Por qué debemos comer huevos varias veces por semana

Para obtener los máximos beneficios a la hora de comer huevos es determinante la forma de cocinarlos. Se recomienda consumirlos escalfados o ligeramente hervidos para no perder sus antioxidantes

¿Comer huevos es saludable o perjudicial? ¿Cuántos debemos comer? ¿Son todos iguales?

En temas de nutrición siempre encontramos diferentes teorías y, algunas incluso, cambian con el paso del tiempo.

Aquí te explicamos por qué comer huevos es recomendable para  una alimentación equilibrada y una salud óptima.

No todos los huevos son iguales

saber-sobre-los-huevos

Siempre es mejor que los huevos sean orgánicos.

Provienen de gallinas criadas en libertad y alimentadas de manera natural, a base de semillas, plantas, insectos, etc.

Los huevos orgánicos son mucho más ricos en nutrientes, gracias a la variedad de la alimentación natural de las gallinas.

En cambio, los huevos comunes proceden de gallinas criadas en grandes cantidades, algunas de ellas en jaulas individuales, a base de soja y maíz transgénico y diferentes tipos de aditivos y antibióticos.

Como curiosidad, no hay ninguna diferencia entre los huevos blancos y los de color.

Ver también: Tratamiento de clara de huevo y cáscara de naranja para tonificar la piel

El huevo y la salud

En los últimos años hemos podido oír muchas críticas hacia el huevo que lo relacionaban con el riesgo de aumentar el colesterol y padecer enfermedades cardiovasculares.

Los más recientes estudios demuestran que los huevos aunmentan el colesterol bueno (HDL) y tienen muy poca incidencia en las variaciones de colesterol malo (LDL).

El doctor Francisco López-Jiménez, de Mayo Clinic, explica que el riesgo de enfermedades cardíacas puede estar más relacionado a comidas grasas que suelen acompañar a los huevos, como tocino, jamón o aceites saturados.

Los huevos puede incluso ayudar a prevenir enfermedades del corazón, pues además de incrementar el colesterol bueno, pueden también bajar los triglicéridos y aportan antioxidantes,.

Cada vez son más los nutricionistas que recomiendan la ingesta habitual de huevos como parte de una dieta saludable.

Más huevos y menos carne

Si queremos llevar una alimentación equilibrada y disfrutar del sabor y de los beneficios de este alimento, recomendamos aumentar la ingesta huevos y reducir la de carne, en especial la roja.

De este modo obtendremos proteína animal de buena calidad sin los riesgos de excedernos con el consumo de carne.

Además, la carne ecológica es bastante cara, por lo que  resulta mucho más económico optar por los huevos. 

¿Qué nos aporta el huevo?

Qué nos aporta el huevo

El huevo nos proporciona una combinación excelente de proteínas de alto valor biológico, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales, y grasas saludables de fácil digestión.

Es un alimento muy nutritivo, rico en vitaminas A, B, D, E, beta-carotenos, ácidos grasos esenciales y minerales como el hierro, el fósforo, el potasio o el magnesio.

Conviene destacar que el huevo no contiene fibra ni carbohidratos.

Comer huevos varias veces por semana

Entonces, ¿cuántos huevos podemos comer a la semana?

Una persona sana que lleve una alimentación equilibrada puede comer un huevo orgánico al día sin  riesgo para la salud.

Si dudas consúltalo con un nutricionista, pero es probable que puedas consumir entre 3 y 5 huevos semanales sin remordimientos.

La publicación del Departamento de Salud de Estados Unidos “Dietary Guidelines for Americans“, recomienda comer entre 5 y 7 huevos a la semana.

¿Cómo los cocinamos?

Cómo los cocinamos

Aunque hemos afirmado que los huevos orgánicos son un alimento ideal en una buena alimentación, debemos señalar que la manera de cocinarlos también desempeña un papel fundamental.

Para no oxidar sus grasas y mantener intactos los antioxidantes que contiene, deberíamos evitar freírlos o cocinarlos en el microondas.

La manera más saludable de comer huevos es escalfados o hervidos ligeramente.

Tampoco es conveniente cocerlos con el fuego alto durante varios minutos.

Si observas un tono grisáceo de la yema y un olor azufrado al quitar la cáscara, significa que están mal cocidos.

Lo ideal es hervirlos a fuego bajo durante poco rato, como en el caso de los famosos huevos pochados. Estos tienen la clara poco hecha y la yema líquida.

Te recomendamos leer: 5 bebidas con frutos del bosque para llenarte de antioxidantes

¿Dónde conseguimos huevos orgánicos?

Cada país tiene su normativa específica para garantizar la calidad de los huevos. En algunos casos es mediante códigos impresos en la cáscara o con sellos de certificación ecológica.

También podemos comprarlos directamente a un granjero de confianza.

  • Whole egg consumption improves lipoprotein profiles and insulin sensitivity to a greater extent than yolk-free egg substitute in individuals with metabolic syndrome. Blesso CN1, Andersen CJ, Barona J, Volek JS, Fernandez ML.Department of Nutritional Sciences, University of Connecticut, Storrs. (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23021013
  • Daily egg consumption in hyperlipidemic adults - Effects on endothelial function and cardiovascular risk. Valentine Njike, Zubaida Faridi,1 Suparna Dutta, Anjelica L Gonzalez-Simon,and David L Katzcorresponding. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2904713/
  • Decrease in blood triglycerides associated with the consumption of eggs of hens fed with food supplemented with fish oil. Bovet P1, Faeh D, Madeleine G, Viswanathan B, Paccaud F. (2007). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17134951