¿Por qué debemos consumir huevo habitualmente?

Aunque siempre se ha dicho que comer huevos aumenta el colesterol, esta afirmación es falsa. Además, los huevos nos aportan proteína animal, como la carne o el pescado

El huevo es uno de los alimentos más nutritivos que existen. Es rico en proteína, grasas saludables, vitaminas y minerales, y es un alimento fácil de cocinar y que suele gustar a todo el mundo. Ahora bien, ¿por qué es recomendable consumir huevo?

¿Qué nos aporta el huevo?

Por qué consumir huevo

El huevo es un alimento que en poca cantidad nos aporta muchos nutrientes y por eso decimos que tiene un gran valor nutritivo:

  • Es muy rico en proteína de alta calidad biológica, es decir que contiene todos los aminoácidos esenciales en las cantidades adecuadas para nuestro organismo.
  • Contiene vitaminas del grupo B (B1, B3, B12, ácido fólico y biotina), A, E y D.
  • Contiene minerales como el selenio, el zinc, el fósforo o el hierro.

La mayoría de los componentes se encuentran en la yema, si bien la clara es la que contiene principalmente la proteína.

Beneficios para la salud

  • Gracias a sus componentes y especialmente a su contenido en proteína es ideal para deportistas, mujeres embarazadas y niños.
  • Su contenido en vitaminas del grupo B nos ayuda a obtener energía, equilibrar el sistema nervioso y mejorar la función cerebral.
  • Su contenido en vitamina D nos ayuda a absorber el calcio y a evitar enfermedades como la osteoporosis u otros problemas óseos.
  • Es ideal en casos de anemia, gracias a su contenido en hierro y otros minerales.
  • Es un alimento imprescindible en etapas de recuperación y convalescencia, ya que además de ser muy nutritivo no suele dar problemas digestivos.
  • El selenio y el zinc lo convierten en un alimento altamente antioxidante, lo cual nos ayuda a evitar el envejecimiento celular.
  • Gracias a que incluye luteína entre sus componentes, el huevo ayuda a prevenir los trastornos visuales causados por el envejecimiento, como la degeneración macular o las cataratas.
  • Con huevo crudo podemos preparar mascarillas muy hidratantes para la piel y el cabello, mezclándolo con otros ingredientes como el aceite de oliva o de almendra, la avena o la levadura de cerveza. Lo recomendamos especialmente en casos de piel seca y cabello estropeado o con puntas abiertas.

¿Cuántos huevos podemos comer?

huevo RMT

Hace varios años se empezó a decir que consumir huevo no era tan saludable, por lo cual se recomendaba no comer más de tres huevos a la semana ya que podía aumentar significativamente los niveles de colesterol y triglicéridos.

Sin embargo, esta afirmación ha ido perdiendo fuerza a medida que se ha demostrado que lo que más provoca estos niveles aumentados son el consumo de las grasas trans, de la combinación con el resto de alimentos o incluso estar padeciendo continuas situaciones de estrés.

Podemos consumir huevos casi diariamente, según nuestra situación y teniendo en cuenta que deberíamos combinarlos con vegetales, así como ser conscientes que son proteína animal y por lo tanto no sería necesario incluir carne o pescado en la misma comida.

Además, si queremos bajar de peso o debemos reducir los triglicéridos, evitaremos consumirlos fritos o incluidos en salsas, postres, etc.

También podemos alternar, por ejemplo, los huevos de gallina con los de codorniz.

¿Cómo consumir huevo?

El huevo nos ofrece múltiples posibilidades en la cocina:

  • Frito: preferiblemente en aceite de oliva, con un poco de ajo y sal marina.
  • Cocido: es mejor cocerlo menos de un minuto y después dejarlo en el agua hasta que esté tibia, o bien volverlo a poner a cocer pero apagarlo al siguiente hervor, para evitar las sustancias azufradas que le dan más olor y un aspecto grisáceo a la yema
  • Pasado por agua: coceremos brevemente el huevo e inmediatamente lo pasaremos por agua fría para detener la cocción y que el huevo quede semicocido, ideal para mojar con pan.
  • Revuelto: lo haremos también a la sartén, como si fuera frito, pero revolviéndolo con una cuchara de madera. Es delicioso combinado con ajos tiernos, gambas, setas o queso.
  • Tortilla: la tortilla la preparamos batiendo el huevo y friéndola en la sartén. Podemos hacerla de patata, verduras, champiñones, guisantes, etc.

Además, no nos olvidemos que muchas recetas ya incluyen el huevo, como son la salsa mayonesa, los rebozados, los bizcochos, los merengues, etc.

¿Tienes más ideas para consumir huevo habitualmente?

Imágenes por cortesía de cobalt123, formalfallacy Dublin y RMT

  • Josué Gonzalez. (2013). Colesterol. 1. https://doi.org/10.1109/FCST.2015.28
  • Torres, L., & Francés, M. (2008). La dieta equilibrada. Pdf. https://doi.org/http://www.nutricion.org/publicaciones/pdf/Gu%C3%ADa%20AP-Diet%C3%A9ticaWeb.pdf
  • Bonfil, C. (2012). Triglicéridos. La Jornada. https://doi.org/10.1006/abio.1998.2759