el nerviosismo, la ansiedad, la ira o el estrés, entre otras, pueden afectar a nuestro sistema hormonal de manera negativa.

También influye mucho la relación que tengamos con nuestra pareja y nuestra capacidad para dialogar con ella.

Para ayudarnos a equilibrar las emociones podemos recurrir a las flores de Bach o a la homeopatía.

3. Ejercicio físico

Cuál es el mejor momento del día para hacer ejercicio

Hacer deporte no es solamente una manera de mantenernos con un buen peso o conseguir una musculatura tonificada.

El ejercicio físico activa el metabolismo y muchas otras funciones de nuestro organismo que favorecen una buena salud y un buen estado de ánimo. De hecho, después de practicar algún deporte nuestro organismo segrega hormonas que nos causan una agradable sensación de relajación, bienestar y felicidad.

  • Recomendamos combinar ejercicios de estiramientos y relajación una o dos veces por semana, con algún deporte de más intensidad, cada dos o tres días.
  • Podemos alternar ejercicios en el gimnasio con actividades al aire libre, según la estación del año.

4. Suplementos

Para terminar con el síndrome premenstrual de manera definitiva necesitaremos algunos suplementos que nutran y equilibren todo el sistema hormonal:

  • Maca: Tubérculo andino muy estimulante y antioxidante que actúa como regulador hormonal natural.
  • Sauzgatillo: Reduce los niveles altos de estrógenos que causan el estrés, a alimentación o algunos medicamentos como la píldora anticonceptiva.
  • Levadura nutricional o levadura de cerveza: Suplemento rico en vitaminas y minerales que favorece un buen sistema hormonal. Muy útil en casos de estrés.
  • Artemisa: Muy efectiva cuando se sufren fuertes dolores premenstruales.
  • Magnesio: Este mineral es imprescindible para una buena salud y para combatir todo tipo de dolores y trastornos nerviosos.
  • Vitamina C: Esta vitamina es muy beneficiosa para cualquier persona y muy efectiva para menstruaciones dolorosas y con coágulos.
  • Curcumina: Este componente de la cúrcuma es antiinflamatorio, analgésico y mejora la función del hígado y la vesícula.
  • Aceites vegetales de lino, de germen de trigo y de onagra: Ricos en ácidos grasos esenciales.

Te recomendamos leer: Remedio con ortiga para las menstruaciones abundantes

5. Técnicas naturales

Cómo controlar el dolor en el período menstrual

Algunas técnicas naturales pueden ayudar a poner fin al síndrome premenstrual:

  • Cataplasmas de arcilla en el vientre.
  • Tomar el sol durante 10 minutos cada día, sin protección solar.
  • Baños de pies con agua muy caliente.
  • Mantener siempre el vientre y las lumbares bien abrigados.
  • Estiramientos de la pelvis y la cadera.
  • Aplicar calor sobre el vientre con una esterilla eléctrica, bolsa de agua, etc.