Por qué debemos comer huevos varias veces por semana

Elena Martínez · 25 noviembre, 2016
Para obtener los máximos beneficios a la hora de comer huevos es determinante la forma de cocinarlos. Se recomienda consumirlos escalfados o ligeramente hervidos para no perder sus antioxidantes

¿Comer huevos es saludable o perjudicial? ¿Cuántos debemos comer? ¿Son todos iguales?

En temas de nutrición siempre encontramos diferentes teorías y, algunas incluso, cambian con el paso del tiempo.

En este artículo te contamos por qué comer huevos varias veces por semana es muy recomendable para conseguir una alimentación equilibrada y una salud óptima.

No todos los huevos son iguales

saber-sobre-los-huevos

El primer punto que debemos aclarar es la importancia de que los huevos sean orgánicos. En este caso, las gallinas se crían en libertad y se alimentan de manera natural, a base de semillas, plantas, insectos, etc.

En cambio, los huevos comunes proceden de gallinas criadas en grandes cantidades, algunas de ellas en jaulas individuales, a base de soja y maíz transgénico y diferentes tipos de aditivos y antibióticos.

Además de preferir los huevos orgánicos por su procedencia y su sabor, también son mucho más ricos en nutrientes, gracias a la variedad de la alimentación natural de las gallinas.

Ver también: Tratamiento de clara de huevo y cáscara de naranja para tonificar la piel

El huevo y la salud

En los últimos años hemos podido oír muchas críticas hacia el huevo que lo relacionaban con el riesgo de aumentar el colesterol y padecer enfermedades cardiovasculares.

Aunque sí que es cierto que todas las grasas de origen animal contienen colesterol, este dato no significa que sea perjudicial para la salud, ya que también es necesario para nuestro organismo.

El consumo de huevos orgánicos nos puede ayudar incluso a prevenir enfermedades como, por ejemplo, las que afectan al corazón.

Cada vez son más los nutricionistas que recomiendan la ingesta habitual de huevos como parte de una dieta saludable.

Más huevos y menos carne

Si queremos llevar una alimentación equilibrada y disfrutar del sabor y de los beneficios de este alimento, recomendamos aumentar la ingesta huevos y reducir la de carne, en especial la roja.

De este modo obtendremos proteína animal de buena calidad sin los riesgos de excedernos con el consumo de carne.

Además, hoy en día la carne ecológica es bastante cara, por lo que también resulta mucho más económico optar por los huevos. 

¿Qué nos aporta el huevo?

Qué nos aporta el huevo

El huevo nos proporciona una combinación excelente de proteínas de alto valor biológico, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales, y grasas saludables de fácil digestión.

Es un alimento muy nutritivo, rico en vitaminas A, B, D, E, beta-carotenos, ácidos grasos esenciales y minerales como el hierro, el fósforo, el potasio o el magnesio.

Conviene destacar que el huevo no contiene fibra ni carbohidratos.

Comer huevos varias veces por semana

Entonces, ¿cuántos huevos podemos comer a la semana? Una persona sana que lleve una alimentación equilibrada puede comer un huevo orgánico al día sin ningún riesgo para la salud y con la tranquilidad de estar obteniendo una excelente fuente de nutrientes.

Las personas que tengan dudas acerca de su estado de salud pueden consultarlo con un nutricionista, pero lo más probable es que puedan consumir entre 3 y 5 huevos a la semana sin ningún remordimiento.

¿Cómo los cocinamos?

Cómo los cocinamos

Aunque hemos afirmado que los huevos orgánicos son un alimento ideal en una buena alimentación, debemos señalar que la manera de cocinarlos también desempeña un papel fundamental.

Para no oxidar sus grasas y mantener intactos los antioxidantes que contiene, deberíamos evitar freírlos o cocinarlos en el microondas.

La manera más saludable de comer huevos es escalfados o hervidos ligeramente. Tampoco es conveniente cocerlos con el fuego alto durante varios minutos.

Si lo hacemos, observaremos al quitar la cáscara un tono grisáceo de la yema y un olor azufrado que señala que no lo hemos hecho de la manera correcta.

Lo ideal es hervirlos a fuego bajo durante poco rato, como en el caso de los famosos huevos pochados. Estos tienen la clara poco hecha y la yema líquida.

No obstante, insistimos en que para consumir los huevos poco cocinados deben ser siempre huevos orgánicos, para no correr riesgos.

Te recomendamos leer: 5 bebidas con frutos del bosque para llenarte de antioxidantes

¿Dónde conseguimos huevos orgánicos?

Cada país tiene su normativa específica para garantizar la calidad de los huevos. En algunos casos es mediante códigos impresos en la cáscara o con sellos de certificación ecológica.

También podemos comprarlos directamente a un granjero de confianza, que sepamos que las tiene en libertad, o bien optar por criar nuestras propias gallinas, si tenemos tiempo y un poco de terreno en casa.